Quantcast

Alerta Kamarada: Una historia oral (Parte 2)

Sebastián Narváez Núñez

Sebastián Narváez Núñez

A 20 años de su fundación y en las voces de Javier Fonseca y Pablo Araoz, presentamos la segunda entrega de la historia detrás de la banda que ha sido un indiscutible referente del reggae colombiano para el mundo.

Todas las fotos son cortesía de la banda.

*Lee la primera parte de esta historia por aquí.

Bogotá, 1996. Un grupo de cuatro amigos de barrio se unieron tras una fiesta de casa para crear una banda que sería, sin lugar a duda, referente y el punto de convergencia para hablar del reggae en Colombia. Su historia musical se empezó a contar desde el punk y el ska, y poco a poco fue migrando al reggae sin dejar de lado lo contestatario y lo social de sus letras. Pasaron del underground al reconocimiento masivo, para expandir un mensaje del cual se han abanderado a lo largo de sus dos décadas de existencia. Su nombre es un grito libertario, la resistencia su causa inagotable y la conciencia su aporte a la sociedad.

En las voces de Javier Fonseca y Pablo Araoz, revivimos la segunda parte de la historia detrás de Alerta Kamarada, una que se empieza a narrar desde su primera llegada a Jamaica en el 2006 para la grabación de su disco Somos Uno, pasando por su reconocimiento a nivel mundial, su importancia para la escena nacional y sus más recientes 10 años de lucha, sonido y poder.

Les damos la palabra. 

***
JAMAICA: EL ENCUENTRO ESPIRITUAL CON EL REGGAE

Javier Fonseca: Nosotros ya estábamos haciendo el Festival Reggae Colombia desde el 2004 en Bogotá, y cuando vino Junior Reed a presentarse en el 2005 es que se nos da la oportunidad de ir a Jamaica. Allá llegamos en el 2006. El estudio base donde hacíamos todas las cosas era el de Reed, pero también andábamos siempre de parche en el de Sugar Minott, que era donde estaba Prince Ranny junto con una mano de artistas grandísimos de la isla. En Jamaica se dio la oportunidad de hacer canciones con Sugar Minott y Big Youth. Estar ahí era absorber la geografía y la atmósfera que nos rodeaba, llenarnos de influencias que estábamos viendo y viviendo, porque nosotros éramos un poco protagonistas de todo eso. Eran noches y días de creación, de tocar en sound systems y ver la aprobación del parche. Compartir al lado de mucha gente muy grande, de componer y visitar los estudios. Estuvimos cuatro meses allá empapándonos de todo.

Pablo tenía un disco duro y ahí estaba toda la información que llevábamos desde acá, unas cosas pre producidas que llevábamos allá para combinar. Tuvimos la oportunidad de entrar al estudio con Sly Dumbar a hacer dos canciones que fueron "Somos uno" y "Si el camino se ve difícil". Fueron días de grandes enseñanzas, pasamos hasta terremotos y huracanes.

Pablo Araoz: Hay una cosa importante para destacar ahí y es que justo un año después de que nosotros hicimos el álbum de Somos Uno, lo mandamos para Jamaica y fuimos invitados a participar en un festival histórico que era el Reggae Sunsplash: el primer festival de reggae en la historia. Resulta que este se había dejado de hacer durante mucho tiempo, y nos presentamos además en su última edición. Fue una cosa histórica, era la primera vez que UB40 tocaba en Jamaica, estaban todos los duros, fue una experiencia tremenda.

Cartel de la última e histórica edición del Reggae Sunsplash 2006

Cantando en Black Youth Roots Promotion (los cuarteles generales de Sugar Minott) De izquierda a derecha, Chuchu Benz, Prince Ranny, Javier Fonseca, Purpleman y rasta

La leyenda Big Youth grabando en One Blood records la versión de "Legal"

Cantando en el popular sound system dominical de Caymanas River

Componiendo con la banda de Sugar Minott en su sala de ensayo

Grabando en Jamaica con Sly Dunbar en Anchor Recording, 2006.

Ensayando en la isla de Providencia

En la presentación del Reggae Sunsplash, Jamaica 2006

Lanzamiento del álbum 'Alerta', febrero 25 de 2004

JF:  Luego de eso llegamos a Colombia y queríamos que la canción "Somos uno" fuera la que lanzara el álbum, y resultó que no. Un día en una emisora muy importante nos pidieron una lavadora para la esposa del programador y entonces ahí entendimos un poco cómo era ese juego de la radio y de la payola. Nunca hemos creído que tenemos que pagar para sonar, entonces paila, eran cosas que estaban muy alejadas a nuestras posibilidades tanto comerciales como económicas. Buscamos otros lugares, tocamos otras puertas, radios comunitarias y así.  La sorpresa de este disco fue la canción "Princesa", que de un momento a otro empezó a gustarle a la gente y ya un par de años más adelante se volvió súper popular. Eso fue como entre 2007 y 2008, el disco lo sacamos en el 2006.

Cuando esa canción tiene su auge la reeditmos, y agregamos un par de temas más a esa nueva edición del disco, con nuevo arte. Universal Music nos llamó para distribuirlo, entonces lo hacen llegar un poco más lejos de lo que podíamos llevarlo nosotros. Empieza a sonar y dura 34 semanas en el top de la radio comercial de Colombia, que eso es muchísimo tiempo. Llegábamos a lugares en donde no pensábamos que nuestra música sonara. Llenamos unos lugares rarísimos y eso fue del putas, porque empezó también la música reggae a asomarse y con ella aparecieron más los artistas nacionales con sus propuestas. Era una oportunidad nueva de que la música llegara, para que algunas radios sonaran a otros artistas de Colombia y de otros países de afuera que también se habían vuelto grandes en latinoamérica. También fue gran momento porque abandonábamos en cierta medida el nicho underground y salimos a la luz pública, a mostrar qué era lo que pasaba en ese mundo. Se trataba de mostrar que sí se podía crear en un estudio pequeño,ser una banda independiente y todo eso. No éramos los únicos, había muchas bandas en esa época que estaban en esa colada.

LA DESINTEGRACIÓN

Techo en la Candelaria, 2004

JF: La separación de la banda empezó después de Jamaica, a finales del 2006.

PA: Paradójicamente estábamos en el mejor momento. Pero ahí hubo algunos que se sintieron mal, o que dijeron "esto no es lo mío". Daladier estaba desesperado de vivir en la ciudad y estaba mamado de los medios de comunicación y del dinero. Él quería un estilo de vida más natural y se fue a vivir a San Agustín. Hernando Zamora "El zorro", quería hacer otras cosas.

JF: En esas duramos dos años, Pablo, Felipe y yo,como los únicos de esa formación inicial y con otra gente.

PA: Ya con músicos invitados.

JF: Después seguimos componiendo y empezamos a hacer un disco que salió en el 2010 que se llamó Historias de Pueblo.

PA: Eso fue ya cuando Felipe se había ido de la banda.

JF: En el 2008 teníamos un disco armado y tuvimos que abordar otras cosas. Historias de Pueblo lamentablemente no tuvo la difusión que queríamos, porque es un súper recontra disco. En el tuvimos la oportunidad de grabar con el maestro Alfredo Gutiérrez, la mezcla se hizo con Richard Blair, que es parcero, fue lo primero que hizo Pablo como productor en One2 Records, de Alerta Kamarada. Fue una chimba, tiene una energía bien poderosa y unas composiciones muy ásperas.

PA: Habíamos tenido la oportunidad de conocer a la hija de Alfredo Gutiérrez, y siempre hemos admirado su música, desde los Corraleros de Majagual. Lo llamamos un día y nos dijo que nos viéramos. Viajamos a Barranquilla y al otro día temprano ya estábamos ahí con él mostrándole la música. Nos dijo que lo iba a escuchar y que nos veíamos luego, porque él iba a venir a Bogotá, que lo grabáramos acá. Finalmente no pudo venir y tuvimos que volver a Barranquilla como ocho días después y lo grabamos en el estudio de un amigo que se llama Nacho Nieto. Fue mágico. Él llevó como cinco acordeones al estudio y le pusimos la música, ya sabía exactamente lo que queríamos. Cuando íbamos en el taxi hacia el estudio nos iba tocando las ideas que tenía, fue brutal. Era una inspiración. Lo que queríamos en la canción era que tuviera un espíritu de Andrés Landero, el rey de la cumbia, y como él fue amigo personal del maestro Gutiérrez, entonces era como nuestra manera de estar con el mismísimo Landero.

Lee también: Guacharaca Calling

DEL UNDERGROUND AL RECONOCIMIENTO

JF: Alerta Kamarada ya ha acompañado varias generaciones, y eso también influye un resto porque en nuestros conciertos llegan y nos piden foto diciéndonos: "Regálame una foto, mira te presento a mi papá él fue el que me mostró tu música"; y el papá "uy sí yo los escucho a ustedes desde hace tanto tiempo". Eso ya es algo que marca una pauta. De pronto hay gente que lo vio a uno desde los tiempos del punk, o desde los tiempos iniciales del reggae; gente que iba a los conciertos y de repente la vida les cambió porque tuvieron sus hijos.

Pero aparte del boom que fue "Princesa", que nos dio el reconocimiento masivo, desde el principio de la banda siempre hubo un buen feeling con la gente. Siempre había un reconocimiento de banda y, como estábamos pequeños, nos veíamos un poco diferente para lo que sucedía con respecto a la vida nocturna de la ciudad y del país. Ya viajábamos y tal. Luego empezábamos a aparecer mucho en prensa y ganamos premios Shock y un montón de reconocimientos. También estaban los tiempos de City TV cuando tenían el programa Mucha Música, donde había la oportunidad de pasar los videos, e incluso tuvimos la oportunidad de hacer un toque la verga en la Plazoleta del Rosario con La Mosca tse Tse. Eso fue lo que acompañó el proceso y definitivamente. Lo que lo hizo explotar fue el disco Somos uno con la canción "Princesa", pero "Legal" y "En lo profundo", sonaron mucho en la radio cultural.

Otras de las cosas que pasaron en esa época fue la oportunidad de tocar en el Show de las Estrellas de Jorge Barón, en Agua Azul, Casanare. Con la patadita de la buena suerte y toda la parafernalia que incluye asistir a ese programa, aunque esa vez, contrario a muchos, nosotros no terminamos doblando, tocamos en vivo. Gracias a esos reconocimientos servimos de puente para traer a artistas a Colombia.

SU INFLUENCIA EN LA ESCENA NACIONAL, LAS COLABORACIONES Y EL HECHO DE SER LA BANDA BASE DE OTROS ARTISTAS

JF: Con todas las bandas que hay acá de nuestro género y los cercanos, siempre ha habido una relación de amistad y camaradería. La influencia, si no fue musical, pudo haber sido la motivación de ver a unos muchachos haciendo las cosas y decir "hey yo también si quiero puedo hacerlo". Creo que eso motivó a muchos artistas de nuestra escena nacional. Algunos nos buscan para mostrarnos sus canciones, pedirnos consejos, proponernos colaboraciones y nosotros cada vez que podemos tendemos la mano, porque hemos vivido esa parte de empezar, querer hacer cosas y linkearse con gente. Nuestra época fue diferente. Afortunadamente somos nosotros quienes podemos tirarle el lazo y el flotador a algunas personas para que hagan sus cosas y también pongan su semilla.

PA: También ha pasado mucha gente por la banda, más de cien en realidad.

JF: De destacar, Germán Calderón que fue un saxofonista que trabajó muchos años con nosotros. Con él grabamos, entre otras cosas, el saxo de "Legal". Daladier Arizmendi que no fue fundador pero fue un gran hermano y amigo de antes de la banda, tocó la percusión. Los vientos de San Alejo también tocaron con nosotros un tiempo; Yesid Parra, Jose Mario Betancourt que es el guitarrista de triple X,Gabriel Perea....

PA: Hay mucha gente. Tanta que a veces ni nos acordamos.

JF: Hasta Diego Cadavid también tocó con nosotros. El Duque por supuesto que hizo parte de la alineación dura tanto en el backstage, como ya frentiando en la batería. Un primo mío que se llama Mario y es DJ Rex que tiene un proyecto que se llama Onix también.

Javier Fonseca y Diego Cadavid

PA: En un tiempo hubo unos sanandresanos que tocaron batería: Donald Manuel y Nilson Romero.

JF:  Walfran, uno que se nos quedó en España durante una gira. No se quiso devolver. Ximena Ángel, Luis Aquitian, Danielita Parra, Diana Pereira, Inspecor Fyah, de Gotas de Rap, nos acompañó en una gira... y bueno combinaciones con una cantidad de artistas: Andrea Echeverry, los de La Etnnia, una canción con Cabas, Alfredo Gutierrez. Los primeros baking band fueron para Fidel Nadal, I jah Bones, Junior Reed, Junior P, Pablito Molina, Sugar Minott, Empress, Tanya Stephens, Anthony B, Lee 'Scratch' Perry, Marla Brown, Dabba Dub, Jah Fabio, Papa Michigan, Alex Marley, Sister Nancy, Delys Rans, Nee Lemous.

Fidel Nadal

Manu Chau

Damian Marley

Lee 'Scratch' Perry

Lee 'Scratch' Perry

LA ERA DE ONE2 RECORDS: EL SELLO Y ESTUDIO DE GRABACIÓN DE LA CASA

PA: A mí siempre me ha gustado la parte del sonido,  estudié cine en Black María y me empecé a orientar por ahí. Tuve una oportunidad de ganar una beca en Roma, pero no asistí porque me haló más duro la música y la banda. Ya cuando fui papá me vi en la necesidad de meterme en un trabajo estable y así poder responder con toda la cosa. Terminé trabajando en una productora de televisión, luego aprendí a pro-toolear y ya después reconfirmé que tocaba hacer un estudio. Finalmente en la casa donde vivo salió la oportunidad de montar el estudio, renuncié al trabajo y con unos ahorros que tenía empecé a comprar equipos y a montarlo. Eso fue como en el 2010, más o menos.

Le pusimos One2 Records, porque es el ritmo del latido del corazón, el pum-pum, los tambores nyahbinghi. Ahí empezamos a trabajar la pre producción y la producción de los proyectos de Alerta y también muchas cosas con amigos: con La Etnnia, un grupo de punk de Medellín que se llama Nadie, unas peladas caleñas también de punk que se llaman Silicona Valley; el proyecto Ancestronics de electrónica y música colombiana del maestro Gustavo Pantera, que es una re chimba pero no ha salido aún.  Ahí se hicieron varias cosas del disco  Made In One2 vol. 1 y 2, cosas de  Historias de Pueblo y de nuestro último disco, pero básicamente la idea del estudio es que sea una plataforma para artistas nuevos, para poder desarrollar sus proyectos. Tenemos la idea de sacar un vinilo con un one riddim que es una misma pista donde cantan muchos artistas sus versiones, lo queremos hacer con gente de reggae y rap de España y Jamaica.

Lee también: Fotos inéditas de Bob Marley parchando en Jamaica

DE HISTORIAS DE PUEBLO AL PRESENTE Y FUTURO DE ALERTA KAMARADA

JF: Después de Historias de Pueblo realmente empezamos a viajar un montón. Con Pablo nos recorrimos todo Estados Unidos en Sound System, una recontra chimba. Con la banda fuimos un par de veces a Europa y durante esos viajes, tanto nacionales como internacionales, conectábamos con mucha gente. Nos metíamos a estudios y empezábamos a hacer canciones y videos. En esa onda salieron un par de discos con colaboraciones como el Made In One2, Vol 1 y 2. De esos discos hay una canción que se volvió viral en Europa y en Colombia que se llama "La misión" junto a Green Valley, con la que ganamos como mejor videoclip en el 2013 en España. Afianzamos también la alineación actual con la que estamos haciendo un disco al gusto y a la medida. 

PA: También fue muy emocionante haber asistido a la Décima Conferencia Guerrillera de las FARC en donde estos manes tuvieron su última reunión como grupo armado. Nos invitaron a participar y nosotros aceptamos porque estamos comprometidos con la causa. Nos pareció una oportunidad lindísima de poderle llegar a gente a la que nunca le ha llegado esto, y más porque el reggae siempre ha sido una música muy comprometida con la paz. Poder lanzar esos acordes y que la gente haya sentido esa música como de ellos, estando acostumbrados a la carranga y a la música popular y verlos bailar con el reggae, fue una experiencia tremenda. 

Es muy emocionante también porque nosotros nacimos en guerra, una guerra que se ha venido recrudeciendo por las diferencias sociales tan absurdas que hay en este país, habiendo para todo el mundo. Esto es ver que por fin hay una posibilidad de un cese al fuego y de un acuerdo de que la guerrilla más antigua del mundo deje las armas y se convierta en un partido político. Es emocionante. También da mucho temor que vuelva a pasar lo mismo que pasó con la Unión Patriótica, donde hubo un magnicidio en el que mataron a todos los líderes sistemáticamente. Eso es algo que nosotros queremos visibilizar en este tema de la paz.

Pablo Araoz en la Décima y últma Conferencia Guerrillera de las FARC-EP

Javier Fonseca en la Décima y últma Conferencia Guerrillera de las FARC-EP

Lee también: Baile, música y paz en el Yarí: Memorias de la X Conferencia de las FARC

JF: También nos pasaron cosas pailas, pero así sucede. De eso se aprende. La hora de meterse la mano al bolsillo es un momento difícil porque a veces uno tiene que pedir prestado y se demora en pagar. A veces la gente que es la encargada de pagar la plata y en la que uno confía que está alrededor de uno, no hace bien las cosas y es difícil tener el control de todo. A veces la inexperiencia también es una mamera, pero después eso es lo que nos ha construído y nos ha permitido aprender de esos errores.

Otro de losmomentos difíciles son los tours. A veces no se viaja con todas las de la ley, a veces solo es un buen festival y los otros son pequeños shows que mantienen la gira. No todos los conciertos son llenos de cien mil personas, ni de cinco mil personas, hay conciertos que son de veninte personas y son increíbles, hay conciertos que son de setenta personas, y así. Quizás también cuando la banda se separó en el 2006 fue lógicamente duro, porque teníamos una idea de seguir haciendo cosas bacanas y solo se necesitaba un poco más de compromiso. Los que nos comprometimos con la idea fuimos Pablo y yo. La muerte de Daladier también fue dura, inesperada, insospechada. Uno no piensa que eso le pueda pasar a alguien cercano a uno y menos del parche.

PA: Para mí lo más duro fue la muerte de Daladier, es una cosa que me shokeo. Como dice Javier, no lo esperábamos y menos una persona tan tranquila y tan pacífica. Uno se pone a pensar en quién era la gente que quiso matarlo, por qué lo mató de esta manera, qué querían mostrar con eso, porque es muy triste darse cuenta que nosotros siempre hemos sido un grupo preocupado por la situación de nuestro país y siempre hemos sido activistas por la paz, habíamos trabajado con organizaciones de derechos humanos y con gente dentro los cuales han estado desaparecidos y víctimas del estado, pero cuando lo toca a uno así tan de frente, se le llevan un familiar así, es tenaz, es una cosa muy dolorosa.

JF: En todo este tiempo también nos hemos mantenido en nuestra idea de las letras desde un principio con un gran aporte a lo social. También nos hemos enamorado un poco entonces han aparecido canciones de amor. Pero el disco que estamos haciendo ahora, que es el volumen dos de Love Is In Da House, tiene estas cinco canciones que lo llevan a uno de un lado al otro y así mismo las letras. Hay una canción muy contestataria, que es "Ready, Punk y Army", y hay otras canciones esperanzadoras como"La música al rescate". O como la de "Muchachos buenos" que vista con un trasfondo es algo realmente importante que estamos denunciando, entonces eso no cambia.

PA: Una cosa que tenemos desde el principio y que no es posible clasificarla entre buena o mala, es que todas las canciones son muy diferentes y eso le ha gustado a la gente. Hubo una búsqueda del chucu chucu, de la cumbia y la salsa y exploramos por ese lado con el maestro Pantera, haciendo una canción más colombiana, como "Calor y ambiente" o "Ámame". Incluso la misma de Alfredo Gutiérrez. Pero en este momento, ya llegando a las 40 sentimos que la vuelta y lo que queremos seguir haciendo es música jamaiquina con sabor colombiano, a eso le estamos apuntando. Creo que eso nos ha mantenido dentro de una línea y no hemos perdido nuestro contenido social. 

JF: En diez años nos vemos un estudio bien grande, escuchando otro disco nuevo sentados en las mismas.

PA: Con los hijos tocando, opinando y grabando.

Alerta Kamarada y la alineación actual (2016)