Quantcast
Maniquí Lazer sigue siendo una chingonería

Entrevista, descarga exclusiva de su último sencillo y la portada de su nuevo disco.

Foto: Daniel Patlán / @folkmetender

Más de uno se quedó con boca abierta con el regreso de Maniquí Lazer, fue una de las sorpresas más inesperadas. En los 2000's, figuró entre las bandas más importantes del Norte de México y fue reconocida a nivel nacional e internacional. Máximos representantes de un estilo característicamente único que nadie ha sabido definir nunca con exactitud; su sonido no era punk, no era rock, no era noise, era algo diferente. Tienden al uso de instrumentos y gadgets a un estilo electrónico pero también han incurrido en estilo de punk. Estos vatos son unos genios en lo que hacen.

En lo personal, los shows de Maniquí Lazer eran sin duda los mejores. Uno se contagiaba de la energía de la banda. Y yo en mis plenos teen years, la banda ayudó a construir una profunda apreciación por lo que estaba ocurriendo por mis tierras. Sin embargo, la ruptura de la banda causó esa decepción que ocasiona el adiós de una relación. Es más: si se trata de un gusto intenso y la relación acaba antes de lo que tú hubieras querido, la sensación de pérdida puede parecer insoportable. Valiendo madre, pues.

En cambio, después de 4 años de su ruptura –en el 2012– Maniquí Lazer toma la fortuna decisión de regresar al escenario. Y es así como reaparecen y a mí en mis twenty-something me regresa la nostalgia de aquel amor. Uno puede escuchar la música con otra perspectiva, desde otro punto y simplemente darse cuenta que Maniquí Lazer sigue siendo una chingonería. Y no hay lugar para lamentaciones del tiempo perdido sin la banda. El regreso es con nuevo disco. Dead Celebration –cuarto álbum– una buena forma de construir hacia el futuro y reactivar de nuevo a la banda.

Me senté con Valentín Torres, quien durante el intermedio de la banda aprovechó para canalizar su talento hacia su proyecto solista Vampire Slayer. Es él quien me da todo el insight del regreso de la banda.

La ruptura de Maniquí Lazer, ¿fue período de pausa o lo tenían percibido como el fin de la banda?

Al principio pensamos que era un descanso y después fue cambiando un poco por la dirección que empezaron a tomar las vidas de cada uno. Hasta que lo sentimos como que era el final de la banda. Después de eso nos invitaron hacer nuestra aparición en el All My Friends Music Festival y nos juntamos a ensayar . Y ahí fue donde salió nuestro nuevo disco.


Me comentas que All My Friends Music Festival en Tijuana logró reunirlos, ¿cómo fue ese primer show después de tanto tiempo?

Pues fue algo muy chistoso sentimos como si nunca hubiéramos dejado de tocar y a la vez reencontrarnos con viejos amigos, músicos y conocidos de la escena. Fue algo que nos animó a volver a juntarnos y trabajar de nuevo en el proyecto.

Con todo y tiempo off, ¿qué crees que no ha cambiado desde que inició Maniquí Lazer?

Creo que no ha cambiado las ganas de hacer música. Ni ha cambiado la dirección por donde Maniquí Lazer quiere llevar su música y creemos que la ideología en si de la banda sigue intacta. Eso sí, nos cansamos más en tour jajajaja.

No sólo se reúnen pero también lanzan nuevo disco – Dead Celebration. ¿Qué sensaciones les ha provocado retomar el proceso de grabar nuevo álbum?

Todos los procesos de grabaciones en nuestros discos han sido diferentes y ésta vez no fue la excepción. Ésta vez trabajamos con un objetivo más claro y sabiendo que era lo que queríamos desde un principio en cada una de las canciones.

Dead Celebration, cuarto álbum de Maniquí Lazer ¿cómo fue el proceso de un nuevo disco? ¿Dónde lo graban? ¿Quién lo produce?

El proceso fue diferente a los demás discos. Ésta vez trabajamos con un amigo y productor de Mexicali, Daniel Amaya. Él tiene su estudio en Mexicali y lo conocíamos desde antes por la escena musical de la ciudad. Supimos que estaba formando su propio estudio y nos interesó ver cómo sería trabajar con él porque como músico siempre había hecho cosas interesantes. Al final, terminó aportando muy buenas ideas al disco y ésta vez nos tomamos más tiempo para grabar ya que en la producción entramos también nosotros junto con Daniel. Así que nos enfocamos mucho en canción por canción. Dead Celebration también fue masterizado por nuestro hermano y nuestro asesor de Static Discos, Ruben Tamayo (Fax).

La pregunta es obligada: ¿cómo se compara/contrasta Dead Celebration de sus anteriores?

Eso creo que la gente al tener el disco y escucharlo van decidir si contrasta mucho o seguimos siendo el mismo sonido. En lo personal, como banda creemos que tuvimos una evolución pero sin dejar atrás la esencia de Maniquí Lazer.

El nuevo álbum, tiene colaboraciones con otros artistas. Por ejemplo, Lo Blondo de Hello Seahorse!, ¿cómo se da tal colaboración?

En el proceso de grabación sentimos que se necesitaba una voz femenina y nos imaginamos la voz de Denise. Decidimos contactarla y ella dijo que sí. Sin ningún problema de hecho. Denise aparece en dos canciones del disco. La verdad, ella supo como meterse en la atmósfera del disco y por donde lo llevábamos. Un saludo a Denise por punk rocker.

¿Qué sabor de boca les deja éste nuevo álbum después de años de ausencia?

Nosotros teníamos bien claro que si sacábamos otro disco tendríamos que estar realmente satisfechos con nuestro trabajo. No hacer algo que se sintiera forzado. Los primeros ensayos estuvieron raros. Pero poco a poco, se fue dando todo hasta que llegamos a terminar nuestro disco. Sentimos que este disco nos deja un buen sabor de boca porque lo hicimos sin ninguna presión y compartimos muchas ideas como banda, que quizá sin el descanso jamás hubiera sucedido.

En sus primeros discos – I Learn Everything On TV y The Amazing Kingdom Of The Animals In The Zoo Chapter 1: Magical Medicine – hay una inquietud por romper sonidos convencionales; Es difícil catalogar a Maniquí Lazer dentro de un género musical, sería imposible. Sin embargo, se les titula como una banda punk. ¿Qué opinas de esa etiqueta?

Para nosotros el término punk no es ni un estilo de música ni moda. Creemos en lo personal que somos una banda punk desde que salimos de tour dejando nuestros trabajos sin importar si vamos a llegar con menos dinero. Nos tocó presentarnos en diferentes escenarios para mucha o poca gente pero siempre tocamos con la misma energía. Dentro de la ideología de la banda siempre nos procuramos hacer nosotros todo: desde cargar nuestros instrumentos , platicar con la gente hasta encargarnos de bookear los show y cuando se puede llegar temprano a los shows para ver a todas las bandas porque no sabes cuando una te puede sorprender. No necesitemos estar drogándonos y gritar “anarquía” para ser punks como todavía muchos piensan.

No sé si el éxito se puede medir por la cantidad de billetes que te pueda meter tu música a la cartera. Sin embargo, a pesar de ser independientes y sin disquera, Maniquí Lazer sigue con todo después de años desde su inicio, ¿cómo persevera Maniquí Lazer?

No es que estemos en contra de las disqueras, de hecho siempre andamos buscando alguien con quien trabajar siempre y cuando concuerde con nuestras ideas. Algo que sí tenemos muy claro es que hacemos música porque eso es lo que tenemos que hacer. Es como una maldición de la cual no puedes escapar pero a la vez es en donde nos sentimos mejor ya sea tocando en un escenario, grabando o compartiendo música e ideas con nuestros amigos. Al final, llegamos a esta vida sin dinero e igual nos iremos así.

Y después de años de ausencia y con el regreso más potente dentro de la música en México, Maniquí Lazer comparte first-time ever – para NOISEY– la portada del disco Dead Celebration y también nos regala "Teeth Wound", canción de su nuevo disco.