Hablamos con Kombilesa Mi, el grupo que hace hip-hop en San Basilio de Palenque

Antes de su presentación en el Festival Centro, nos contaron sobre su vida en Palenque, la influencia de la champeta en su música y el hip hop como medio de resistencia.

|
14 enero 2016, 5:10pm

En San Basilio de Palenque, un pequeño corregimiento en el departamento de Bolivar, se reunen muchas de las riquezas culturales autóctonas más importantes de nuestro país. Un lugar clave en nuestra geografía que reune tradiciones musicales, gastronómicas y danzas traídas por los africanos que hicieron de Palenque su hogar, después de haber escapado de las cadenas de la esclavitud en los tiempos de la Colonia.

La música es uno de los puntos más importantes de la cultura en esta localidad y se reproducen ritmos como la chalusonga y el bullerengue con instrumentos autóctonos como el tambor alegre, el llamador, la tambora y la marímbula, instrumentos que se enseñan de generación en generación.

Entre toda esta tradición hay artistas palenqueros que están buscando un espacio en la música por medio de expresiones musicales urbanas, como es el caso de Kombilesa Mi, un grupo de músicos de Palenque que encontraron en el hip-hop una forma de resistencia y una manera de contar sus vivencias.

No utilizan beats sacados de un computador. Acompañan sus rimas con los golpes de los tambores y cantan en lengua palenquera, una mezcla de bantú africano, español, portugués y francés. Hablamos con Andris Padilla, el líder de la agrupación, antes de su presentación en el Festival Centro para que nos contara sobre su proyecto, la vida en San Basilio de Palenque y la influencia de la champeta en su música.


Andris Padilla Julio (Afro Neto)

Noisey: ¿Por qué decidieron ustedes, unos jóvenes de Palenque, empezar a cantar hip hop?

Andris: Nosotros decidimos rapear porque vimos en el rap esa contundencia que nos permitía expresar todas esas manifestaciones culturales que tiene Palenque. Acá hay muchos géneros como la salsa, la champeta, el reggaetón y el vallenato, pero nosotros vimos en el rap una manera para narrar claramente lo que es Palenque. Vimos en el rap esta contundencia que no vimos en otros géneros, además el hip hop como tal es un movimiento de resistencia, de lucha. Nosotros estamos haciendo resistencia y estamos luchando por preservar, guardar y divulgar las manifestaciones culturales de nuestro hogar por medio del hip hop.

¿Cuánto tiempo llevan tocando?

Kombilesa Mi nace el 20 de julio del 2011.

¿Y cual fue la razón para empezar a rapear en lengua palenquera?

Decidimos que ibamos a rapear sobre la cotidianidad de Palenque, pero tenía que ser en lengua palenquera para demostrar esa manera de resistencia de nuestra comunidad. Nosotros rapeamos en español y en lengua palenquera con el fin de mantener nuestra lengua viva en cualquier lugar del mundo en donde estemos como grupo y como personas porque estamos transmitiendo ese conocimiento que hemos adquirido de los mayores, a los niños que vienen detrás nuestro.

Al comienzo fue difícil rapear en lengua palenquera porque nosotros tampoco la conocíamos muy bien por la discriminación que tuvo nuestra lengua hace unos años. Había mucha gente que decía que es español mal hablado. Con Kombilesa hemos acercado a muchos jóvenes a la lengua y fue una buena idea para hacer algo propio y original.


Keila Regina Miranda Pérez (KRMP)

¿Cómo es la relación del grupo con la champeta?

La relación de Kombilesa con la champeta es realmente mucha porque nosotros, sinceramente, nos levantamos escuchando champeta. Seguimos a grandes exponentes de la champeta palenquera como Viviano Torres, Anne Zwing, Louis ‘El rasta’, ‘El palenquero fino’, Charles King entre otros. Ellos son artistas palenqueros que se vieron obligados a salir a Cartagena y Barranquilla para poder tener acogida en la música que hacían, porque en ese tiempo no se conocía mucho. Gracias a ellos, ahora se ha creado otro movimiento llamado champeta urbana.

Tenemos mucha relación con ellos porque esos champeteros, que están más adelantados que nosotros por su trayectoria musical, nos han enseñado técnicas vocales. Igualmente a nosotros nos encanta la champeta y hemos grabado cada uno por su lado canciones de champeta por gusto propio. Actualmente estamos buscando la manera de hacer una champeta, o como nosotros le llamamos, un rap champeteado, con un artista de Cartagena que hizo una muy buena canción que nos llamó mucho la atención y estamos bregando a ver si podemos hacer algo juntos.

Y además de la champeta, ¿qué otros elementos de su cultura local podemos encontrar en Kombilesa Mi?

Pueden encontrar una variedad de ritmos. Nosotros lo que hacemos es fusionar los ritmos tradicionales como por ejemplo el bullerengue y entonces la base del tambor alegre que nos acompaña cuando rapeamos tiene una base de este género. Es una fusión bastante interesante en la que puedes encontrar otros ritmos como mapalé y chalusonga, que es el género del que salió la champeta. Todo eso nosotros lo unimos con el rap, así que hay una marcada influencia palenquera y sus ritmos tradicionales en nuestro proyecto.

¿Cómo ha sido la recepción de la gente mayor de San Basilio de Palenque a la música que ustedes hacen?

Al comienzo hubo muchos celos de los mayores. Palenque es una comunidad muy arraigada a su cultura que resguarda mucho lo propio. Hubieron muchos maestros como Rafael Cassiani Cassiani que ha sido mi maestro en la música tradicional y Edwin Valdéz a quien también respeto mucho que cuando inició Kombilesa Mi con pistas hechas en Fruity Loops y sacadas en internet, se preocuparon mucho porque sentían que no estábamos manteniendo el espíritu original de la música palenquera.

Recibimos muchas críticas porque, claro, ellos pensaban que estábamos dañando lo tradicional metiendo música de gente de Estados Unidos, de Cuba, de Venezuela. Cuando vieron que éramos varios músicos y estábamos haciendo música con la marímbula, la tambora, el tambor alegre, el llamador, las maracas y que aparte en nuestras letras estábamos hablando de Palenque, ya se convencieron que estábamos encaminados a lo que ellos querían.

Después de eso, empezó a llegar el apoyo de los mayores, que gracias a Dios nos colaboraron con ideas para que con su herencia, nos volviéramos mejores de lo que éramos. Actualmente hay un orgullo tremendo en Palenque por lo que hacemos y hasta grabamos una canción con el Sexteto Tabalá llamado “Esta tierra no es mía”. Es un orgullo enorme para nosotros. Nos estamos convirtiendo en una referencia de los jóvenes que están retomando el legado de los mayores.

¿Hay más grupos de raperos en San Basilio de Palenque?

Sí, hay otro grupo que se llama Rap Ku Suto, que en nuestra lengua palenquera significa “rap con nosotros” pero a diferencia de Kombilesa, ellos hacen su música con pistas en CD, usan Fruity Loops y están más influenciados por Norteamérica. Nosotros también estuvimos influenciados por Norteamérica cuando comenzamos porque vimos por primera vez el rap a través de videos musicales en internet y videos que traían los palenqueros cuando salían de la comunidad a vender. Igualmente ahora hay muchos artistas de la comunidad que están motivados para hacer rap con base en la música que hemos hecho nosotros.


Ali Fernando Navarro Salas (Mc PM)

¿Tienen pensado grabar un disco este año?

Figúrate que nosotros ya estamos en ese proceso. Tenemos las canciones grabadas y ahora estamos en el proceso de masterización de la mezcla. Esperamos que en este 2016 salga nuestro disco con todas las de la ley, ya tenemos eso cocinadito. Nueve canciones que de seguro van a gustar mucho y están llenas de amor, fortaleza y mucha tradición.

***


Kombilesa Mi se estará presentando el 15 de enero en la Fundación Gilberto Alzáte junto a un cartel rebosante de música diversa y nutritiva para sus oídos. Para consultar toda la programación del Festival Centro, visiten su sitio web y síganlos por aquí y también por acá.