Bestiärio: folk punk bogotano para ebrios medievales

Antes del estreno de su disco debut 'Este infierno', el secreto mejor guardado de las calles bogotanas después de Treffen nos regala su nueva canción "Los niños del kaos".

|
oct. 15 2015, 6:58pm



Según tres diccionarios distintos de internet, un bestiario, en la literatura medieval, es una colección de relatos, descripciones e imágenes de animales reales o fantásticos, en los circos romanos esta palabra hacía referencia al hombre que se enfrentaba a las fieras y en la escena underground bogotana, Bestiärio, con diéresis en la a, es una banda de folk punk hechiza conformada por músicos amateurs y lo suficientemente autodidactas como para armarse de instrumentos poco convencionales y aprender a tocarlos a punta de tutoriales en YouTube.

Basta con escuchar los primeros 20 segundos de cualquiera de sus canciones para sentirse en medio de un bar medieval del siglo XV rodeado por personajes de dos metros de altura con barbas espesas y despeinadas, cuyas vestiduras están manchadas con sangre del bando contrario, alzando sus jarras de metal con cerveza rebosante de espuma mientras cantan un himno victorioso de su más reciente enfrentamiento.

Todo esto, por supuesto, entre mamíferos de chamarras y crestas.

A eso suena la complicidad del acordeón de Jimmy Bautista con la mandolina de Fausto Robles, el contrabajo de Daniel Colmenares, el banjo de David Rivera y el único instrumento de percusión, que es, créanlo, un lavadero o washboard que toca Kometo (obligatorio en bandas pre-rock anglo en aquel género primitivo llamado “skiffle”). Esos cinco elementos componen Bestiärio, una banda que desde mediados del 2013 unió personajes de la escena psychobilly, rockabilly, hardcore y garage provenientes de bandas como Eutänasia, The Kitsch y The Cowboys From Hell, para darle vida a un grupo de pura tripa callejera capitalina inspirado por la banda estadounidense Blackbird Raum.

Lejos de las cantinas de la edad media, el hábitat natural para la música de Bestiärio va desde las tarimas en bares de mala muerte, hasta Transmilenios y cualquier lugar con un andén lo suficientemente amplio como para no estorbarle al peatón ensimismado ni al espectador casual que decida quedarse a curiosear. “Tocar en la calle hace que estemos tocando para todo el mundo porque van pasando niños, ancianos, gente con plata... incluso ha habido habitantes de la calle que nos han dado monedas”, dice Fausto Robles con la satisfacción de quien no toca por plata, ni por necesidad, sino por diversión y aún así se puede dar el lujo de decir que desde los instrumentos que hacen parte de la banda hasta un 50% de su primer LP Este infierno, próximo a salir, se ha logrado financiar con lo que la gente ha dejado en los estuches de la banda que reposan en el asfalto.

Esto sí que es autogestión...

Durante estos dos años de improvisación callejera y ensayo casero, Bestiärio no sólo ha superado todos los niveles de tutoriales de YouTube, sino que también ha pasado del folk ruso que hacía en sus inicios, a un folclor global y más punkero, de las calles a los bares y de los bares a tarimas como la reciente versión del Festival Manizales Grita Rock.

Después de todo esto la banda se prepara para lanzar su primer trabajo discográfico titulado Este infierno, un disco hecho en casa gracias a que, como dice David Rivera (banjo), “dentro de la banda tenemos todo lo necesario para hacer un CD: justo dos ingenieros de sonido, dos diseñadores gráficos y un publicista”. Cada detalle fue hecho a mano por los mismos integrantes de la banda: la grabación, mezcla y masterización estuvo a cargo de Jimmy y Daniel en Walking in Circles Records, y las ilustraciones e intervenciones artísticas fueron un trabajo conjunto entre Fausto y Kometo, lo que dio como resultado un disco que en su versión física que estará acompañado de un verdadero bestiario en el que se intervinieron y mezclaron artes de libros antiguos con ilustraciones pícaras de doble sentido y mensajes ocultos que sirven para ambientar el librillo que contiene las letras de los 12 temas que hacen parte del LP, lo cual demuestra, entre líneas, que por más punk que sea el punk, se puede hacer un disco en un cuarto donde solo caben una cama, un gato, cinco personajes y un Mac sin terminar siendo un intento mediocre.

Antes del lanzamiento de su disco, donde además se presentarán bandas como Pütchi, Ministerio de Vagancia, Lupus y Salidos de la Cripta, los chicos de Bestiärio nos compartieron “Niños del Kaos” una canción catártica, cruda y gozona. Como dice una de sus líneas, “Música incendiaria para disfrutar temas que a tu abuela le podrán gustar”.

¡La banda manda a decir que el que no vaya es tombo!

***
Sigan los pasos animales de Bestiärio por aquí y caigan al lanzamiento de Este Infierno este sábado 17 de octubre. Info del evento aquí.