Estas son las 10 bandas ecuatorianas que tienes que escuchar

Con esta sabrosa lista, Radio COCOA, el parche que más sabe la escena musical ecuatoriana, hace su debut en Noisey.

|
feb. 17 2016, 8:07pm

Swing Original Monks en vivo. Fotógrafo: Juan Pablo Viteri.

El futuro de la música está en Ecuador. Todos los rincones de este pequeño país bendecido con la sabiduría de los Andes, la sabrosura de la costa pacífica y toda la magia de la selva, irradian sonidos únicos y experimentales que reclaman el ser escuchados en todo el mundo. El éxito de Nicolá Cruz y su “andes step”, demostró que en Ecuador están pasando cosas grandes e interesantes a las que hay que pararles bolas. Por eso le abrimos este espacio a nuestros amigos y amigas de Radio COCOA, una radio digital anclada en Quito que desde hace varios años ha sido el epicentro de la música independiente ecuatoriana. Son la voz más autorizada para hablar de lo que está sonando en la mitad del mundo y en su primera participación en Noisey nos presentan diez grupos que la están rompiendo y a los que no hay que perderles la pista.

Este recorrido aborda la sabrosura del folclor y la música típica mezclada con sonidos contemporáneos que logran una venosa combinación para bailar sin mente. Pasa por una serie de proyectos enmarcados en la psicodelia, el indie, el rock y folk. Nos muestra la furia de las rimas creadas en las calles de Quito y toda la potencia del rock y el metal forjados en la mitad del mundo.

Prepárense por que el sonido ecuatoriano está en la casa y llegó con toda.

Swing Original Monks

Una banda que estimula el zapateo y el movimiento corporal impulsivo. Los reyes del ‘swing original’ tienen al Ecuador cantando sus canciones desde 2010. Ellos se definen como la “banda que mezcla todo” y a eso suenan: sanjuanes, marimbas, champetas y contratiempos balcánicos se juntan todos entre saltos y momentos teatrales. Han recorrido todo el Ecuador y llevado sus sonidos a Estados Unidos y Europa. Para 2016, con más canciones y su zapateo reforzado, preparan un nuevo disco producido por El Visitante de Calle 13, con quienes estuvieron tocando en España el año pasado. Este álbum promete una alta dosis de delirio que pondrá al mundo a bailar al compás de los Monks.

La Máquina Camaleón

Pop platónico desde Quito. Este proyecto fue el hit indiscutible de la escena ecuatoriana del 2015. La máquina es operada por un ser que posee varias caras, facetas y personalidades que se sintetizan en “El Camaleón”: un tipo performático, energético y soberbio llamado Felipe Lizarzaburu, quien ha sabido manejar estratégicamente a su público. Online, ha establecido una interacción incesante y directa que apela al humor. Offline y sobre la tarima, presenta una puesta en escena fresca, rocanrollera y explosiva. Es como una ola que te empuja y que no para de revolcarte. En Roja (2014), su álbum debut, la banda estableció la dosis psicodélica entre letras ocultistas, rock y un órgano setentero con claras referencias a Tame Impala o The Doors. Desde su aparición, la banda no ha dejado de tocar, está metida en todo: desde casas hediondas hasta los festivales de música más importantes del Ecuador. Inclusive, integró el cartel del Hermoso Ruido 2015, en Bogotá. Este año, La Máquina se prepara para lanzar Amarilla, su segundo álbum que presentará y que tendrá un giro sonoro más bailable.

Da Pawn

Da Pawn construyó su sonido bajo la idea del proyecto solista de Mauro Samaniego, su vocalista, y fue adquiriendo cuerpo hasta convertirse en una banda de cinco miembros muy bien armada. Sus melodías suspiran desde las paredes del folk en modo lo-fi y desatan temas cargados de nostalgia, paisajes de atardeceres y viento en la cara. Un concierto suyo no está completo sin el coro tímido del público que siempre acompaña la voz dulce de Mauro. Ahora se ha transformado en una ballena que transpira más rock y psicodelia, logrando una atracción sonora incuestionable. Pensar en Da Pawn evoca los brillos de sus sesiones, las letras sumergidas en poesía y un EP conmovedor de baja fidelidad.

Macho Muchacho

Math rock desde Guayaquil. Este es uno de los proyectos instrumental más sofisticados y prolíficos del Ecuador. Su EP Eme Eme es un balazo a tu cerebro. Música compleja, experimental e inesperada que te vuela los sesos con sus composiciones abundantes y matemáticas que apelan al live sampler/loop. Sobre el escenario, no hace falta un frontman que avive las masas porque esta banda de cuatro músicos te golpea tanto como si fueran diez. Es una paliza al cuerpo y mente que no se detiene. Pilas con Macho Muchacho que este año estará lanzando su primer LP.

Lolabúm

Pertenece a la nueva ola de músicos sub-20 del Ecuador: pelados que acaban de salir del cole y que ya tocan en los escenarios más importantes del país. La banda se formó en Quito en el 2014, cuando todos sus integrantes tenían 17 años. Compusieron sus primeros temas inspirados en una adolescencia musicalizada por Arctic Monkeys, The Velvet Underground y At The Drive In. En enero del 2016, lanzaron El Cielo, su disco debut, el cual recopila los hits simples pero hiper pegadores que armaron en sus primeros ensayos, junto a las canciones más ruidosas y oscuras que señalan la nueva dirección de la banda. En su música predominan las letras que hablan sobre sábados en los que se pasa súper mal, o sobre romances que suceden vía Skype. Lolabúm está sonando bien, y tienen una gran comunidad de fans para probarlo.

Mugre Sur

Esto es hip hop desde el sur de Quito. Como queda insinuado en su nombre, para el imaginario local, el sur de la ciudad es la cara menos aséptica y glamurosa de la capital. Y es ese el punto de partida para nutrir la crudeza y el contenido social de sus rimas. Lejos de ser un proyecto genérico de hip hop, Mugre Sur pone sobre la mesa sonidos y estéticas propias que, rima a rima, escupen en la cara del poder y en general, de la sociedad ecuatoriana. Sus videoclips, aunque poco ostentosos en recursos, son ricos en experimentación y punch visual.

Pánico

Se trata de una novedosa reinterpretación del folclor latinoamericano. Es el proyecto de Sebastián Valbuena, 25 años, músico e ilustrador quiteño a tiempo completo. En sus temas, las letras tristes están al frente, montadas sobre una instrumentación que no es compleja, sino más bien recursiva. Los ritmos populares están ahí –sanjuanito, pasillo o bossa–, pero mezclados con armonías más contemporáneas y varios samples. Pánico crea una película muy lo-fi: su sonido no supera la fidelidad del micrófono integrado de su computadora, con el que graba baterías, guitarras que suenan como bajos e incluso violines. Esa forma de aproximarse a la grabación le da a Pánico una habilidad sorprendente de conmover.

André Farra

Podría compararse con Drake, pero no debemos llamarlo “El Drake ecuatoriano”. Cada vez que sube a un escenario produce un pequeño terremoto: baila y se dirige de forma amenazante al público. André Farra y su show se acercan más a la elegancia y a la precisión violenta del box que al concierto de un MC cualquiera. Su grupo se formó el año pasado y actualmente se proyecta con una armonía matemática. Su EP Late puede ser encontrado en Soundcloud.

3Vol

Rock delirante con una dosis funky-jazzy para menear el cerebro. Son tres y saben de dónde vienen y qué quieren: hacer música fuerte, pero recargada con ritmos andinos 6x8, principalmente albazos. Tal vez por eso utilizan ponchos de lana de borrego. Durante sus conciertos saltan y gritan incitando a la formación de pogos gigantes, pero no por eso deja de resaltar el virtuosismo de sus integrantes al momento de tocar sus instrumentos, como si fueran órganos de sus cuerpos. 3Vol está por sacar su álbum en vivo llamado 3Vol EN LLUCHO (llucho=desnudo en quichua).

Colapso

Banda emblemática de la escena pesada. Indudablemente el oficio del metalero no es ni glamuroso ni rentable, pero si algo forma es carácter. Después de un hiato de 4 años, Colapso reapareció en el 2015 con Portales, su producción más trabajada hasta la fecha. Su evolución como proyecto da cuenta del desarrollo de un sonido propio que se nutre de varias de las líneas extremas del metal, pero que al mismo tiempo se arriesga a descubrir nuevos matices, estructuras y elementos sonoros. En vivo es una banda que despierta fuerzas oscuras y genera reacciones histéricas. Su talento es consistente en todas sus líneas: cuerdas, percusiones y voz. Para este 2016, se alista para llevar su sonido demoledor a tierras europeas.

***
El parche de Radio COCOA estará escribiendo una columna cada quince días en Noisey en la que hablaran de lo qué está pasando en la escena musical ecuatoriana. Mientras tanto sintonicen la radio por aquí y contáctense con ellos por este lado.