Un texto escrito desde la cárcel revelaría los orígenes del reggaetón

Al parecer, la historia no ha sido suficientemente justa con Jaime "El Gringo" Davidson.

|
oct. 15 2015, 2:00pm

Una de las imágenes que son parte de la campaña de liberación de Jaime "El Gringo" Davidson.

En 1990, Jaime "Gringo" Davidson tuvo una idea genial: imprimirle un sello panameño al tema "Trailer Load a Girl", del hombre bala del dancehall, Shabba Ranks. El resultado de este experimento musical fue bautizado como "Trailer lleno de guiales" y es hoy una de las piedras angulares del reggaetón en su más temprano estadío: "Tengo un trailer lleno de guiales, en la bahía pa aclarar/ necesito un oficial que las deje pasar/ guiales, guiales, de todos laos/ de Panamá Puerto Rico y Santo Domingo/ guiales, guiales de todos lao's/ las más buenas de todas son de Panamá", cantaba el Gringo sobre una base sugerente de dancehall, reggae y soca. Con esta canción, Gringo la sacó del estadio y esto hizo que vislumbrara su futuro como uno de los pioneros de esa música, producto de un movimento que venía gestándose desde los 80 y que, inexplicablemente, sigue espantando a la liga de la decencia y a todo su parche de almas insatisfechas.

Navegando por el fondo del Google Chrome, encontramos un documento muy curioso, escrito en 2007 por Gringo "El Original", quien, apelando a la libre expresión y como parte de una aparente estrategia legal, hablaba sobre los orígenes del reggaetón y la escena que lo vio nacer. Un hallazgo dorado que nos despierta dos preguntas: ¿Cuál fue la necesidad de El Gringo para publicarla? ¿Y por qué, siendo uno de los pioneros del género, desconocemos su historia?

Corrían los años 80 cuando Jaime Davidson, panameño descendiente de jamaiquinos, se mudó a Brooklyn, Nueva York. Mientras tanto, nuestros amigos (que también eran suyos) El General, La Atrevida, El Maleante, Poncho Pan y Nando Boom la rompían con plena panameña —manufacturada desde la gran manzana— en las batallas de reggae en español más sudorosas. En esta fase embrionaria, la fórmula castellanizaba al reggae, que era parte de la cultura de los descendientes de los jamaiquinos que llegaron a Panamá a construir el canal, en ese momento no se conocía el dembow dominicano, que fue creado poco más tarde y, a diferencia de este último, los precursores panameños discuten que estuvieran influenciados por el hip-hop. El Gringo contribuía al movimiento con cuatro éxitos además de "Trailer lleno de guiales": "Dónde lo conseguiste", "Menéalo pa' arriba (feat. Tito), "Pasaporte pa' mi canyon" y "Tiny Winey (feat. Tito)" (posteriormente grabaría una colaboración con Magic Juan, de Proyecto Uno), canciones cuya repercusión fue considerable en términos de impacto en la audiencia de ese momento. Según sus propias misivas, la historia le ha negado al Gringo la justa oportunidad de ser consolidado como un emblema del reggaetón, y a muchos otros la oportunidad de brillar como verdaderos pioneros, mientras han sido otros los que, como suele suceder, se han llevado el crédito.

A principios de los años 80, Jaime Davidson era conocido como Jaime Ranks, DJ y dueño de uno de los sistemas de sonido dancehall que fue utilizado, incluso, por el mismo General antes de grabar dos de sus catedrales, "Tu pum pum" y "Te ves bien buena". El mismo Jaime Davidson es mencionado en el mito de creación del nombre del género, escena en la que aparece de la mano de Michael Ellis, manager de El General y figura fundacional del movimiento: «Con todo respeto les quiero decir que la verdad es que Michael Ellis, el mánager de El General, me dijo que no dijera "reggae", que lo pusiera como algo grande y, como a todo lo grande nosotros le ponemos "on", como cabezón, camisón, etc., entonces, lo llamamos "reggaetón", un reggae grande. Es la plena verdad», declaró en una entrevista publicada en 2008. En ese mismo artículo, Jaime Davidson reclama la influencia de "Trailer lleno de guiales" en los beats de "Rompe" de Daddy Yankee y hasta de "My Hips Don't Lie" de Shakira con Wyclef Jean. ¡Pum!

Foto vía Midiario.com

La historia en internet cuenta que en 1990, El Gringo estaba a punto de grabar su primer álbum cuando uno de sus amigos le pidió prestado su auto. Luego de esto, este personaje terminó involucrado en una gresca entre policías y narcotráficantes en Pensilvania, en donde un policía murió. El crimen se le adjudicó al dueño del automóvil, o sea a El Gringo, y la historia de este extravagante personaje dio un giro oscuro e inesperado: fue arrestado en 1992 y desde entonces libra una condena de tres cadenas perpetuas.

Desde hace 23 años, Dávidson ha sorteado todo tipo de batallas legales desde la cárcel para comprobar su inocencia. En tanto, se ha visto involucrado en una segunda lucha por la recuperación de su legado artístico (incluso hasta enfrascado en discusiones con el panameño Omar Antonio Pacheco Bonilla, alias Gringoman The Producer, quien, durante todos estos años, reprodujo y cantó los éxitos del Gringo, "El Original").

Como parte de su estrategia legal, de recuperación de derechos y autorías, y como un ejercicio de construcción histórica de memoria, El Gringo ha engordado los archivos de un sitio web misterioso y alucinante, un contenedor de documentos históricos sobre su vida, memorias y reflexiones que acumula documentos y relatos sobre su participación en la gestación del reggaetón. El texto que publicamos a continuación fue escrito en el año 2007 y se encuentra disponible en dicho sitio, Prisioners for Change (Prisioneros por el cambio). En dicho documento, desmenuza conscienzudamente actores, medios y lugares que participaron en la gestación del reggaetón y hace una serie de reflexiones sobre la colaboración intergeneracional entre los miembros del movimiento reggaetonero, además de discutir las posturas erróneas y especulaciones sobre su gestación.

Una verdadera joya del internet que nos deja una pregunta final: ya en serio, ¿estará diciendo la verdad El Gringo?