Ilustración: Kim Cowie | Noisey

La ciencia real detrás de por qué 'Despacito' es un éxito

Hay un montón de razones basadas en teoría musical sobre porqué esta canción ha dominado este año.

por Emily Bootle; ilustraciones por Kim Cowie
|
sep. 15 2017, 11:01pm

Ilustración: Kim Cowie | Noisey

En caso de que no te hubieras dado cuenta por los posts de Instagram tipo 'Que rico clima para quedarse en casita / Una sopita para el frío / Cafecito para empezar el día / o cualquier otra cosa que se pueda hacer básicamente en cualquier otro momento del año por el hecho de que ahora hasta las estaciones son marcas', es septiembre. Eso significa que comenzó el fin del año, la temporada favorita de todos. La temporada de los discos ligeramente oscuros y alternativos de bandas como The National y Wolf Alice, que se pueden escuchar tirados en el piso con un té y una cobijita. Hay una canción de verano, sin embargo, que continuará sonando en los carros que pasan a las 2 de la mañana por la autopista, y sirve como una luz para guiarnos hasta el próximo abril. Esa canción es "Despacito".

'Despacito' ha sido recientemente nombrada la canción oficial del verano por parte de Spotify. Es la canción con más streams de todos los tiempos, ha destrozado los charts, y se ha reencendido a si misma en las retinas del 2017 a través de un remix con Justin Bieber, ayudando a catapultarla a la súper-fama en países angloparlantes. La popularidad no es necesariamente una medida de valor, pero no se puede ignorar el éxito de la canción. En términos musicológicos, 'Despacito' también tiene rasgos distintivos que la hacen objetivamente más un banger que otras canciones. No se hizo en una hora en el estudio –es una canción bien elaborada, sonora e intrigante que puede convertirse en el soundtrack de una generación. Seremos los primeros en pararnos a bailar con globitos y sombreros ridículos cuando se escuche el primer acorde de esa legendaria guitarra en una boda en 2037. Más allá de sus decenas de repeticiones pop y su temática poco profunda, es una canción notable: extremadamente pegajosa, fácil de bailar, pero también sentimental y nostálgica. Y no es casualidad.

Los acordes en 'Despacito' resultan familiares para nosotros, porque, básicamente, son los cuatro mismos acordes utilizados para componer la mayoría de la música pop contemporánea (en términos técnicos, están etiquetados como I, IV, V y VI). El escritor Wayne Marshall llegó a este gran punto sobre el sistema de acordes en un texto para Vulture, y sugiere que 'Despacito' los utiliza en un orden diverso (VI, IV, I, V). Específicamente, utiliza Si menor, Sol mayor, Re mayor y La mayor -en ese orden. Sin embargo, usar Re mayor como el acorde I, implicaría que toda la canción está en Re mayor (el acorde I siempre es el mismo que la clave en que está la canción, porque es el acorde construido en la primera nota de la escala, el IV se construye en la cuarta nota, V en la quinta, etc).

Pero en realidad, 'Despacito' está en lo que discutiblemente es Si menor. Este es el acorde con el que la canción comienza y termina, y el que tiene la mayoría de tracción (la palabra "despacito" como tal, se canta sobre un acorde de Si menor). Si has estudiado música, sabrás que Si menor está estrechamente relacionado con Re mayor, así que no será una sorpresa para ti. Pero –no te me vayas a perder aquí- la forma en que entendemos la estructura armónica de la canción cambiaría un poco si tomáramos Si menor como acorde I, en lugar de Re mayor. En relación con Si menor, Sol mayor es vi, Re mayor es III, y La mayor ni siquiera debería formar parte del esqueleto armónico de la clave. La secuencia de acordes I, vi, III, VII disminuído, que es lo que tenemos al mirar estos acordes como si la canción estuviera en Si menor y no Re mayor, sería poco convencional para una canción pop latina (¿sigues conmigo?).

En última instancia, Marshall tiene razón al leer los acordes como I-VI-V-vi de Re mayor en un orden diferente, porque estamos trabajando con la armonía funcional occidental aquí. Cuando digo que los acordes son "funcionales", quiero decir que el sonido que producen nos hace sentir en tierra. Otras canciones han sido escritas con los acordes en este orden, por supuesto (el podcast Switched On Pop cita 'Complicated' de Avril Lavigne y 'África' de Toto, entre otras) – así que "Despacito" no está descubriendo el agua tibia. Pero esta pequeña sensación de incomodidad en la secuencia de acordes, su rareza, se combina con un sentimiento familiar, porque esencialmente todavía utiliza los cuatro acordes más convencionales de la música occidental contemporánea. Debido a que no podemos entenderlo, no nos aburrimos y la canción se vuelve adictiva. En este sentido, la secuencia tiene dos efectos notables.

Primero, la progresión de V a vi (La mayor a Si menor) que ocurre cuando la secuencia de acordes se inicia de nuevo –es decir: lo que se oye cada cuatro líneas, más claramente a la mitad del coro, con "[Re mayor] Para que te acuerdes si no estás con-[La mayor!]-migoooo / Despa-[Si menor!]-cito" –tiene un nombre pomposo y elegante. Se le conoce como "cadencia ininterrumpida", y no suena completa porque el I (la raíz o primera nota de la clave) se reemplaza en la progresión de acordes por la vi (una clave menor que puede sonar melancólica o dramática). En 'Despacito', entonces, esto explica cómo los acordes pueden parecer trabajar en la clave de Re mayor, mientras que la canción se siente como si estuviera en Si menor. Cada vez que se repite la secuencia (que es esencialmente cada cuatro líneas) oímos una progresión V-vi o una cadencia interrumpida –como en 'África' de Toto (que, como se mencionó anteriormente, usa la misma estructura de acordes que 'Despacito'), en la parte de "...a hundred men or more could ever dooo", sobre el acorde V, que lleva al acorde vi bajo "I bless the rains down in…". Es ese tipo de resolución no tan resuelta.

La segunda razón por la que esta progresión hace ruido en nuestros oídos es porque un La mayor no es un acorde que encaje en la escala de Si menor. Introduce lo que se conoce como un sabor modal a la canción. Expliquemos esto. Un modo es un tipo de escala, donde los espacios entre notas no son como la escala que se oye más a menudo en la música occidental –ya sabes, la escala de Do Re Mi, etc. Escucharás ciertos matices modales en el jazz, o, si es lo que te trama, cantos gregorianos. De hecho, este tipo de secuencia es cada vez más popular en la música mainstream, por lo que tal vez no encuentres mucho de ese sentido modal en 'Despacito'. Pero es un satisfactorio y sutil pestañeo disfrazado de material de filisteos.

Por último, más allá de las dos razones principales por las que esta canción es tan pegajosa, Si menor en sí tiene un efecto masivo en el mood de la canción. Elegir una clave es el equivalente musical a decidir de qué color pintar tu casa –y para una canción que busca tanto el #summervibe, Si menor es una elección atrevida. Como la enorme nerd que soy, recuerdo haber notado esta misma clave en 2010, cuando Rihanna lanzó 'Only Girl In the World', donde el Si menor crea un desierto estéril en el que ella pueda ser la única chica en el mundo. Lady Gaga usó el Si menor también en 'Alejandro'. Mientras que estos sencillos varían en estilo, se unen por un sentimentalismo extraño, que te hace sentir algo a pesar de ti mismo. La tonalidad helada, distintiva de la clave, puede llevar cada nota de la música a tu centro, conmoviéndote (o moviéndote) de una manera que no podrías imaginar al escuchar una simple canción saliendo de una estación de radio comercial en el asiento de atrás de un Uber. Para las canciones del club, la clave de Si menor penetra sobriamente una neblina de alcohol y el calor de demasiados cuerpos.

Todos estos elementos significan que 'Despacito' me hace sentir nostálgica por lo que está sucediendo ahora mismo, en el momento, lo cual es todo un logro. Esto se debe en parte a que la canción suena en todas partes, pero también por lo distinta que es su melodía. 'Despacito' puede no ser para todos (aunque, si no es para ti, no tengo idea de cómo llegaste al final de este texto), pero indudablemente está definiendo una era, te guste o no. El sabor general de 'Despacito' sonará en nuestros oídos mientras el año termina y mientras las disqueras buscan la forma de repetir su exitosa fórmula. El mundo tonal de la canción corta como cuchillo, mientras que sus conocidos componentes armónicos le brindan comodidad, y el sonido retumbante del reggaetón, combinado con letras y armonías rítmicamente concordantes, hacen que te muevas de una manera en la que probablemente no deberías, incluso en privado. Escucharla, será siempre, una forma de regresar al verano de 2017. Así que si estás harto de 'Despacito', o estás preparado para olvidarla mientras el año se va, escúchala de nuevo. Despacito.

***

Sigue a Emily en Twitter y encuentra a Kim en Instagram.