Quantcast

Una banda de punk está dando conciertos sumergidos en peceras

AquaSonic es una reflexión sobre la evolución del hombre con un giro técnicamente apabullante.

Dyllan Furness

Foto vía

Este artículo fue publicado originalmente en Creators

Suena como una canción de cuna compuesta para calmar a Cthulu, pero en realidad la música de AquaSonic está hecha para oídos humanos. Creada por el grupo artístico danés Between Music, el performance sumerge a cinco músicos y sus instrumentos bajo agua para un impresionante, perturbador, delicado y precioso concierto.

La idea nació en el 2004 mientras la vocalista Laila Skovmand estaba explorando nuevas técnicas vocales. "Tuve la idea que si le cantaba al agua, podría tener un poco de eco u otro tipo de sonidos", ella cuenta a Creators. Skovmand experimentó que con tan sólo poner sus labios contra la superficie. "Me emocioné tanto sobre el agua y comencé a meterme más para explorar", ella dice. Dos años después, ella tuvo la oportunidad de meterse completamente con los instrumentos, pero descubrió que era más difícil de lo esperado.

"No podía cantar y los instrumentos no funcionaban, pero estaba enganchada", ella dice. "Existe esta frontera entre (…) este elemento fluido, que es bonito y sensual, y (…) la obstrucción de cantar y tocar instrumentos bajo agua".

Foto por Jans Peter Engedal

Cuando Skovmand intentó cantar, su voz se ahogaba con las burbujas de aire que salían de su boca, así que ella intentó otras técnicas hasta que encontró la más conveniente. "Bajamos y mantenemos una pequeña burbuja de aire en la boca e intentamos cantar a través de ella", dice la artista. "Cuando las burbujas se quieren escapar, como que la regresamos a la boca y volvemos a cantar".

Foto por Katia Engel

Pero los instrumentos son más difíciles de modificar que respirar, así que Between Music colaboró con inventores para crear unos nuevos. Entre ellos está un cristalófono, inspirado en una armónica de cristal del siglo XVIII, el cual es tocado en un vidrio con tazones afinadores movidos por un eje.

"Hay muchas dificultades en tocar bajo agua", dice el cofundador de Between Music Robert Karlsson, "especialmente con la acústica. Las percusiones son muy sensibles, así que basta con moverse diez centímetros dentro de un tanque para que recibas diferentes notas".

Foto por Morten Thun

No obstante las dificultades del agua, el medio también ofrece una manera única para manipular su sonido. En una canción, un percusionista toca un gong submarino y acerca el micrófono para crear un efecto ondulatorio. "De hecho estoy muy inspirado por las computadoras, pero no puedes escuchar eso porque no hay efectos de sonido en el agua", dice Skovmand. "Tenemos que crear nuestros propios efectos".

Foto por Jans Peter Engedal

AquaSonic es el primero de cuatro performances que Skovmand ha planeado para explorar la evolución humana. Los otros tocarán el nacimiento de la vida en el agua, los instintos, emociones e intelecto. El último podría tomar lugar en el espacio, ella dice bromeando. Será un concierto simple ya que no hay sonido ahí.

Foto por Katia Engel

Mira el calendario de AquaSonic para próximos conciertos.

***

Síguenos en Facebook