Aczino: Un rapero pura sangre

El otro mexicano que nos representa en la internacional de Batalla de Gallos es uno de los más grandes referentes del freestyle en español. Su misión: omnipotencia en cada barra.

|
nov. 12 2016, 3:11pm

​Aczino es un sinónimo de freestyle en el mundo de habla hispana. Su reputación es trascendental como meditar sentado en montañas del Tíbet. Estamos hablando de uno de los legados más importantes que ha habido en el rap en español, y en particular en las batallas de freestyle. Su capacidad para improvisar es absoluta. Él y Arkano, el MC español que acaba de romper el récord de más tiempo improvisando sin parar​ (además de ser el actual campeón internacional de Batalla de Gallos​), son los dos gigantes de esta arena. Los más temidos, venerados y respetados. Los vídeos de YT donde sale Aczino batallando​ tienen siempre cientos de miles de views, y muchos pasan del millón y algunos llegan hasta 7 millones de views. Es una de las pocas instituciones que existen en el mundo del freestyle actualmente. Un deportista de alto rendimiento, cuya disciplina son las palabras. Un iluminado. Y verlo improvisar es un espectáculo maravilloso, como pirotecnia. Es como ver a David Blaine haciendo trucos de cartas: uno siente una especie de vértigo cuando se tiene el privilegio de presenciar un portento de ese tipo: ¿cómo putas vergas lo hace? La capacidad de hacer imágenes complejas, con una estructura discursiva completa, con principio, desarrollo y fin, con figuras retóricas, ideas originales, referentes atinados y con dicción perfecta, es una habilidad digna de los más grandes poetas y merece ser estudiada a profundidad. Puto mago. 

La reputación de Aczino está íntimamente ligada a la Batalla de los gallos: es uno de los activos más importantes para la marca. Su historia en este certamen, sin duda el más importante que ha habido en su tipo (y no sólo en español),  comenzó en 2012, cuando viajó a Colombia y ganó siendo el único extranjero​. Eso le permitió ir a España a grabar un tema​ y comenzar una odisea de viajes intercontinentales, que lo ha llevado a Chile​, Argentina​, Perú​, España​, Colombia​ y por toda la república mexicana. A partir de ese momento, su reputación se convirtió en uno de los referentes indispensables de esta arena. En 2013 fue juez en la eliminatoria mexicana, y le dio el pase a Jony Beltrán​, gesto elocuente en sí mismo de la escena del freestyle rap de batallas en México, y de la sangre fría de Aczino. Pero en 2014 decidió mejor entrar a la competencia, y ganó su primera final nacional​, para después perder en la internacional en España en la primera ronda​, contra quien se coronó ese año: Invert. En 2015 volvió a competir, volvió a ganar la nacional​ y perdió en semifinales contra Arkano​ en la internacional en Chile, en un tiro legendario que perdió decorosamente.

Teniendo en cuenta esta intrincada historia, para Mau (su nombre de pila), la celebración de los diez años de Batalla de Gallos, que sucede hoy en Lima, Perú, frente a 23 mil espectadores (más cientos de miles a través del stream), es una cita con el destino. Hay que entender que este es el evento más grande de freestyle battle rap en la historia de la humanidad. Es un acontecimiento masivo. Y no era el plan original que él batallara hoy. Fue uno de los gallos que convocaron para que se juntaran los dieciséis y se pueda hacer el evento desde octavos de final. Haber sido elegido sin tener que pasar por el proceso de eliminación, le da una amplia ventaja, desde el punto de vista mental y emocional. Y sin duda la va a aprovechar: está en un momento de madurez y ha entrenado su mente, su corazón y su espíritu para este momento. Su misión, como él mismo lo dijo, es "proyectar omnipotencia". ​ 

Nos sentamos a charlar el día que viajaron a Lima, Perú Acuña's finest​ y él. Charlamos sobre lo que sintió el año pasado al perder, sobre la presión que implica hacer esto profesionalmente, sobre su relación con la música y su pasión por las batallas. Porque, sobre todo, Aczino es un animal pura sangre de las batallas de rap. Pareciera que nació para hacer eso. O sea, le gustan demasiado, como él mismo confiesa. Y sí, es como ver a Stephen Hakwins hablando de ciencia; como ver a George Clooney sonriendo a la cámara; como ver a Coltrane soplándole a su sax: una implica a la otra. Checa lo que nos dijo y recuerda que puedes streamear la internacional en este link​.  

Noisey: ¿Qué pasó en tu corazón y en tu cabeza después de que perdiste en Chile el año pasado?
Aczino: La neta sí estuvo bien culero, sí me sentí muy mal. A pesar de que no estaba en todo mi nivel. O sea, yo quería ganar. Había tenido mucha actividad, había tenido muchos problemas, igual personales y yo creí que no me iba a a cobrar factura. Yo dije: "No, pues sí puedo ¿no?". Es na más otra batalla. Es na más llegar y hacerlo y ya. Pero pues no. No pude. No di lo que tenía que dar. Y me sentí muy mal, la verdad. No pensé en dejarlo o algo así. Porque no me gusta tomar decisiones en ese momento que estás así, simplemente me gusta asimilar lo que estaba sintiendo. Dije: "Bueno, me siento mal, pues me voy a sentir mal" ¿no? Me voy a sentir todo lo mal que tenga que sentirme. Y nada, tenía que tomar otro vuelo al otro día para irme a otro lado. Entonces tampoco tenía tiempo de sentirme mal. 

Yo siento que lo más difícil de Batalla de Gallos es la presión a nivel mental y social. Esta la competencia que más cobra factura en ese sentido. 
Sí, es que más que nada dices. O sea, te pones a hablar. En otras competencias hablan tus actividades. No sé: en las careras habla tu velocidad, en el fútbol habla tu destreza con el balón. Pero aquí sí tienes que hablar, tienes que decir quién eres, tienes que decir lo que eres. 

Y a diferencia de otras competencias más interesantes técnicamente, esta es mucho del momento. No importa lo preparado que estás. 
Claro, es aquí y ahora. 

¿Cómo funciona eso? ¿Cómo te preparas para eso? ¿Qué es lo que pones en juego?
We, lo que pones ahí en juego es tu estabilidad emocional. Imagínate: después de que yo estaba tanto mentando madres de que yo era el mejor, que me la pelaban todos, y cuando llegas, chin, la cagas, chin, te ganan, chin, valiste verga. Y pues es como: "Verga". Si te tragas todo lo que te dice la gente, pues te mueres ¿sí me entiendes? Pierdes tu autoestima. Pierdes… hasta la misma sociedad, la gente que te rodea empieza a cambiar, y tu actitud. Entonces yo prefiero decir: "Bueno, voy a ser un deportista. Si aquí la cago, voy a reponerme a la siguiente; y si en la siguiente lo hice bien, me voy a mantener" ¿sabes? Ya lo pienso así, trato de no meter mis emociones. Por eso trato de no atacar a los raperos tan personalmente, tan hiriente. Trato de que la gente no haga: "¡Iiiiii!", sino "¡Ooooh!". 

Dejar una cierta contundencia. 
Sí, pero más en lo rapeado ¿sabes? Lo que yo creo que se aprecia de mí es la ejecución. Por ejemplo en las escritas: la ejecución de cómo lo hago. Que digo esto, digo lo otro, digo esto y lo digo bien. No se me oye entrecortado ni que me estoy barriendo. Yo trato ya más de hacer eso, de mostrar la técnica, de mostrar el estilo, de mostrar lo que puedo hacer y pues, obviamente, poner argumentos y la sangre también. Pero trato de no ser tan tan tan… personal. 

En esta nueva etapa de Batallas, los dos únicos representantes que ha tenido México son tú y Jony. Y ahora regresan, pero los dos juntos ¿Cuál es la percepción que tiene la gente de ti y de Jony?
Pues yo creo que vamos bien armados, por así decirlo. Yo creo que los otros gallos deben estar conscientes. O sea, cuando están viendo quiénes son, van palomeando: "Este no hay pedo, este no hay pedo" ¿si me entiendes? No es como decir: "Ah bueno, de México no hay pedo". Son Jony y Aczino. Y a pesar de que Jony es subestimado porque... pues es Jony. O sea, es así como gordito, tierno y buena onda; no es un we que te dé miedo cuando lo ves. Entones a pesar de eso, Jony ya se ha ganado, en estos tiempos, desde que a nosotros nos decían que valíamos verga por haberlo elegido [se refiere a la eliminatoria mexicana en 2013 que ganó Jony], se ha ganado el respeto. Incluso de mí mismo, que yo decía: "Chale, a lo mejor ganó porque todos la cagaron". Y ahora ya lo veo, y sí digo: "Ha aprendido el morro a rapear". Lo que antes no tenía, ahora ya lo tiene y se mantiene y les gana. Ahí está la muestra: les volvió a ganar [en la eliminatoria mexicana del 2016]. Yo creo que vamos bien. México sí le va a dar pesado. 

¿Con qué gallos te interesa más darte un tiro?
Algo personal, no tengo con nadie. Ni siquiera con Arkano. Yo no le tengo rencor de que me haya ganado o de que lo hayan elegido a él. Entonces no tengo nada con nadie. Creo que en general la gente y como estuviera chido, por la historia, digamos, contarla… pues no sé, enfrentarme con alguno de los españoles. Con los españoles sería lo ideal, porque han sido los que me han sacado en las otras dos. Y me gustaría demostrar que no es cierto eso. Que no es un fantasma ni nada de eso, sino simplemente así pasó y ya. 

A ti el freestyle te ha dado la oportunidad de viajar y conocer gente y otras escenas ¿cómo es en México en comparación con otros países?
En México sí estamos abajo. Por ejemplo Chile. Chile y de Argentina. Yo he visto que tienen amateurs que le pegan bien pesado. Así, pesado pesado. Y aquí en México como que no. Fuera de los que le dan pesado como el Dominic, el Jony, no sé, incluso el Jack. No es como que vayas a un parque y veas a un we que se está pasando de lanza ¿si me entiendes? Casi siempre lo que ves cuando vas a un parque o si ves a los que están empezando, lo que ves es que están copiando rimas. Ya sea de las escritas o punchs de los vídeos. Está chido porque están aprendiendo con la escuela mexicana. Pero yo me acuerdo que cuando empecé, a lo mejor decía rimas, no sé, tal vez de algún español o de algún mexicano, pero cuando estaba practicando en mi casa: no me subía a un escenario a decirlas, no iba a exponerlo con alguien más. A lo mejor yo rapeaba las canciones de otro en mi casa, o escuchaba rimas y decía: "Ah, esa rima está bien chingona". Y ya. Pero ahora veo que está muy por abajo de lo que debería ser. Desde El Niño, T-Killa, Hadrián, Eptos. Todos los que han ganado son muy buen ejemplo de lo que es el freestyle, de lo que representa el freestyle. 

Y algunos de ellos siguen haciendo mejor freestyle que muchos de los nuevos que se suben a la tarima. 
Claro. Yo estoy seguro que si en los gallos hubiera estado Gino, T-Killa, Eptos, Hadrián, se hubieran hecho unas batallas bien legendarias. Y no por el nombre, ellos hubieran sacado el nivel. O sea solo queda verlo, que lo hagan. Algunos ya dijeron que lo van a hacer: Gino, T-Killa. A ver. Al final son teorías ¿no? Pero yo creo que sí. Estuve viendo las batallas del 2006, 2007, vi el nivel que había y dije: "Chale, ps sí le daban chido". El ZW, el Ese-O, el Sipo, el T-Killa. Y en España el Zatu, el Bha. Había varios en esa edición muy buenos. Estamos habland de freestyles que si sacas ahora, estarían frescos. Estaban adelantados a su época, ¿sí me entiendes?

¿Para ti como funcionan las batallas de freestyle con ser un rapero? Hay esta idea, que puede ser falsa, de que Gallos te abre un puente para ser un artista y grabar tu música y darte a conocer. 
Eso que dices tiene mucho que ver, pues ahora ya no son tan raperos los que hacen freestyle. Yo me acuerdo que antes cuando iba a unas batallas, los mismos grupos que batallaban también tocaban. Te hablo del 2006 en Neza. Tocaba Manicomio Clan, el ZW, y se metía a las batallas. Tocaba Dual Estilo, unos amigos, y se metían a las batallas. Y tenían su disco, tenían su maqueta, era una maqueta casera, lo que sea, pero ensayaban su show, hacían su trabajo. Entonces lo que pasaba en esos tiempos, yo pienso, es como el T-Killa: ganó los gallos, y era de : "Ah, ganó el T-Killa, vamos a verlo" y de que "Este es mi disco", "Tengo mi Myspace". Y sí fue un trampolín. El Eptos también. Era gente que ya estaba en el medio, pero cuando vieron esa plataforma sí se expandió su música. Y lo que pasó es que ahora no tienen música los freestylers. O por ejemplo, en mi caso, yo no dejo de hacer batallas. Tampoco es que lo vea como una plataforma de que: "Ah ya me vieron, ya no hago más batallas" ¿sí me entiendes?. Así de: "Ya, me quedó ahí y hago sólo música". Y podría hacerlo y sería sano tal vez. Pero a mí me gustan las batallas, me gustan mucho. Y las hago y ya ¿no? Listo. Me gusta hacer música también. 

Pero definitivamente tu música no te ha dado lo que te han dado las batallas. 
Económicamente, sí. Porque batallas tengo cuatro bien pagadas al año, no sé, algo así. Pero shows tengo todo el año. Y sí me llevan a juecear, pero también es porque toco. No nada más me voy a sentar y cuando doy shows, me he dado cuenta que en México sí se saben la mayoría de las canciones. O sea, sí hay respuesta. Yo creo que si dejara de batallar, me iría…  No sé si sería el nuevo C-Kan, pero yo creo que me iría bien, en los views, etc… [Risas].

¿Y no lo has pensado?
Pues sí, desde que gané Colombia en 2012, desde que gané el 2 a 2 en el 2009. Pero lo que pasa es que cuando digo: "No voy a batallar", veo las batallas y digo "Chale, quiero batallar". Entonces, pues ya we. 

Es algo que te viene de lo más profundo. 
Sí, como te digo, yo económicamente podría juecear ¿no? Por ejemplo, podría ir a Perú a juecear. Te pagan algo, sale tu cara, no pasas de moda. Pero no me gusta eso, no lo hago por eso. A mí me gusta la acción. No soy un militar de escritorio, sino que me gusta ir a la guerra. 

Este año has tenido dos batallas en grupo. Una escrita y una en freestyle ¿Cómo te sentiste en esos ejercicios? Algunos de los momentos más memorables este año para el rap de batalla en México estuvo en esos dos eventos, ¿cuál es tu reseña de esos dos momentos?
Pues la de 2 a 2 fue un poco difícil porque el Proof y yo teníamos un montón de trabajo. Y pues RC y Gino, no sé si tengan un montón de trabajo ¿no?

[Risas] Ese we... 
Pero bueno. Nos fue un poco difícil ese tema. Entonces era escribir, vernos y decir: "Vamos a empezar". Era como: "¿Qué queremos mostrar?", "¿Cómo nos vamos a ver?", "¿Cómo vamos a enfrentarlos?". "Ok, sobre estos conceptos, vamos a escribir". Y nos llevábamos tarea. Escribíamos. Luego confrontábamos: "Yo tengo esto", "Yo tengo esto". Y luego: "Ah pues vamos a ponerlo aquí", "Esto queda bien: pum", "Esto queda bien: pum". "A ver, vamos a hacer un enlace ahora entre los dos, pum". Y lo hacíamos. Me gustó porque Proof es disciplinado. A pesar de ser impuntual, a la hora de trabajar (que es lo que interesa), es muy disciplinado. Y me gustó también que Gino y RC fueran tan tan disciplinados, porque yo creo que con otros raperos hubiera sido difícil. Por ejemplo: Sipo y T-Killa. Hubiera sido difícil que se coordinaran tanto para una batalla ¿sí me entiendes? Por este tema del comprometerse a decir: "Voy a hacer esto y neta lo voy a hacer". Creo que ellos fueron los indicados para esa batalla. Y pues no sé, me dejó algo chido porque vi mucho nivel y la neta tres de ahí éramos más freestyleros que escritores y se vio bien. 

¿Y el tres a tres?
Pues estuvo chido. Yo pienso que se juntaron muchas cosas. Com que Skone ganara. Como que Rc y Errece. Como Dominic y yo juntos. Aparte esos tres españoles traen hype ahorita. Creo que es el tercer lugar Errece. BTA hizo una batalla buena allá en la nacional. 

Tienen buen nivel ¿no?
Sí, tienen buen nivel. Dentro de lo que cabe. No soy muy fan de BTA y de Errece. A lo mejor porque no crecí con esa escuela. Skone se me hace un poco mejor, pero incluso porque a lo mejor yo vi batallas de Skone cuando era morro. 

¿Cómo definirías esa escuela?
Es lo que te digo. No tan raperos. Como el rollo gritón. Como el rollo de: "¡Es que te contesté!". Cosas como: "Es que yo conté y fueron cinco punchs contra tres punchs", a ese tipo de escuela me refiero. Conmigo no va tanto. Pero se juntó todo eso, y que tienen también el hype bien alto en este rollo. Y además BDM se ha vuelto una plataforma muy buena. Y era la novedad. Aparte lo que se dijo: que yo me quedé callado porque me dijeron algo; o que yo dije que iba a estar en Gallos, (más o menos dije). Y no sé. estuvo bueno. Yo salí al escenario y estaba muy a la ligera, y después ya: "Pa, pa, pa". Tuvo lo que tiene que tener una batalla: intro, desarrollo, desenlace, desastre, dramatismo. Y estuvo muy cabrón. Se vio en los views ¿no? Ya tiene millón y cacho. En dos semanas. Tiene muchos más que las de Red Bull Nacional [2016]. 

¿Cómo te has entrenado para Lima? Ha sido totalmente diferente que el año pasado. 
Sí, la neta sí traté de no agarrar tanto trabajo. Por ejemplo, no trabajé esta semana que pasó. Y la vez pasada había tenido una gira de un mes muy culera. O sea, no culera por la gira. La gira: yo de hecho bendigo que pueda tener esas giras. Pero me refiero a que estuvo cansado. Viajar, viajar, subir y bajar y todo ese pedo. Ahora ha sido completamente diferente. He tenido tiempo de platicar con gente que me interesa su opinión, como con gente que me encuentro. No sé, por ejemplo con Danger: "Oye, ¿cómo crees que deba plantarme frente a este tipo de situaciones así y así?". Y escucho. Hay gente que he conocido que no tiene nada que ver con el rap, pero que me gusta cómo ven el mundo. No sé cómo se le llame a eso. No sé si es la filosofía, si es el enfoque y así. Pero es gente que me gusta cómo interpreta el mundo. Y le pregunto cosas que no tiene nada que ver. No sé, como: "¿Cómo debería ir al escenario, debería caminar o debería correr?" ¿sí me entiendes? Cosas así. Quiero tener todo bien calculado. Y que proyecte lo que yo quiero proyectar. Porque hay veces que tú quieres proyectar algo y demuestras otra cosa. Como el wey que quiere cogerse a una morra, y lo ves y dices: "Este we no coge nunca, por eso está así". Entonces yo quiero que se vea ese perfil. 

¿Y cómo definirías ese perfil?
Quiero proyectar omnipotencia. Quiero proyectar supremacía totalmente. Contundencia en cada momento. En cada paso y cada palabra. Entonces quiero irme así. Quiero verme así. 

Es una cita con el destino, a nivel personal, digamos. 
Yo también lo veo así. Es una trama que se ha hecho más grande. Yo también dije: "Pues ya, voy de juez, cotorreo, me la paso bien, me pagan". Y ya después me dijero: "Oye, ¿qué crees?, somos dieciséis países, y pues nos hacen falta y no sé qué". Y yo: "Ajá".  "Y pues queremos que entres". Y yo así: "Mierda". 

¿Cuándo te dijeron eso?
Dos meses antes. Mes y medio antes. Cuando fue la final nacional ya sabía. Pero cuando dije que no iba a estar en la nacional, no sabía. Ahí estaba mi boleto, si al final me hubiera arrepentido, se me hubiera ido la oportunidad.        

¿Algo más que quieras decir?
Pues que lo vean el sábado. Y listo. Vamos con Toño.