Conoce a Cumbia All Stars, las leyendas vivas de la cumbia psicodélica peruana

Nos sentamos con Lucho Carrillo, Miguel Pecho, “Chiquito” Mattos y Dante Reyes a hablar de cumbia, chicha, el panorama de la música peruana y la historia de la agrupación legendaria.

|
mar. 1 2017, 5:51pm

A pesar de haber sido menospreciada por muchos años por ser un género bailable y popular, la cumbia es probablemente el estilo musical más escuchado en América Latina. Todos los países americanos que hablan español tienen sus cumbias; hay colombianas, mexicanas, chilenas, argentinas, peruanas, bolivianas, venezolanas y si seguimos no terminamos. A todos los lugares que llegó se fue mezclando con ritmos y rasgos locales para generar así nuevos tipos de cumbias.

Fue en Perú en los años sesenta y setenta donde la cumbia alcanzó sus niveles más altos, tanto en popularidad como en experimentación. En las alejadas ciudades de la Amazonía y a partir de la mezcla de la cumbia colombiana con elementos del rock psicodélico, la guitarra surf, la guaracha, la música clásica y ritmos de los Andes y el Amazonas peruano, surgió una versión única de este ritmo que ha recibido muchos nombres: cumbia amazónica, cumbia huaracha, cumbia psicodélica o simplemente cumbia peruana. Durante estos años fueron muchas las agrupaciones que hicieron sus aportes para sentar las bases de este nuevo género: Los Destellos, Los Mirlos, Manzanita y su Conjunto, Los Diablos Rojos, Juaneco y su Combo, Los Ilusionistas, los Beta 5, Los Hijos del Sol, Compay Quinto, etcétera. Con el pasar de los años estas agrupaciones pioneras desaparecieron y la cumbia psicodélica fue quedando como algo del pasado.

Pero en el 2012, como una suerte de Buena Vista Social Club peruano, nace Cumbia All Stars, un grupo formado por auténticas leyendas vivas de la cumbia peruana que formaron parte de esas primeras agrupaciones y que con más de 40 años de trayectoria contribuyeron al nacimiento de este rico estilo musical. Con sus virtuosas guitarras, su rica percusión y su carismático cantante, los Cumbia All Stars desempolvan las raíces y el sonido original del género.

Los siete integrantes de Cumbia All Stars son pioneros del género al haber participado de varias de aquellas legendarias agrupaciones de las décadas de los 60 y 70. Todos rondan o sobrepasan por mucho los 60 años. El cantante Lucho Carillo (74) participó en varios grupos como Papo y su Combo, El Gran Loyo, Los Ratones y Los Beta 5 antes de convertirse en la inconfundible voz de Los Diablos Rojos. En esa agrupación también tocó el guitarrista principal Lucho Reyes (65), quien antes formó parte de Los Topacios. Su hermano, Dante Reyes (67), el baterista y timbalero, participó en Los Hijos del Sol, entre muchos otros conjuntos. César Nicho (57), segunda guitarra del grupo, tocaba en Los Girasoles, al igual que el conguero Ernesto "Sanguito" Cadenas (62) quien empezó su carrera con los legendarios Dandys. El bajista Manuel Pecho (62), tocaba el bajo en Los Beta 5; y Héctor "Chiquito" Mattos (63) tocó el bongó en Manzanita y su Conjunto y muchas otras agrupaciones importantes.

Desde su formación, Cumbia All Stars ha recorrido casi todas las capitales de Europa en sus cuatro giras por ese continente, han tocado en Estados Unidos, en Brasil, en Marruecos y se presentaron en el año 2015 en el Glastonbury Festival del Reino Unido. Noisey se reunió con su cantante Lucho Carrillo, el bajista Miguel Pecho, el bongosero "Chiquito" Mattos y el baterista Dante Reyes antes de su primera presentación en Buenos Aires para hablar de cumbia, chicha, el panorama de la música peruana y la historia de la agrupación.

Noisey: Para los que no somos peruanos hay una confusión entre lo que es cumbia y lo que es chicha ¿Cuál es la diferencia?
Lucho Carrillo: la cumbia que nosotros tocamos viene de los años 60 cuando Enrique Delgado, que era un guitarrista muy virtuoso, hizo una fusión de varias cosas: música clásica, guaracha, música folklórica peruana, rock… él fusionó todo eso con su grupo Los Destellos y así nace la cumbia peruana.  A partir de ahí salen un montón de agrupaciones como por ejemplo Los Diablos Rojos en donde yo cantaba. 

Manuel Pecho: la cumbia peruana es más de la costa, entonces tiene raíces de música de esa zona y del Amazonas, así como también de guaracha.  Bien tropical.  Luego en los sesentas y los setentas, con toda la cuestión de la psicodélia, los hippies y la música de Santana, eso se mezcló con ritmos peruanos y salieron todos esos grupos con guitarra eléctrica.  Eso es la cumbia peruana.  La chicha por su parte, nació en los ochentas cuando muchos provincianos migraron a Lima y llegaron con la cuestión del huayno, que es una música típica de los Andes peruanos y eso lo mezclaron con la música tropical, entonces tiene melodías diferentes en los cantos que son más andinos y las guitarras son más lloradas, pero lo de atrás, son ritmos de cumbia.

Héctor "Chiquito" Mattos: nosotros somos de la época de la cumbia, del sesenta y dele.  Hemos tocado en diferentes agrupaciones.  En esa época cada conjunto tenía su propio estilo, como Los Destellos, Los Beta 5, Pedro Miguel y sus Maracaibos, Compay Quinto, Los Diablos Rojos, Manzanita y su Conjunto.  En cambio en la época de la chicha no diferenciabas el estilo, por ejemplo, aquí se presentaban Los Shapis y allá se presentaba Vico y su Grupo y eran la misma cosa, uno decía "¿Quién está tocando ahí?" y recién cuando los veías es que identificabas a los grupos porque todos sonaban igual.

Al principio la temática de las canciones tenía mucho que ver con el paisaje y las tradiciones del Amazonas…
Héctor "Chiquito" Mattos: había mucho de los ritmos propios del Amazonas peruano, que son diferentes de los de Lima o de la costa, son más alegres, más ligeros.  La gente de la selva es bien alegre, tú le tocas cualquier canción y ellos ya están saltando.  Eso tiene que ver con ese clima tropical de la selva, es todo mucho más colorido.

La cumbia fue por mucho tiempo considerada en Perú como un ritmo marginal o de clases populares ¿Cuándo empezó a ser aceptada por todo el público?
Manuel Pecho: al principio solo pasaban cumbia en radios específicas de los conos, como tú dices, para gente del pueblo.

Héctor "Chiquito" Mattos: en esa época en las FM pasaban música clásica y música "refinada", mientras que en las AM se escuchaba la música del pueblo.  Estaban Radio Libertad, Radio Excelsior, Radio Mar, Radio Moderna, Radio Atalaya y Radio Central en las que se difundía bastante la cumbia.  Posteriormente Enrique Delgado, fundador de Los Destellos y que en cierta forma es el padre de la cumbia peruana, compró la emisora Radio Oriente 560 AM, que fue muy importante para la difusión del género.  En esa época el que te promocionaba era la disquera, tú grababas para un sello y ellos tenían su oficina de programación y ellos se iban a las radios para mover nuestra música

Manuel Pecho: también los grupos íbamos a las radios y hablábamos con los Disc Jockeys y les decíamos "Oye hermanito, tengo este disco, ayúdame a promocionar este tema", y lógicamente algo les correspondía a ellos también… la popular payola.  Pero al principio como que no querían difundir nuestras canciones y nos decían despectivamente: "No que esa música es chicha", y realmente la cumbia fue aceptada en Perú en los años 90 cuando ya existía una popularidad inevitable, todo el mundo la escuchaba y había muchas canciones que habían sido regrabadas en Colombia, México, Argentina, Venezuela y hasta en Europa.

¿Qué distingue a la cumbia peruana del resto de las cumbias que hay en América?
Héctor "Chiquito" Mattos: que nosotros usamos la guitarra eléctrica.  En México le meten trompetas y acordeón, en Colombia acordeón y tambores, en Chile y Argentina muchos teclados.  Cada país tiene su propio estilo pero lo que distingue a la cumbia del Perú es la guitarra eléctrica.

¿Qué piensan de que muchos clásicos de la cumbia peruana se hayan popularizado en todo el continente por versiones de otros países?
Manuel Pecho: eso pasó porque había un sello que se llamaba Infopesa que hizo contratos con disqueras de Colombia y los grupos de allá empezaron a versionar canciones peruanas, entonces se creo esa confusión de que se creían que eran colombianas, ellos le quitaron las guitarras y las cambiaron por trompetas y le metieron algún ritmo colombiano; como el caso de "Colegiala" que es de Walter León de Los Ilusionistas y le dio la vuelta al mundo, la versionaron hasta los Gipsy Kings y la grabó una orquesta sinfónica en Europa; o "Las Caleñas" que la popularizó Pastor López y que originalmente se llamaba "Las Limeñas", también de Los Ilusionistas.  Hay muchas canciones que los colombianos versionaron y se creen que son de ellos pero originalmente son de autores peruanos.

La cumbia actual del Perú es muy diferente a lo que hacían ustedes en los sesentas y setentas ¿Qué pasó en el medio?
Manuel Pecho: El músico peruano tiene la característica de que cualquier ritmo nuevo que salga inmediatamente lo copia y lo toca igual y hasta mejor.  Hubo una época entre 1985 y 1990 en que las radios difundieron bastante salsa allá, fueron muchos artistas de Puerto Rico y de Nueva York.  Fueron todos los grandes salseros como Celia Cruz, Héctor Lavoe y Oscar D´ León, entonces todos los grupos de cumbia se convirtieron en orquestas de salsa, y estos artistas se sorprendieron cuando llegaban al Perú y todos los músicos tocaban el mismo sonido y el swing de ellos.  En Perú la música siempre va cambiando.  Nuestra música allá es considerada como una música de antología, la gente la sigue bailando pero hay otros grupos que le meten teclados, sintetizadores y melodías románticas, pero al final de la fiesta cuando ponen "Cariñito", la gente baila mucho más.  Como lo que pasó con Danilo Pérez, un gran jazzista panameño que cuando fuimos a Panamá y tocamos "Cariñito", el nada más la escuchó y se puso a bailar y a corear la canción, y para nosotros fue increíble ver a semejante músico gozándose y bailando una cumbia peruana.

¿Cómo surge la idea de Cumbia All Stars?
Manuel Pecho: en junio del 2012,  el peruano José Rodríguez y el francés Lionel Igersheim, dos jóvenes que tienen una productora llamada Selvámonos y que producen un festival con el mismo nombre en Oxapampa en la región de Pasco, querían reunir una serie de músicos de la movida original de la cumbia de los sesentas y setentas para hacer una sola presentación especial para ese festival, pero quedó tan bien que ellos vieron ahí un buen proyecto.  Empezamos a tocar en pequeños clubs en Perú, luego en festivales y entonces todo se fue desarrollando hasta que sacamos nuestro primer disco "Tigres en Fuga" y fuimos a tocar al exterior.  Para nosotros ha sido un gusto que gracias a ellos hayamos podido ir a todos esos festivales y por todo el trabajo que ellos han hecho.

¿Cómo fue la grabación de Tigres en Fuga, su primer disco editado en el 2014? ¿La idea fue tratar de rescatar las raíces más puras de la cumbia peruana original?
Manuel Pecho: sentíamos que había que rescatar ciertas canciones que eran tan buenas que valía la pena volverlas a tocar pero con el mismo sonido de antes y como nosotros manejábamos ese swing de esa época fue muy sencillo y al final dio resultado.  El disco tratamos de grabarlo como se hacía antes: nada de montaje, toda la banda junta en vivo en un estudio porque así la música sale caliente, tú escuchas el ritmo del otro y eso te contagia. 

Lucho Carrillo: nosotros buscábamos recrear la cumbia clásica de esa época del 60, pero además la hicimos un poco más aguarachadita, como más sabrosa para adaptarla un poco a los nuevos tiempos.  Le pusimos sabor.  Entonces versionamos canciones clásicas de cumbia y además hicimos temas nuevos que mantuvieran ese mismo espíritu.

Cumbia All Stars es más popular en el exterior que en Perú ¿qué piensan de esto?
Héctor "Chiquito" Mattos: El empresario peruano no arriesga y ese es un mal creo que de gran parte de Latinoamérica.  Desgraciadamente somos así, las cosas tienen que ser primero reconocidas en el exterior para que la gente se de cuenta del valor de las cosas de su país.  En cambio el empresario europeo se arriesga, pierda o gane. 

Manuel Pecho: Yo creo que si en esa época de los setentas hubiese habido unos managers como José y Lionel, otra hubiese sido la historia.  Tenían que llegar los franceses que tienen otra visión y otra forma de hacer las cosas.  Como dicen por ahí, nadie es profeta en su tierra.  

¿Cómo ha sido para ustedes presentar su música a las nuevas generaciones?
Héctor "Chiquito" Mattos: hoy en día se puede decir que la cumbia ya entró en todos lados.  A nuestros conciertos va gente de todo tipo: hombres, mujeres, muchachos.  Nunca nos imaginamos esto.

Dante Reyes: para nosotros que ya somos veteranos de guerra en estas lides de la cumbia es muy bueno que ahora en Perú y en todo el mundo sean puros jovencitos los que escuchan nuestra música.  Viene más gente joven que público mayor.

¿Cómo ha sido para ustedes presentar su música a públicos tan diferentes al peruano?
Lucho Carrillo: estamos sorprendidos… bueno, bendecidos realmente porque esto es estar verdaderamente realizados como músicos, muchos músicos abandonan y piensan que ya no son capaces de hacerlo y la verdad no hay edad para seguir.  Nosotros ya pisamos los 60 años y hemos pegado en la juventud, hemos pegado en Europa donde no se conoce nuestro género y no hablan nuestro idioma, pero con nuestro swing los hemos puesto a bailar; y hemos estado en dos años consecutivos en Brasil y tu sabes que hacer bailar a los bailarines y alegrar a los alegres fue un verdadero reto.

Manuel Pecho: para mí fue muy sorprendente el público de Brasil.  Ellos tienen otro idioma y tienen otro ritmo pero cuando nos escucharon se quedaron maravillados y dijeron "¿Qué es esto?", además tocamos "La mujer hilandera" que es un clásico allá, una melodía muy conocida de ellos y que en Perú la versionó Juaneco y su Combo en estilo amazónico y cuando la escucharon se sorprendieron y rápidamente conectaron.  Al final, quedaron encantadísimos. 

Dante Reyes: cuando fuimos a Marruecos, con su gente que están todos tapados, creíamos que nadie iba a bailar; entonces Lucho dijo "si hacemos bailar a esta gente, hacemos bailar a todo el mundo".  ¡Dicho y hecho! Así fue.  Toda la cumbia que hemos hecho ha gustado tanto, que ahora hasta hay grupos de cumbia en Inglaterra, Francia y Alemania, gente haciendo cumbia en esos países a su manera.

Héctor "Chiquito" Mattos: cuando te presentas ante públicos que no están familiarizados con la cumbia, la clave es hacerlos bailar y ellos inmediatamente se adaptan.  La música es universal hermano, tu apenas escuchas una música y ya te están picando los pies.

¿Cuáles son sus próximos proyectos?
Lucho Carrillo: Ahora vamos a tocar acá en Argentina, luego vamos a Chile y a mediados de año este año volvemos a Europa y luego el año que viene vamos a tocar en China y en Japón: ¡ahora hasta los chinos quieren bailar cumbia y además nos toca poner a bailar a los japoneses! 

Héctor "Chiquito" Mattos: También estamos a punto de editar nuestro segundo disco "La vuelta del Tigre", ahí hay muy buenos temas como "El Cangrejo", que es una primicia.  Hacemos un tema de un francés que hicimos en cumbia, un tema colombiano llamado "El Pescador", un tema mexicano llamado "La Malagueña", son temas que son nuevos para la cumbia.  Y después de eso, nuestro proyecto es seguir para adelante no más, porque ya a esta edad ¿qué proyecto puedes buscar?  Todos tenemos de 57 años para arriba, todos somos abuelos.

¿Alguna vez se imaginaron estar a esta edad tocando cumbia por todo el mundo?
Dante Reyes: Nunca.  Cuando mis amigos se iban de crucero yo decía "Pucha, que bien que estos se están yendo a conocer otros países".  Yo nunca me imaginé ni siquiera saliendo con las maletas en año nuevo para viajar, pero Dios me iluminó, y como dicen, me llegó mi hora.

Manuel Pecho: Para nosotros es un sueño que estamos viviendo, fue una vuelta inesperada del destino, jamás pensamos que a esta edad íbamos a estar haciendo giras por el mundo y llevando la música peruana al exterior.

¿Y que piensan sus amigos, hijos y nietos de todo esto que les está pasando?
Dante Reyes: para ellos es una maravilla.  Mis hijos están orgullosos de que su padre esté triunfando paseando la cumbia por todo el mundo.  Yo también toco rock y mis amigos rockeros, están muy contentos y me dicen "Oye, que bien que haz llegado allá con tu cumbia, porque nosotros nunca vamos a llegar con el rock".

Manuel Pecho: nuestros nietos están encantadísimos, ellos se quedan sorprendidos de vernos en televisión y de todo lo que hemos logrado.   Al igual que nuestros hijos y nuestros amigos de la música en Perú, para ellos es un gusto que la música peruana se siga escuchando y se este regando por todo el mundo.  

Lucho Carrillo: para todos ellos es un ejemplo, es decirles que no hay edad para hacer las cosas ni para lograr las metas mientras uno tenga los deseos de superarse y mientras tengas la música en el corazón, porque la música es un estudio constante, hay que ser disciplinado y sobre todo volcarse al arte que uno hace.  La música no se hace, la música nace y eso es Cumbia All Stars.

Puedes seguir a Ricardo Armas en Twitter por aquí.