Foto por Anna Selle, tomada desde el Facebook de Theresa Wayman.

Theresa de Warpaint nos habló sobre su gira con Harry Styles y el festival Grrrl Noise

Este fin de semana, Warpaint tocó en un festival compuesto de actos liderados por mujeres que se llevó a cabo dentro del marco del Women’s Weekend México.

|
07 marzo 2018, 7:53pm

Foto por Anna Selle, tomada desde el Facebook de Theresa Wayman.

Hay un estigma comprensible ante la pregunta sobre ser mujer y tocar en una banda de rock. La respuesta siempre es un suspiro cansado, una vuelta a los ojos que se esconden hacia arriba para mostrar un blanco implacable, y una respuesta blanda, o tal vez una sarcástica y violenta. Lo entiendo. La reacción depende también de cómo esté formulada la pregunta y qué tan inteligente sea la chica que escupe la respuesta, pero el fondo es el mismo. El rock es un territorio que el hombre blanco delimitó bajo su jurisdicción tomando de la música negra todo lo que pudo imitar, y las mujeres que se han colado en ese terreno sí son minoría, y sí, todavía, son parte de un movimiento radical cuyo efecto merece un análisis. Nadie se detiene a plantear la distancia entre Janis Joplin y una Riot Girrrl en una entrevista porque en los dos extremos del debate hay una mujer cansada de responder preguntas estúpidas sobre género y un periodista políticamente correcto, en el mejor de los casos. Pero resulta que ser mujer y tocar en una banda de rock sí importa. Y resulta también que hay tantas vetas en el tema que se han tenido que hacer un montón de festivales y mesas redondas para debatir al respecto.

Este fin de semana se llevó a cabo Grrrl Noise, un festival de rock cuyo cartel está compuesto de actos liderados por mujeres que se llevó a cabo dentro del marco del Women’s Weekend México. Tuve la fortuna de platicar con Theresa Wayman de Warpaint, la banda de chicas que junto a Cat Power encabezaron el cartel del festival.

Noisey: ¿Por qué participar en un festival de puras chicas?
Theresa Wyman: Creo que poco a poco significa más para nosotras pertenecer a una banda de chicas y darnos cuenta de lo que significa. Es muy importante participar en este tipo de iniciativas y me siento afortunada de ser parte de esto. Me siento afortunada de haber conocido a las chicas con las que toco y pertenecer a esta banda, especialmente ahora. Creo que siempre pensamos que las cosas estaban bien, que había equidad y respeto entre las personas, pero resulta que hay mucha injusticia y muchos derechos humanos en juego todo el tiempo y en todo el mundo. Hay muchas cosas por las que pelear. Las mujeres tienen que defender sus causas, todas las minorías tienen que defender sus causas. El movimiento hacia el balance es importante.

Claro, no tienes que ser partidario de ningún movimiento ni representar una causa específica para aportar algo en un tema de agenda.
Sí, a veces las acciones ejemplifican mejor el curso de alguna causa que hacer una declaración seria al respecto. Porque con la misma seriedad, alguien puede declarar algo de vuelta en contrapostura. Si dices que algo es posible, no significa que lo sea. Pero si lo haces posible, es una demostración.

En entrevistas anteriores han mencionado que el proceso de Heads Up, su último disco, fue distinto, pues esta vez trabajaron ideas por separado y después colaboraron para el producto final. ¿Esta manera de trabajar fue determinante para poder involucrarse en otros proyectos?
Definitivamente nos dio más libertad en cuanto a tiempos y calidad de trabajo. También trabajamos en pares algunas canciones, entonces muchas se escribieron con dos cabezas en lugar de cuatro, y eso hizo todo más fácil. Trabajar juntas es muy divertido pero siempre es complicado. Desde hacer compatibles nuestros horarios empieza a ser difícil. Creo que el próximo álbum va a ser una combinación de estas dos formas de trabajar. Tal vez jammear un poco más en esta ocasión estaría bien. Necesitábamos espacio entre nosotras también. Tuvimos un itinerario de gira muy apretado y casi tomamos la decisión de separarnos. El espacio nos vino bien, también.

Lo pregunto porque me acaban de poner al tanto sobre tu proyecto solista.
Jajaja, sí… El nombre del proyecto es TT. Conocí a una niñita super linda que se llama Theresa, como yo, y le dicen “Titi”. El papá de mi hijo, ya no estamos juntos pero somos buenos amigos, también me dice “Titi”. Así le puse, entonces.

¿Cuándo empezaste a trabajar en él?
Ya tiene mucho tiempo. Han pasado años de estar descifrando cómo es el sonido que quiero, de experimentar en la computadora y grabar en casa. Luego llegó el momento en el que tuve suficiente material para convertirlo en un disco. Me reuní con mi hermano que es ingeniero de sonido, baterista y músico, llevamos el material al estudio de Warpaint en el centro de Los Ángeles y cuando no estaba trabajando en lo de Warpaint, trabajábamos en mis canciones. Experimentamos con batería en vivo, con piano, sintetizadores, bajo… lo que sea que sintiera que hacía falta en ese momento. No habían reglas en ese sentido. No tenía la necesidad de ponerle guitarra aunque la gente me asocia mucho con ese instrumento. Hice lo que quise.

Eso te liberó mucho de lo que haces con Warpaint, ¿no?
Mucho. Y sobre todo aligeró las necesidades que tengo y que no necesariamente puedo pedirle a la banda. Así ya no siento que todas mis necesidades creativas me las tiene que dar Warpaint, porque si es así, entonces soy una persona más difícil para colaborar.

Hablando de guitarras… Lo que pude escuchar de tu nuevo material es muy aéreo. Warpaint tiene texturas pesadas que amarran el sonido con un peso y sus voces son muy ligeras, pero en este caso hay mucha ligereza.
Sí, tengo un toque más ligero que el de Jen (Jenny Lee Lindberg, la bajista de Warpaint), jaja. Ella sí le da duro.

Sí, y me gusta.
A mí también, pero cuando yo toco el bajo es distinto. Ese peso que sientes con Warpaint, que yo adoro, también se aligeró en este último disco. No quiero abandonar esa ligereza. Emily también es un poco aérea, y luego están Jen y Stella, con las que hacemos una combinación increíble, pero creo que está muy bien que haya una diferencia entre proyectos. Creo que puedes ser una persona multifacética, y en el peor de los casos esquizofrénica, jajaja… Hay días en los que se me antoja un sonido más ligero y otros en los que quiero algo más oscuro. Es bueno poder hacer ambas.

Pues este nuevo proyecto me suena así. Liberador y ligero. Pero, ¿para ti cómo es?
Es muy parecido a una imagen como de un tejido. Cuando era chiquita mi mamá hacía textiles, y yo siempre estaba rodeada de tejidos en telares y en todos los soportes posibles. Siempre que pienso en estas canciones, siento que es como hilar cosas, colores y texturas para generar un sonido. Así es como se me figuraba la música de Björk cuando era chica. Escuché sus primeros tres discos sin parar, una y otra vez. Eso es lo que me hizo querer hacer música. Eso y Outcast, porque el pop también puede ser complejo. Me hacen sentir de la misma forma. Outcast en particular, todos sus elementos son perfectos y ni siquiera son tan complicados, pero la manera en la que suenan juntos los hace complejos.

Ahora que dices que el Heads Up, también tiene un sonido más ligero, creo que fue ese nuevo sonido que llevó a Warpaint a nuevas audiencias, al punto en que van a salir de gira con Harry Styles este año. ¿Cómo pasó eso?
Él es fan de nuestra banda. No creo que se haya vuelto fan a partir de “New Song”, o algo así. No creo que hayamos aparecido en su radar por los tintes pop del último disco, aunque sí es posible que hayamos llegado a otras audiencias con esa canción. Pero creo que le gustaba nuestra música desde antes. Y creo que es un lindo indicativo de hacia a dónde va nuestra música. A veces tocamos con Depeche Mode, luego con Harry Styles y venimos a México y vamos a Europa y hay niñitas de 10 años que son fans de Warpaint, y también hay gente mayor que nos escucha. Parece que tiene un alcance amplio. Me gusta pensar que no somos parte de la camada de bandas que aparecieron en los dosmiles y ya. Me gusta que nuestra música vaya a todos los lugares posibles.

¿Puedes imaginar hacia dónde va después de este punto? ¿Tienes alguna fantasía o expectativa de cómo será Warpaint en un futuro cercano?
Lo que yo quisiera hacer con la banda es… crear algo que nosotros sintamos que es perfecto. Es una manera rara de ponerlo pero, quiero hacer un álbum tan elaborado que se sienta perfecto para nosotros. Creo que hemos estado cerca, pero no creo que hayamos llegado a ese punto todavía. Quiero crear un disco tan cuidado que sea perfecto desde una perspectiva interna. Lo que piensen los demás ya es otra cosa.

Theresa, ha sido un placer conocerte.
Gracias.

Conéctate con Theresa Wayman en: Facebook.