Todas las ilustraciones por Pachiclón.

¿Por qué los pacientes con Alzheimer recuerdan canciones pero no otras cosas?

Platicamos con Jörn-Henrik Jacobsen, quien recientemente publicó un estudio que encontró por qué el cerebro guarda recuerdos musicales, pero no autobiográficos.

|
oct. 27 2015, 3:22pm

Todas las ilustraciones por Pachiclón.

La imagen es recurrente en varias películas: un familiar o amigo visita a un paciente con Alzheimer que no recuerda quién es el visitante, cómo se llama o qué hace en ese lugar. Sin embargo, al ponerle o cantarle una canción que disfrutaba en su juventud, la persona enferma de pronto parece recobrar la memoria como por un milagro divino, y empieza a cantar como si todo el tiempo hubiera estado fingiendo su enfermedad. Más que un recurso narrativo, es un hecho que son varios los pacientes que sufren de Alzheimer y, pese a no recordar nada de sus vidas, parecen recobrar su memoria o personalidad cuando escuchen la música que alguna vez les llegó a encantar. Pero, ¿por qué?

Hace unos meses, un equipo de científicos publicó un estudio en la revista de neurología Brain, titulado “¿Por qué los recuerdos musicales pueden preservarse en la Enfermedad de Alzheimer avanzada?”, en donde buscaban demostrar justo eso, y en el que encontraron que los recuerdos musicales se almacenan en partes distintas del cerebro que los recuerdos autobiográficos, los nombres y otras cosas. Intrigados por saber más, contactamos a uno de los científicos que estuvo a cargo de desarrollar el estudio para que nos explicara, en palabras que todos podamos entender, qué fue lo que encontraron, y qué puede representar eso para los pacientes que sufren Alzheimer alrededor del mundo.


NOISEY: ¡Hola Jörn! Dime, ¿por qué decidiste estudiar la relación entre los recuerdos musicales y la Enfermedad de Alzheimer?
Jörn-Henrik Jacobsen:
Tuve un par de razones. La abuela de mi novia tenía Alzheimer, y aunque no reconocía a sus propios hijos, podía cantar canciones completas por su cuenta si le dabas como pista unas cuantas palabras y notas para que se encarrerara. Por suerte conocí a Robert Turner, quien fue profesor honorario en mi departamento de física y director del Instituto Max-Planck para las Ciencias Cognitivas y del Cerebro Humano en Leipzig (Alemania) y él había tenido la misma experiencia con su suegra (la viuda de un cura); ella sufría de la misma enfermedad y aunque perdió la mayoría de su memoria, seguía cantando alegremente himnos eclesiásticos cuando asistía a la iglesia. Como él también es un entusiasta musical y estaba naturalmente interesado en el tema, me sugirió trabajar en la memoria musical, y me dio la increíble oportunidad de conducir un estudio con sus colegas y bajo su extremadamente diestra supervisión.

¿Qué tan importante ha sido la música en tu vida? ¿Cuáles son algunos de los álbumes que te han marcado?
La música ha sido muy importante en mi vida por más de una década. Primero que nada fue lo que me ayudaba a mantenerme motivado en la escuela, pues nos dejaban enfocarnos en nuestros años finales en temas específicos que escogiéramos, y yo escogí la música y la física. Desde entonces soy un músico activo, toco conciertos de vez en cuando con mis dos bandas, Praezisa Rapid 3000 y Simon12345, tengo mi propio sello de vinilos llamado Doumen Records [aquí su SoundCloud] y estoy extremadamente interesado en la música y la ciencia y las experiencias que se relacionan con ambos campos. La música puede ser un vehículo para muchas cosas, ya sea conocerte a ti mismo, entender cómo funciona tu cerebro, o cómo se comporta el arte en contextos socioculturales, por nombrar sólo unos ejemplos. Pero también creo que muchos tipos de arte pueden ser tan poderosos como la música en esos aspectos; simplemente la música fue el catalizador para mí.

Aquí hay algunos de los trabajos que han tenido un impacto profundo en mí, en un orden más o menos cronológico:

Grouper - Ruins
Actress - Live in Trouw Basement
On+Brr - Peace & Love
Mount Egypt - III
Captain Beefheart & The Magic Band - Shiny Beast
Hudson Hohawke - Butter
Four Tet - Rounds + Ringer
The Mars Volta - Frances the Mute
John Frusciante - Niandra Lades and Usually just a T-shirt


Jörn-Henrik Jacobsen, quien lideró el estudio. Foto cortesía de Jörn-Henrik Jacobsen.

Desde hace mucho tiempo se conoce que la música tiene un efecto especial en los pacientes con Alzheimer. ¿Por qué crees que nadie había hecho un estudio como el suyo hasta ahora?
Así es, mucha gente había estudiado el tema anteriormente, pero los resultados eran un poco contradictorios. Por ejemplo, muchos estudios sugerían que los lóbulos temporales podían ser cruciales para las memorias musicales, pero esas regiones son particularmente dañadas cuando sufres de Alzheimer, así que en nuestra opinión tenía que ser algo diferente. Fuera de eso, muchos estudios habían tenido problemas con el hecho de que los pacientes con Alzheimer tuvieran dificultad reconociendo que conocían una pieza de música, así que su memoria explícita estaba dañada, pero no necesariamente la parte implícita. Esto dificulta saber si alguien ha preservado sus habilidades de memoria musical o no.
Además, la metodología que utilizamos era relativamente novedosa: usamos técnicas de scanneo cerebral de alta tecnología y poderosos métodos de análisas que apenas fueron introducidas recientemente. Y luego creamos este paradigma experimental en el que pudimos excluir los efectos que tiene el escuchar una pieza de música por primera vez. Porque muchas de las investigaciones sugieren que cuando escuchas algo por primera vez, ocurren cosas muy distintas en tu cerebro, en comparación de cuando ya la has escuchado un par de veces, y sólo la vuelves a escuchar para codificarla de manera más profunda en tus memorias musicales. Así que básicamente intentamos excluir mucho del ruido que está naturalmente presente cuando conduces un experimento con humanos. Y el ruido que no pudimos eliminar (como los géneros, la instrumentación, las variaciones entre los participantes, etc.) tratamos de que variara de la mayor forma posible, con un alto número de canciones y sujetos en el scanner, para que esos efectos se promediaran estatísticamente por sí mismos al final.

En palabras que cualquier persona podría entender, explícame: ¿qué fue el estudio que condujiste?
Reproducimos 60 canciones para 32 personas mientras estaban recostados dentro de un scanner fMRI (Imagen por resonancia magnética funcional, por sus siglas en inglés), y grabamos su actividad cerebral mientras escuchaban esas canciones. Las canciones fueron divididas en tres clases: 20 canciones eran muy connocidas, 20 canciones las escucharon por primera vez antes del scan, y 20 canciones eran completamente desconocidas. Entonces usamos técnicas de análisis de patrones para identificar las regiones cerebrales, en donde pudimos ver con sólo observar los patrones de las señales cerebrales si una canción era muy conocida, relativamente nueva o completamente desconocida para el escucha. Las regiones en las que logramos distinguir estas tres clases de familiaridad las consideramos como cruciales para la memoria musical. Porque si puedo asegurarme con un alto grado de certeza, a través de la actividad cerebral en una región en particular en tu cerebro, que la canción que estás escuchando actualmente es una canción que conoces bien, no conoces, o que escuchaste por primera vez hace una hora, entonces es muy probable que el cerebro acceda y procese información crucial para la memoria musical en esta área.

Después de que descubrimos la base anatómica de los recuerdos musicales a largo plazo, pudimos observar el cerebro de pacientes con Alzheimer para ver si estas regiones se preservaban durante el curso de la enfermedad.

¿Y qué encontraron?
Resultó que las regiones que encontramos eran cruciales para los recuerdos musicales están dentro de las áreas cerebrales en degenerarse al último si sufres de la Enfermedad de Alzheimer.
Incluso después de las regiones que usualmente se consideran cruciales para varios otros tipos de memoria, así como las regiones que históricamente se ha sospechado son cruciales para los recuerdos musicales.

¿Les sorprendió lo que encontraron, o era algo que esperaban?
Nos sorprendieron las regiones que encontramos, pues no necesariamente se consideran cruciales para la memoria. Las áreas que parecían cruciales para la memoria musical se llaman gyrus cingulado anterior y el área motora presuplementaria. Usualmente se consideran a esas regiones como muy importantes en las acciones complejas, la planeación de secuencias, la evaluación de secuencias, la evaluación de expectativas y tareas similares. Pero cuando regresamos a la literatura médica, encontramos más y más evidencias de estas regiones apareciendo como efectos secundarios en estudios relacionados con las memorias musicales. Por ejemplo, esas regiones aparecen cuando la gente investiga la especificidad cultural de la música, o cuando insertas notas equívocas en piezas musicales, y cosas así. Eso nos llevó a hipotetizar algo que se ha sugerido anteriormente, pero nunca ha estado bien motivado de manera anatómica: que la base de las memorias musicales a largo plazo está fuertemente relacionada con la memoria implícita de secuencias complejas de movimientos y las expectativas relacionadas con ellas, en vez de ser un ente discreto, como una memoria autobiográfica o recordar nombres o caras.

¿Por qué crees que esa parte del cerebro se preserve mejor que otras que son más afectadas por el Alzheimer?
Es bien sabido que las áreas motrices del cerebro se preservan bien cuando tienes Alzheimer, pero no te podría decir el por qué de ello. Incluso existen estudios que reportan que una de las regiones que encontramos se conecta de manera incluso más fuerte que el resto del cerebro con Alzheimer, y que puede tener algún papel de compensación en la enfermedad. Pero nadie sabe exactamente por qué. Sin embargo, esperamos que nuestra investigación motive nuevos estudios en la dirección del “cómo y por qué” pasan estas cosas de manera detallada.

Las memorias autobiográficas pueden estar extremadamente relacionadas con los recuerdos musicales, y sin embargo ambos residen en partes distintas del cerebro. ¿Podría un paciente con Alzheimer recuperar algunos de sus recuerdos autobiográficos a través de la música?
Han habido casos de estudio en la que pacientes con amnesia que no muestran señal alguna de seguir teniendo una personalidad regresan a su personalidad antigua mientras tocan el piano o cantan canciones que alguna vez conocieron. Asumo que la música es un estímulo tan grande que una vez que entra al cerebro y encuentra la manera de conectarse con las regiones más cruciales, podría tener el poder de activar conexiones viejas que no se utilizan usualmente, y eso podría detonar partes de la memoria a las que no se puede acceder de otra forma. Pero esto sólo es una especulación. Sin embargo, hubo un estudio reciente que demostró el mejoramiento de las habilidades verbales debido a terapia musical en pacientes con la Enfermedad de Alzheimer.

Puede que esta pregunta sea tonta, pero ¿crees que los audiófilos, o las personas cuyas vidas giran alrededor de la música, sean menos suceptibles a los efectos del Alzheimer, en comparación con personas que nunca le han dado mucha importancia a la música en su vida?
Creo que nadie sabe la respuesta a esta pregunta. Pero una cosa que creo poder asegurar es que, si nunca te relacionaste con ninguna canción o instrumento y no recuerdas nada de música, entonces no hay mucho de tu cerebro que vaya a salvaguardarse una vez que desarrolles Alzheimer. Pero no creo que puedas conscientemente decidir tus recuerdos musicales, ni qué se codifica de manera tan profunda como para que se quede grabado pese a la enfermedad. Pero ya veremos, a lo mejor en el futuro tendremos las herramientas para lograr eso.

¿Qué sigue después de esto? ¿Es este un punto inicial para una nueva manera de tratar el Alzheimer, o es sólo una anomalía en el cerebro que se tiene que explorar de manera más profunda?
De cierta manera creo que es un pequeño cambio de paradigma. Nuestros resultados fueron algo que un estudio sospechó hace poco (Baird y Samson, 2009, "Memory for music in Alzheimer's disease: unforgettable?"), pero que en la práctica nunca habían sido probados. Ahora que descubrimos estas regiones y mostramos una posible base anatómica para el fenómeno, se tienen que hacer muchas cosas. Esperamos inspirar una serie de estudios a partir de nuestro trabajo, pues demostramos una serie de herramientas para poder acceder a los recuerdos musicales en el cerebro y dimos una nueva perspectiva de qué aspecto es crucial y se preserva durante la Enfermedad de Alzheimer. Un resultado ideal sería que al escanear los cerebros de los pacientes con Alzheimer fuera posible ver si las regiones de los recuerdos musicales siguen intactas y, si ese fuera el caso, los terapeutas sabrían que tendrían una buena oportunidad de trabajar con memorias musicales que se hayan salvado —sólo tendrían que descifrar qué canciones son las que recuerda el paciente, por ejemplo. Pero una aplicación tan directa necesita mucho seguimiento clínico e investigación para demostrar que puede funcionar.

Creo que nuestros resultados son importantes en tres aspectos: uno es por el simple hecho de la ciencia, y apoyar la hipótesis de que los recuerdos musicales son otro tipo de memoria. Dos es esta nueva información, que nos puede ayudar a entender mejor las memorias musicales en los pacientes de Alzheimer, y que sirve para proporcinarle una base científica a la gente para que la relación entre la música y los recuerdos deje de ser anecdótica y se compruebe de manera anatómica. Y la tercera es el fomentar estudios de seguimiento en esta dirección, que sigan explorando la interacción entre la memoria musical, las áreas que encontramos y el resto del cerebro, y cómo esto puede tener una injerencia en el curso de la Enfermedad de Alzheimer.

¿Y tú en qué vas a trabajar ahora?
Cambié mi enfoque de los recuerdos musicales a la inteligencia artificial, con un enfoque en cómo las computadoras pueden ver y hacer sentido del mundo. Definitivamente existe la posibilidad de que regrese a estudiar la música y la memoria en algún punto, pero sentí que existe un mundo nuevo tan vasto de modelos con autoaprendizaje y nuevos algoritmos que puede que sean muy valiosos para la neurociencia. Así que decidí aprender sobre todos estos temas a profundidad por algunos años en la Universidad de Amsterdam. Después de eso aplicaré lo que he aprendido a distintos problemas —al menos ese es mi plan hasta ahora. Y por otro lado, recientemente comencé a trabajar en un proyecto que busca crear algo como un músico artificial con un amigo; creo que existe mucho potencial interesante allí, pero falta mucho para ello —tendremos que ver cómo fluye.

¡Muchas gracias Jörn!
Gracias a ti por tus preguntas tan interesantes.

Lee el estudio "Why musical memory can be preserved in advanced Alzheimer's disease" aquí.
El estudio fue desarrollado por: Jörn-Henrik Jacobsen, Johannes Stelzer, Thomas Hans Fritz, Gael Chételat, Renaud La Joie, Robert Turner.