Quantcast
Booker T. & The M.G.'s. Foto vía Fanart.tv

Soul instrumental para aterrizar

Manuel Lagraneme Carrasco

La música del alma tiene un amplio y a veces poco explorado capítulo que no utiliza voces. Te contamos algunos de sus ejemplos clave.

Booker T. & The M.G.'s. Foto vía Fanart.tv

Durante la primera etapa de mi formación musical los temas instrumentales no llamaban en absoluto mi atención: necesitaba escuchar las letras e intentar descifrarlas. Escuchar canciones instrumentales no me prendía en absoluto. La presencia de líricas era indispensable para mi acercamiento y determinación de mis preferencias.

Poco a poco me di la oportunidad de escuchar rolas que no tuvieran letra. Si no mal recuerdo, esa apertura y exploración sucedió durante los noventa con el advenimiento y popularización de la llamada ‘música electrónica’ en los que el beat era dios y los vocalistas pasaban a segundo plano o eran en definitiva inexistentes. Por supuesto mi acercamiento al jazz y otros géneros mayormente instrumentales ayudaron a cambiar mi criterio.

Fue con el hip hop y los discos de beats que definitivamente me volví un entusiasta de la música instrumental. También hay que mencionar que existen vocalistas que hacen muy difícil querer escuchar o apreciar a una banda (Dave Grohl, el güey ese de Metallica y Thom Yorke son grandes ejemplos de lo insoportables que pueden resultarme los vocalistas de una agrupación musical).

El soul es un género que ha sido dominado por cantantes que desde los inicios del género definieron su estética. Sam Cooke, Otis Redding, Marvin Gaye y Al Green son referentes que determinaron la forma de interpretar la música del alma y cuya influencia persiste en nuestros días. Es difícil pensar en soul sin una interpretación vocal que te llegue hasta el tuétano. Eso es lo que ha definido al género por años y lo seguirá definiendo en los venideros.

Pero...

Durante los sesenta y setenta, bandas de Funk y Soul presentaron temas instrumentales de gran importancia. Me vienen a la mente el sampleadísimo "Funky Drummer" de James Brown y "'T' Plays it Cool" de Marvin Gaye que forma parte de su soundtrack de blaxploitation Trouble Man de 1972. Ambas piezas tienen un énfasis en las baterías. Ambos tuvieron una vasta producción de rolas instrumentales.

En el sello Stax podemos recordar la obra de Booker T. Jones y sus MGs que a lo largo de su carrera no incluyeron jamás un vocalista en su alineación y son fundamentales para definir el sonido del sello de Memphis. Por supuesto que el mismo Booker T. y miembros de su banda participaron en grabaciones con vocalistas como Otis Redding e Isaac Hayes, entre otras leyendas que formaron parte del roster del sello durante su apogeo.

Los amos del soul de Nueva Orleans The Meters son otra de las bandas referencia dentro de la variante instrumental del género. A pesar de que hicieron varios discos con líricas, el grueso de su trabajo es instrumental. La banda no tenía la necesidad de vocales y contaba con una de las secciones rítmicas más poderosas y funkys del sur de los Estados Unidos.

Otra de las bandas instrumentales más famosas es curiosamente una banda que perteneció a uno de los vocalistas más queridos del género: Barry White. El voluminoso barítono se hacía acompañar de por la Orquesta del Amor Sin Límites (Love Unlimited Orchestra) que definió el sonido musical de White. Su sección de cuerdas y la guitarra wah-wah son referencias dentro del soul erótico de los setenta y reconocibles por la gran mayoría de los escuchas de música popular de los últimos sesenta años.

Otra banda de soul instrumental digna de mencionar el Young-Holt Unlimited cuya rola "Soulful Strut" puede poner de buenas a cualquiera. Los miembros de la banda formaron parte de la banda de Ramsey Lewis quien también es recordado por sus versiones jazz instrumentales de éxitos pop originales de los Beatles y Seals & Croft entre otros.

Durante los noventa el soul/funk fue rebautizado en Inglaterra (por motivos desconocidos e inexplicables) como Acid Jazz. La banda que más destacó durante esa breve era fueron los Brand New Heavies. Buena parte de la carrera de los Heavies fueron una banda instrumental y su sonido funky les valió ser apadrinados por raperos como Guru y Masta Ace en los Estados Unidos.

Las bandas que mencioné antes abrieron el camino para otras con reminiscencias de ese sonido instrumental. Huelga repasar la miríada de combos instrumentales asociados al sello brooklinita Daptone, dentro de los que destacan la Menahan Street Band y El Michels Affair. Ambas tienen ese sonido soul cinemático con vientos y secciones rítmicas modeladas para replicar el sonido de los setenta.

Austin es la capital del estado de Texas además de ser una referencia musical por sus festivales, tiendas de discos y su nutrida escena de bandas de diferentes estilos. Desde mediados de la década pasada, bandas como Brownout retomaron el sonido de algunos de los temas más famosos de bandas como Santana, Earth Wind & Fire y Malo para producir latin funk instrumental que vio su cúspide con el álbum Homenaje del 2008 que aunque incluye algunos temas con coros el álbum fue grabado mayoritariamente sin vocales.

Otro de los secretos mejores guardados de Texas es el trío avencindado en Houston Khruangbin (de acuerdo a su cuenta de Instagram significa ‘avión’) cuyo soul instrumental es difícil de comparar al de otras bandas. La banda posee una guitarra con reminiscencias surf y de chicha que destaca junto con una sección rítmica encabezada por su bajista Laura Lee. Su álbum The Universe Smiles Upon You del 2015 es de lo mejor que he escuchado en cuanto a soul/funk instrumental en los últimos años.

Recomiendo altas dosis de soul instrumental para los domingos que intentas aterrizar después de la juerga propia del fin de semana.

FB: GranRevancha / Twitter: @revancha_df / Instagram: revancha_df