5 actos del subterráneo peruano que debes conocer

Todos conocen a Los Saicos, pero ¿qué me dices de Maria T-Ta, Leo Bacteria o Ataque Frontal? Dale click abajo para disfrutar.

|
26 febrero 2019, 10:19pm

Perú guarda un papel especial en el corazón de los melómanos más empedernidos por ser un país que consistentemente exportó algunos de los sonidos más importantes en la creación de una identidad sonora latina que pudiera reconocerse inmediatamente. Por si fuera eso poco, Perú también tiene un papel en el entramado global de la música popular gracias a bandas como Los Saicos.

Es justo en la época de Los Yorks y Los Saicos que ser un pelilargo era considerado una ofensa pública que, como en muchos otros lugares de América en ese momento, podía terminar con los melenudos en prisión. Avanzados los años 80, se podría decir lo mismo de aquellos que cultivaron un look cercano al punk. Pero mientras que los conciertos en los inicios del rock peruano se realizaban en funciones matinales de cine con vasos de gaseosa cola extra dulce, el rock subterráneo rompió filas con la música precedente, trazando una línea arbitraria en busca de sabores mucho más amargos.

Te presentamos cinco propuestas de este subterráneo rockero peruano poco exploradas fuera de sus fronteras, pero que seguramente te brindarán solaz y alegría en tus ratos de ocio musical.

María T Ta – "La desbarrancada"

Si se preguntaban dónde estaba contenido todo el sentido del humor de la música under de los años 80, la respuesta es en el tema de María T-Ta “La desbarrancada.” En esta canción, registrada en una grabación en casa de la cantautora en 1987, con tres acordes y su voz alcanza para cargarse a toda su generación. “Miraflores y Barranco son la misma patada” canta en el estribillo, mofándose de dos barrios limeños en los que consumir cultura era una actividad relativamente segura, mientras que cada verso es una burla a un estereotipo diferente.

Dentro de la misma canción T-Ta tiene en la mira a “los tronchistas, los pseudo punkeros, los neo-coquistas y los post pasteleros” No hace falta haber sido adolescente de la época para darse cuenta que María era una rareza entre post punk depresivos, la literalidad del hardcore y el conformismo tecno pop. A pesar de que no es conocida en otros países, lo mismo se puede decir de su música comparada con la del resto de la región.

Ataque Frontal - "Ya no formo parte de esto"

Formados nada más ni nada menos que en 1984, Ataque Frontal pasó por varias alineaciones antes de lanzar su clásico EP, donde viene incluida “Yo no formo parte de esto”, un grito carrasposo en el que la banda de hardcore punk se sitúa en una posición contraria a la guerrilla y también a la hipocresía de la clase política, como en un remake crudo del “Shot by both sides” de Magazine. La canción también toma una postura contraria hacia la escena de la que proviene, con una visión negativa de los esfuerzos colectivos del punk.

Escuchar una vez más ese tema de menos de dos minutos para preguntarse: ¿ Por qué esa sensación de destierro político y social resulta en un terreno tan fértil para la expresión creativa?

Insumisión - Perú pueblo imbécil

Atrapada entre loops industriales, ecos de un free jazz claustrofóbico y unos coros infantiles terroríficos, la música de Leo Bacteria alias Insumisión, se completa con una crítica al sistema político y a la enorme mayoría del electorado. Este disco suena como si obligaran a Clyde Stubberfield, baterista de James Brown, a tocar "Funky Drummer" y "Wipeout" de los Ventures aleatoriamente, mientras a su alrededor se desata un ataque de encapuchados provistos de artefactos explosivos y otros armados que disparan a sus pies.

Programado en el legendario show de John Peel en la BBC en febrero del 2004, el hecho de que “Perú pueblo imbécil” sonara en la radio inglesa no cambió la falta de popularidad de Leo Bacteria entre el público y sus colegas.

Pestaña - "Soy Arty"

Aquí “el bacteria” da un vuelco extremo, pasando del noise prácticamente fóbico a una propuesta tecno pop perversa, digna de un fan de Devo en la era de "Pump Up The Jam". Hijos descarriados de los Pimpinela o Miranda con humor y sin falsete, en “Soy Arty” ridiculizan a una mujer de clase alta que busca lavar su culpa consumiendo cumbia amazónica.

Narcosis- "Represión"

Con un discurso empresarial intervenido en cinta a lo Crass, Narcosis planteó en su debut Primera dosis un post punk desprolijo repleto de crítica social. Si Represión de Los Violadores contó de forma directa el accionar de la dictadura militar argentina, la canción del mismo título a cargo de Narcosis tenía en su mira a la corrosión mental de cada individuo. En sonido se parece a la encarnación pre Joy División, Warzaw, pero las letras estaban más anclados en el punk convencional “Hay tanta gente idiota/quiero mear sus caras.” Fundamentales para el movimiento subterráneo limeño.

Primero se llamaron Descartados, luego Descartables y finalmente Narcosis. La alienación urbana y el rechazo al orden preestablecido fue una problemática común a jóvenes que decidieron formar bandas punk, hardcore o post punk en todos los rincones del mundo durante los años ochenta, pero el tono caótico, aislado, grave y descreído de Narcosis es difícil de replicar. Con pocos sellos discográficos en el país, el disco fue grabado en dos caseteras con resultados sorpresivos. El sampleo de una ametralladora precipitó la censura de la canción “Sucia policía.” Si todo esto no te convenció de escuchar a Narcosis, recuerda que Primera dosis fue detestado por Charly García.

Conéctate con Noisey en Instagram.