Aretha Franklin, cantante inigualable e ícono estadounidense, muere a los 76 años

La reina del soul, cuya carrera abarcó seis décadas, murió la mañana de hoy, jueves 16 de agosto.

por Alex Robert Ross; traducido por Itza Chacón
|
16 agosto 2018, 3:23pm

Aretha Franklin, una de las cantantes más importantes de su generación y una figura destacada en la música y la historia contemporánea de Estados Unidos, murió el jueves en su casa de Detroit, Michigan a los 76 años. La noticia fue confirmada por la Associated Press esta mañana. Franklin murió de cáncer de páncreas avanzado.

"En uno de los momentos más oscuros de nuestras vidas, no podemos encontrar las palabras adecuadas para expresar el dolor en nuestro corazón", dijo la familia de Franklin en un comunicado. "Hemos perdido a la matriarca y fuerza de nuestra familia".

Dotada con un rango asombroso, siempre en perfecto control de sus talentos, y reverenciada como una presencia formidable tanto en el escenario como fuera de él, Franklin fue la reina indiscutible del soul. Vendió más de 75 millones de discos durante una carrera que duró más de cinco décadas, ganó 18 Premios Grammy y se convirtió en la primera mujer en ingresar al Salón de la Fama del Rock & Roll. En 2005, en reconocimiento a su "ayuda para dar forma al patrimonio artístico y cultural de nuestra nación", fue galardonada con la Medalla Presidencial de la Libertad. "Nadie encarna más plenamente la conexión entre el espíritu afroamericano, el blues, el R&B, el rock & roll, y la forma en que las dificultades y el dolor se transformaron en algo lleno de belleza, vitalidad y esperanza", dijo Barack Obama sobre Franklin en 2016.

***

Aretha Louise Franklin nació el 25 de marzo de 1942 en Memphis, Tennessee. Su padre, Clarence LaVaughn Franklin, era el pastor bautista más conocido de su generación, un hombre cuya tendencia a pasar de una lectura directa de las escrituras a un crescendo apasionado le había valido el apodado de "el hombre con la voz de un millón de dólares". La familia Franklin se mudó a Buffalo y luego a Detroit, donde Clarence predicaría en la Nueva Iglesia Bautista Bethel. En casa, en una sala que albergaba un piano de cola, los Franklins acogieron a todos, desde Ella Fitzgerald hasta el Dr. Martin Luther King Jr. y Duke Ellington. Esto tuvo un profundo efecto en Aretha. En un perfil publicado en 2016, David Remnick escribió que ella "estaba completamente absorta en la vida de iglesia de New Bethel y en la vida cultural de su sala de estar, que, a veces, parecía representar el epicentro y la genealogía de la música afroamericana."

La madre de Franklin, Barbara Siggers, se separó de Clarence en 1948, agotada por su sexualidad (que incluía engendrar un hijo con una niña de 12 años). Barbara regresó a Buffalo con su hijo, Vaughn, el medio hermano de Aretha. Varias mujeres, incluida Mahalia Jackson, intervinieron para ayudar a criar a los niños Franklin, pero la mayor parte de la responsabilidad recayó en su abuela paterna, Rachel. Aretha y sus hermanos, Carolyn, Erma y Cecil, permanecieron en contacto intermitente con Barbara. Ella murió en 1952.

Aretha creció rápido. Después de cantar solos en New Bethel, se unió a su padre como pianista y cantante en su gira "gospel caravan" y grabó sus primeras canciones-dedicadas al evangelio-a la edad de 14 años. Tuvo su segundo hijo a los 15 años. A pesar del mensaje en la música, el mundo del evangelio a menudo era notoriamente hedonista y promiscuo. Las historias de la escena en ese momento estaban al borde del escandalo. David Ritz, en su controvertida biografía Respect, sostenía que Franklin "estaba llena de espiritualidad y sobrecargada de sexualidad con la creación de música enfocada al espíritu santo donde, noche tras noche, su éxtasis alcanzaba un punto álgido".

Pero al igual que su amigo íntimo (y enamorado) Sam Cooke, Franklin quería cruzar la música pop, así que firmó con Columbia en 1960. Comenzó lentamente. No estaba segura de lo que quería ser, y su primer disco, Aretha: With the Ray Bryant Combo, no despegó como ella había esperado. En 1961, se casó con Ted White, un hombre en algún lugar entre proxeneta y promotor (probablemente más el primero). Él manejó los asuntos de Franklin. A Clarence no le gustaba, pero no había mucho que pudiera hacer.

Franklin lanzó muchísimas grabaciones durante los primeros años de la década de 1960, pero ninguna de las canciones constantes y contiguas al jazz que le fueron dadas pudo capturar la plenitud de su voz. Era comercialmente viable y financieramente estable, pero muy lejos del estrellato. Solo cuando firmó con Atlantic en 1967, trabajando con el productor Jerry Wexler y disfrutando de un mayor control creativo, las cosas comenzaron a mejorar.

Unos meses más tarde, en "I Never Loved A Man (The Way I Love You)", su primer éxito genuino, Franklin parecía una nueva artista. Hasta el "Mockingbird" de 1966, su último sencillo para Columbia, fue una explosión. Muscle Shoals Rhythm Section, respaldaba a Franklin en sus primeras sesiones en los estudios FAME de Alabama, se cargó con notas azules, dominó el ritmo poco convencional y demostró un rango notable, desde registros graves a una poderosa soprano. Llegó a la cima de las listas de R&B y se convirtió en un Top 10 en el Billboard Hot 100. Ese sería solo el comienzo.

I Never Loved A Man The Way I Love You, su debut en 1967, fue un éxito. En "Baby, Baby, Baby", encontró su zona de confort, utilizando su voz como un instrumento robusto, una fuerza de percusión y un objeto delicado en sus límites. "Do Right Woman, Do Right Man" fue un movimiento lento del soul con una tesis clara: "A woman's only human / You should understand / She's not just a plaything". "Respect" tomó todas las referencias del track original de Otis Redding y las convirtió en demandas de toda su potencia. Redding dejó de tocar la canción por completo después de escuchar la versión de Franklin, y se convirtió en una convocatoria para la liberación de los negros y del movimiento por los derechos de las mujeres. Fue su canción característica.

Los éxitos seguían llegando. "(You Make Me Feel Like) A Natural Woman", escrita para Franklin por Carole King y Gerry Goffin, se abrió como una balada directa y se elevó a un coro de éxtasis como uno de los sermones de Clarence. "Chain of Fools", "I Say a Little Prayer for You" y "Think" llegaron al Top 10 en el Billboard Hot 100. Fue alabada casi universalmente como la mejor cantante de música pop.

Sin embargo, su relación con White era tóxica. Supuestamente era celoso, manipulador y físicamente abusivo (aunque Franklin fue, hasta el final, reticente acerca de esos años y su relación). Se divorciaron en 1969. La división dio paso a dos de los álbumes más personales de Franklin en Spirit in the Dark y Young, Gifted and Black, ambos fueron éxitos de taquilla.

Volvió a sus raíces evangélicas en Amazing Grace en 1972 , un disco en vivo que sigue siendo su LP más vendido. Grabado en la Iglesia Bautista Misionera del Nuevo Templo en Los Ángeles, Amazing Grace estaba lleno de estándares evangélicos, incluido "Precious Lord", que había cantado en Martin Luther King Jr. cuatro años antes, pero era una fusión perfecta de los estilos que Franklin había dominado hasta entonces. El piano del reverendo James Cleveland marcó la pauta y The Southern California Community Choir ofreció un rico telón de fondo, pero Franklin estaba en otro plano, utilizando cada bar como una oportunidad para improvisar, desplegando toda su gama, contrayendo el blues y el rock 'n' roll en la música gospel que había cantado de adolescente, dándose cuenta de sus raíces compartidas. Los puntos fuertes del álbum, son poderosos al instante.

Las cosas declinaron después de eso, paulatimanete. Su siguiente álbum, Hey Now Hey, fue concebido como un regreso a los estándares del jazz, y aunque ella y el productor Quincy Jones trataron de sacar más energía de las sesiones en el estudio, todo se sentía demasiado templado y consciente. Regresó con lo mejor de sí, al menos vocalmente, en Let Me In Your Life, de 1974, pero las cosas no durarían. Wexler dejó Atlantic en 1976, dejando a Franklin sin la participación de un hombre que entendía sus talentos mejor que nadie en la industria. Después de tres álbumes más, uno de los cuales fue un intento fallido en la disquera, Franklin dejó el sello en 1979 y se mudó a Arista.

La vida personal de Franklin también se volcó en circunstancias trágicas. En junio de 1979, Clarence fue tiroteado por ladrones en su casa de Detroit. Estuvo en coma en el hospital durante seis meses antes de regresar a su casa, donde necesitaba asistencia las 24 horas. Aretha dejó Los Angeles para ayudar con el cuidado de Clarence en 1982. Murió dos años más tarde, en 1984, el mismo año en que Franklin se divorció de su segundo marido, el actor Glynn Turman.

Sin embargo, Aretha encontró el éxito en Arista. Una colaboración en The Blues Brothers de John Landis fue una especie de regreso, y comenzó a aparecer en las listas de popularidad. Ninguno de sus discos de principios de los 80 realmente captó la misma magia que cualquier cosa que ella produjera durante los años pico en Atlantic, y dos brillantes álbumes producidos por Luther Vandross en 1982 y 1983 no ayudaron, pero Who's Zoomin Who de 1985? fue especialmente ecléctico.

Fue suficiente para regrear a Franklin a la cima. En el medio de una era dominada por mujeres vocalmente formidables e influenciadas por el evangelio, canciones como "Sweet Bitter Love" les recordaron a todos que Franklin todavía era, siempre lo sería, la Reina del Soul. Y después de haber demostrado que podía triunfar en una nueva generación, volvió a sus raíces nuevamente con One Lord, One Faith, One Baptism, de 1987, un álbum de gospel grabado en New Bethel. "Un impactante documental musical de arrebato desinhibido e intensidad confesional aleccionadora", escribió David Fricke sobre el disco en Rolling Stone . "El sonido de una mujer deleitándose con la gloria de su talento dado por Dios y reflexionando sobre una historia de dolor e incertidumbre que el éxito terrenal no podría salvar".

What You See Is What You Sweat de 1991 fue un fracaso en las listas; Franklin se quedó fuera del estudio durante seis años después de eso. Y luego, como siempre, ella se recuperó. Curiosamente, estaba ligada nuevamente a The Blues Brothers , ella repitió su papel de Mrs. Murphy para Blues Brothers 2000 . Pero su regreso en 1998, A Rose Is Still a Rose, fue realmente exitoso debido a su rol en las tendencias contemporáneas. Sean Combs y Babyface fueron acreditados como productores de cada canción, y Lauryn Hill fue el cerebro que da título al álbum, un sorprendente éxito de neo-soul que combina brillantemente lo viejo y lo nuevo. Franklin sonaba como en casa en un mundo nuevo.

Dos semanas después de lanzar "A Rose Is Still a Rose", Franklin intervino en el último minuto para cantar "Nessun Dorma" en lugar de Luciano Pavarotti en los Grammy de 1998. No era perfecta, porque la perfección no era el punto ni la raíz del arte de Franklin. Su voz se elevó con gracia y luego cayó de golpe como si tuviera un peso masivo atado a ella; se quedó ligeramente detrás de cada barra, respondiendo a la sección de cuerdas como si fuera un coro de gospel. Ella encontró el dolor dentro de un Puccini y lo sacó con una fuerza notable, tal como lo había hecho con "Mary, Don't You Weep".

Franklin continuó de gira y publicando discos, aunque su firme negativa a volar -debido a un misterioso incidente en 1984- la mantuvo en América del Norte. Cantó "My Country, 'Tis of Thee" en la toma de poder de Barack Obama en 2009, y luego regresó con Aretha: A Woman Falling Out of Love en 2011. En la moda típicamente dominante, lanzó un disco de covers, Aretha Franklin Sings the Great Diva Classics, en 2014, rehaciendo el "Nothing Compares 2 U" de Prince con la producción de André 3000, llevando a Babyface de regreso al redil, y covereando "Rolling in the Deep" de Adele. Lanzado como single, se convirtió en su canción número 100 en las listas Hot R & B / Hip-Hop de Billboard.

La salud de Franklin había sido una preocupación por algún tiempo. Se sometió a una cirugía para extirpar un tumor en 2010, y, aunque fue un éxito, se vio obligada a cancelar una serie de espectáculos en los últimos años. "Se retiró" en 2017, diciendo que ya no haría más giras pero que seguiría publicando discos. "Me siento muy, muy enriquecida y satisfecha con respecto a dónde llegó mi carrera y dónde está ahora", dijo en ese momento.

Sigue a Noisey en Instagram.