Noticias Noisey

Pity Álvarez se entregó y confesó: "Lo maté porque era él o yo"

El cantante quedó detenido a primera hora de hoy y antes de entrar a la comisaría, declaró ante las cámaras de televisión. Mira el video.

Juan José Relmucao

Juan José Relmucao

Foto de Rolandro Andrade vía El Clarin

Minutos antes de las 7 de la mañana, hora de Buenos Aires, Cristian “Pity” Álvarez, quien permanecía prófugo por el homicidio de un hombre, se entregó en la Comisaría 52 de Villa Lugano y confesó ante las cámaras de televisión: “Se los contaré a todos juntos: sí, yo disparé. No vengo a declarar, vengo a decir lo que pasó. La maté porque era él o yo, creo que cualquier animal haría lo mismo. Si no, me iba a matar él”.

Si bien admitió su culpabilidad en cámara, al cierre de este artículo el músico aún no declaraba ante el juez, por lo que su confesión televisiva no tiene valor judicial. La que sí declaró bajo juramento fue su novia, quien lo había confirmado como el autor de los disparos. Álvarez le pegó tres tiros en la cara y uno en el pecho a su víctima, un ex vecino suyo de Villa Lugano, en la madrugada de ayer.

Tras la detención se reconstruyeron en parte las horas posteriores al crimen. Después de los hechos, Pity fue con su novia a la disco Pinar de Rocha a buscar unos amigos “para ayudar con la fuga”, según declaró la pareja del músico. La chica dejó de acompañarlo en ese momento y Álvarez cambió de vehículo y desapareció del radar. Recién volvió a aparecer horas después en la casa del padrastro de su pareja, quienes lo convencieron de entregarse, pero de camino a la Policía el cantante se arrepintió y bajó del auto.

Mientras el operativo de rastreo policial se intensificaba, Pity terminó por refugiarse en una villa de emergencia cercana al barrio de Lugano y fue ahí cuando se comunicó con su abogado para negociar su entrega.

Más allá de su derrotero, en el auto que Álvarez dejó en los alrededores de Pinar de Rocha la policía encontró su pasaporte, 16 mil dólares, cuatro discos rígidos, jeringas hipodérmicas usadas y sin usar, envoltorios de pasta base, dos pipas y el boleto de compraventa de una moto.

Siempre al cierre de este artículo, se espera que el músico declare, que el juez Martín Yadarola tome declaración testimonial a más testigos y termine de definir la carátula de la causa. Se especula que la defensa de Álvarez alegue inimputabilidad a raíz de sus adicciones, pero que la fiscalía busque agravantes como la “alevosía” que puede elevar gravemente una posible condena.

Conéctate con Noisey en Facebook.