El Club de los Beatles: Versiones del Cuarteto

Parte de la mística beatle, está en su legado de covers.

|
29 agosto 2018, 5:44pm

La influencia de los Beatles en diferentes vertientes de la cultura popular es contundente e incomparable: fueron la primer banda de rock en presentarse en un estadio deportivo inaugurando la industria de los conciertos y festivales que tanto celebran, queridos lectores. Participaron en la primera transmisión satelital interpretando su clásico "All You Need is Love", que fue visto en más de veinticinco países en 1967: una transmisión global. Lo anterior aunado, por supuesto, al éxito comercial de sus canciones y a la conmoción que causaron sus peinados.

La maquinaria Lennon-McCartney-Harrison produjo decenas de sencillos que se apropiaron de las listas de popularidad por mucho tiempo, asegurándose de incluir a Ringo, creando suficientes canciones infantiles para que las interpretara el baterista. Su impacto en países como México se puede sentir a la fecha a través de sus miles de aficionados que sintonizan religiosamente las dos emisiones (sí, dos de una hora cada una) del programa de radio dedicado devotamente a la obra de los Cuatro Fantásticos de Liverpool, además de que se sigue vendiendo con éxito sus discos y parafernalia asociada. No sé si exista otro país en el mundo (fuera de Inglaterra) con más aficionados a los Beatles. Los fans de los Beatles o beatlemanos o beatlemaniacos, son como el arquetipo de los fans de Radiohead o de Pearl Jam.

Por mi parte, debo confesar que durante un tiempo me bebí todo ese Kool Aid y, como el resto de mis conocidos, escuché hasta el hartazgo los discos de los Beatles. Lo anterior lo atribuyo a mi formación como aficionado a la música popular y mi necesidad de pertenecer a algo, de preferencia muy conocido y establecido. Yo también quería decir: Los Beatles son la banda más grande que haya existido, y que ‘nadie’ pudiera contradecirme.

Tiempo después escuchando otras cosas, me di cuenta que no era el caso y que si bien había que seguir reconociendo los logros de esos chicos de Liverpool 1) No eran la banda más grande que haya existido; 2) No había necesidad de intentar convencer a los demás de ello (beatlemanos, este punto se puede releer las veces que sean necesarias para no seguir con esa práctica); 3) Lo que los Beatles hacían no era más que una versión blanqueada de lo que Muddy Waters, Little Richard, Sam Cooke o James Brown llevaban décadas haciendo.

Insisto, lo anterior no pretende quitarle méritos al trabajo de los Fabulosos Cuatro. Si bien fueron influidos por Little Richard y James Brown, sus exploraciones en la psicodelia se abrieron paso de vuelta a América e influyeron a músicos como George Clinton y Prince, por mencionar dos de los músicos americanos más importantes del siglo pasado.

La influencia del Cuarteto de Liverpool es mayor y a continuación presento algunos ejemplos de esa influencia:

Stevie Wonder

Stevie Wonder grabó su versión de "We Can Work it Out" para el álbum de 1970 Signed, Sealed and Delivered que, únicamente por su entrega vocal, compite palmo a palmo con la de Sir Paul. Para el principio de los setenta, Motown ya se había dado cuenta que los gustos de su audiencia estaban cambiando primordialmente por la influencia del funk y del sonido de las bandas de rock blanco inglesas. "We Can Work it Out" en la versión de Steve es una muestra del impacto del cuarteto en alguien que sin duda había sido un antecedente para ellos mismos.

Otis Redding

"We Can Work it Out" fue lanzada como sencillo con doble cara A incluyendo del otro lado "Day Tripper". Ambas pertenecen a la era del Rubber Soul y la segunda fue versionada por Otis Redding en el último álbum que grabó antes de morir (Complete & Unbelievable: The Otis Redding Dictionary of Soul, 1966) en un accidente aéreo en Madison, Wisconsin. En ese disco, la banda que acompaña a Otis es la banda de sesión de Stax que por esos años no era otra que la que comandaba Booker T., conocida como los MG’s.

Booker T & The MG's

Por su parte Booker T y su banda grabaron McLemore Avenue en 1970 que es un álbum en el cual la banda de Stax interpreta su propia versión del Abbey Road incorporando su clásico estilo de rock sureño. La muchachos de Booker T. hicieron más versiones de los Beatles que incluyeron "Michelle", "Eleanor Rigby" y "Lady Madonna". La influencia del Cuarteto fue considerable entre las filas de Stax, sello que entendió bien que la fórmula de incorporar la psicodelia inglesa sería determinante para alcanzar el éxito comercial en la década de los setenta y que la fórmula de soul de Motown estaba quedando fuera de uso.

Aretha Franklin

Aretha Franklin (descanse en poder) grabó "The Fool on the Hill" durante el proceso del disco This Girl’s in Love in You haciendo una versión jazzy acompañada de su increíble voz que sentó las bases del soul interpretado por chicas. Como dato anecdótico, la misma canción fue versionada por Sergio Mendes, quien echó mano atinadamente de la aterciopelada voz de Lani Hall. La versión bossa nova edulcorada del brasileño tuvo mucho éxito y es una de las piedras angulares para la creación de esas colecciones de versiones jazz o bossa nova de clásicos de sí, los Beatles, pero también Guns N' Roses y más aberraciones.

Les Demerle

En 1969 el baterista Les Demerle grabó su primer disco titulado Spectrum. El viejo Les hizo su exitosa carrera siendo músico de sesión y acompañando bandas de jazz y pop por igual. Sammy Davis, Lee Konitz y Tony Bennett son algunos de los nombres con los que colaboró. En ese primer disco incluye su rendición a "A Day in the Life", el clásico que clausura Sgto. Pimienta y su Club de Corazones Solitarios. La versión del baterista es una versión jazz instrumental con prominentes vientos añadiendo a la épica de la original. La versión de Demerle bien podría musicalizar alguna película de polis corruptos en Los Ángeles de la década de los cincuenta.

Junior Parker

Los covers anteriores se acercan a la grandeza de la original y es cuestión de debate decidir si pudieran ser mejores, pero la versión que sí es mejor que la original del Cuarteto de Liverpool es la versión de "Taxman" de Junior Parker. Junior es una referencia en el rock porque es el compositor del clásico de rockabilly "Mystery Train", hecha famosa por, desde luego, Elvis Presley. Parker interpretó y se apoderó del tema que abre el Revolver en su disco Love Ain’t Nothin’ But a Business Goin’ On, donde incluye un par de covers más a los Beatles. La versión a "Taxman" es una versión bluesy con cierta dosis de funk. Concuerdo con un comentario leído en YouTube: 1 para los Beatles y 19 para Junior. La versión de Parker se abriría paso hasta la era dorada del hip hop basado en sampleos, pues fue utilizada por DJ Muggs en el clásico imperecedero que abre el Black Sunday de Cypress Hill: "I Want to Get High".

Cuando los Beatles y otras bandas inglesas incorporaron arreglos de música clásica y motivos psicodélicos a sus composiciones, llevaron al rock a convertirse en un género contemplativo que erosionaba al estilo original teniendo como consecuencia un sonido que no era más que iteraciones de la misma fórmula, pero al mismo tiempo esos elementos nuevos en la música popular serían de gran influencia en los músicos que continuaban en el cauce original del rock y su mezcla de soul y blues ahora reforzándolo con psicodelia extendiendo así la vida útil del género.

Así se completa el círculo.

FB: GranRevancha / Twitter: @revancha_df / Instagram: revancha_df