El Yarpop Soy Yo

Los 16 discos favoritos de la Orquesta el Macabeo para cocinar salsa macabra

De los clásicos del hardcore Cro-Mags, pasando por los Fabulosos Cadillacs, hasta llegar a los hermanos Palmieri. Así son las influencias de la Orquesta el Macabeo.

Javier Ibarra

Foto tomada del Facebook Oficial de la Orquesta Macabeo.

Desde Trujillo, Puerto Rico, la peculiar e inigualable Orquesta el Macabeo viene a interpretar su salsa macabra por segunda ocasión a la Ciudad de México, una zona que no desconocen en lo absoluto, ya que dentro de la escena musical del punk y hardcore latinoamericano, antes de gozar de la clave (ritmo predilecto de la Isla del Encanto), algunos de sus integrantes primero pisaron suelo mexicano con grupos como Juventud Crasa o Tropiezo.

Hoy la Orquesta el Macabeo, siendo –creo– uno de los proyectos musicales más sinceros y llamativos de todo el mundo, desde su formación en 2008, en cada una de sus melodías mantiene la esencia de la verdadera salsa brava que se hizo mundialmente conocida por artistas como Willie Colón y Héctor Lavoe; u orquestas del calibre de la Típica 73 o La Conspiración.

Sin embargo, lo llamativo y autentico de estos jibros-punks, es como poco a poco han comenzado a ser parte de la gran tradición de orquestas de salsa en Puerto Rico, aun cuando siguen haciendo las cosas por ellos mismos, dentro de un entorno musical completamente apartado al DIY y lo underground.

Primero, y como lo ha relatado José Ibáñez Reyes (bajista y orquestador del Macabeo), el conjunto musical integrado por amigos ligados al punk, ska, entre otros ritmos, se reunió para interpretar –únicamente por diversión– temas clásicos de la salsa; como lo fue “Ojos chinos” del Gran Combo de Puerto Rico; e incluso, tiempo después, lanzando un vinyl de 7 pulgadas donde tocan –en versión salsera punk rocker– canciones como “Eutanasia” de La Polla Records, o “En la luna” de Eskorbuto.

La Orquesta El Macabeo se estará presentando en la Ciudad de México el jueves 26 de abril (Salón Romo), sábado 28 (Foro Hilvana) y domingo 29 (Mama Rumba). Por lo que, y teniendo en cuenta que se trata de un conjunto donde los gustos por la música no tienen límites, les preguntamos a algunos de sus integrantes por discos que los hayan marcado e influenciado en sus vidas; u otros materiales que, simplemente, por amar a la música y hacer con ella lo que gustan, quisieran recomendarnos.

Luis de la Rosa Solá (cantante)

Ángel Canales – Sabor : Lo descubrí por la canción “Perico Macoña”. Ángel Canales mantuvo su identidad pese a los trends. Esa siempre ha sido mi meta: mantener mi identidad musical aun cuando las modas vienen y van. Él era el underdog de la Fania y logró tener una carrera exitosa que trascendió a pesar de no ser la gallina de los huevos de oro de la disquera. La interpretación de Ángel Canales no tiene comparación en la salsa y quizás en ninguno de los estilos de la música tropical.

Cro-Mags – The age of quarrel : Fue la primera voz que encontré realmente interesante en el hardcore. La capacidad para armonizar y crear melodías de John Joseph me demostró que se puede cantar en el hardcore. Lo recomiendo porque es de las primeras muestras de crossover en la escena underground de Nueva York; también por la honestidad y la realidad de sus letras.

Gabriel Beauchamp Hurtado (trompeta)

Orquestra Baobab – Pirates choice : Últimamente estoy escuchando esta orquesta originaria de Senegal. Tocan son afro cubano con guitarra eléctrica. El disco es de 1989.

The Refrescos – Kings of chunda chunda : Este disco de ska lo compré en 2005 cuando acompañé a Los Negros Vivos en una gira por México, tocando trompeta. Este álbum, aunque es de España, me recuerda muy buenos momentos en la Ciudad de México.

Yussef Soto Villarini (saxofón)

Orquesta Zodiac – 12 grandes éxitos para bailadores : Llegó a mi vida en la adolescencia. Lo escuché en una rockola con mi hermano, después de ir a la escuela. Oí su tema clásico “Panteón de amor” que narra el desamor que vivió un hombre y decide hacer un panteón para enterrar su gran amor. Me encanta su teatralidad dentro de las letras, son historias que bien se pueden representar en cortometrajes o escenas teatrales.

Los Fabulosos Cadillacs – Fabulosos Calavera : Este disco es con el que me quedo para el fin del mundo. Es un álbum rockero, salsero, jazzístico y revolucionario. Alude a escritores de la literatura sudamericana, aparece Rubén Blades, mantiene su esencia 2tone-ska, y la belleza del cancionero es el infierno. Aún estaba en la escuela para su aparición y me sigue inspirando mucho.

Aníbal Vidal Quintero (teclado y coros)

Charlie Palmieri – ElectroDuro : No recuerdo quién me lo recomendó. Antes de haberlo escuchado me gustaba meterle sintetizadores a la Orquesta el Macabeo, y cuando lo escuché me motivé más por la manera en la que Charlie Palmieri pudo integrarlos a los arreglos. Escúchenlo y verán que es algo completamente diferente.

Café Tacuba – Re : Es un disco perfecto. Lo escuché de pequeño y no le presté atención hasta ya adulto que entendí la joya musical que es. Lo recomiendo porque considero que no cae bajo ningún género musical. Tiene su propio estilo. Me ha influenciado en no encerrarme en un solo género musical.

Horacio Alcaraz Meléndez (trompeta)

Eddie Palmieri – El Prodigioso… Los 50 años del maestro : Este disco me lo regaló mi papá en septiembre de 2009. Un mes después mi padre murió y es ahí cuando comencé a escuchar el disco. Un dato curioso es que descubrí que algunos de los temas de ese disco fueron grabados en vivo, en la Sala de Teatro de la Universidad de Puerto Rico, recinto de Río Piedras; sala que permaneció cerrada muchos años y que luego tuvimos el privilegio de presentarnos cuando la reabrieron. Eddie Palmieri siempre estaba adelantado a su época. Eso lo hace bastante diferente.

Billy Joel – The Stranger : Este casete era de mi mamá. Todo el tiempo estaba puesto en su radio y yo siempre que llegaba de la escuela le daba play y me ponía a jugar tiradas de béisbol. Descubrí que soy un tipo súper sentimental y que hacer música sin sentimiento no vale la pena.

Javier Santiago Rivera (maracas y coros)

Orquesta Corporación Latina – Nuestro Negocio: Salsa : Este disco lo llevo escuchando toda mi vida, en nuestras fiestas familiares, en Trujillo. Ver bailar a mis tíos y tías, de chamaquito, me hizo seguir escuchándolo mientras crecía. Su sonido es tan real como sus letras. Definitivamente es una influencia en mi vida, principalmente por el hecho de que ahora toco en la orquesta de salsa más honesta y real de Puerto Rico. Hacemos salsa para disfrutar tocarla en tarima, no para complacer o convencer a grandes disqueras. Por ende, si nosotros gozamos en tarima tocando la música que hacemos, el público va a pasarla bien por naturaleza.

El Cuarteto de Nos – Raro : Lo descubrí buscando música nueva por Internet, ya que no había nada más que escuchar de toda la mierda que hay. Luego de escuchar este disco y comenzar a buscar más material de ellos, se convirtieron en uno de mis grupos favoritos. Me motivan porque llevan tocando desde los ochenta, y no es hasta estos días que pudieron dejar sus trabajos regulares y dedicarse a lo que les apasiona. Además, sus letras son demasiado acertadas, me recuerda mucho a la Orquesta el Macabeo, porque tiene esa habilidad para hablarte de cosas buenas y al mismo tiempo hablarte de cosas malas, con una sinceridad que muy pocos tienen en esta industria.

José Ibáñez Reyes (bajo)

Orquesta Panamericana – Orquesta Panamericana : Este es el disco que más recuerdo de mi niñez. Siempre me llamó la atención dentro de la música tropical, aun cuando el 95% de lo que escuchaba era heavy metal. Es el principio de todo. Todavía lo escucho y se me paran los pelos. La combinación de cantantes y estilos musicales reunidos en esta producción son tan hermosos que le arreglan el día a cualquiera. Lo recomiendo porque es la raíz de lo que eventualmente y comercialmente llegó a evolucionar en salsa. Se lo agradezco a mi padre y mi abuelo.

La Experiencia de Toñito Cabanilla$$$ – Generación ABCDE... 1+1=3 : Lo descubrí cuando en los noventa fui con mi grupo de death metal a tocar a Mayagüez y el evento se canceló. La persona que organizaba el evento manejaba un fanzine y una pequeña distro independiente. A cambio de que nosotros conducimos tres horas para llegar al show, el tipo me dio algunas copias de su zine y este casete. Cuando lo escuché me voló la cabeza, pues se notaba que esta gente sí que la pasaba bien haciendo música y cagándose en todas las situaciones socio-políticas del momento en Puerto Rico. Luego de un tiempo, los vi en vivo junto a otro grupo pionero del punk de acá llamado Shampain. Definitivamente despertó mi deseo de hacer punk. Este disco no se parece a nada, no suena a ninguna otra banda.

Julio Ortiz Luquis (congas)

Eddie Palmieri – Lucumí, macumba, voodoo : Descubrí el disco en una tienda. Lo recomiendo porque es impresionante cada vez que uno lo escucha. Es una obra maestra.

Crumbsuckers – Life of dreams : Lo escuché en la escuela a través de mis amistades. Este disco para mi es perfección. Ni los propios Crumbsuckers lo podrían superar.

Conéctate con la Orquesta el Macabeo en: Facebook.