Todas las fotos cortesía de Onda Vaga

Nacho Rodríguez de Onda Vaga nos dijo todo sobre todas 'Nuestras canciones'

A poco de haberse publicado el quinto disco de los argentinos, Nacho nos contó cómo llegaron al repertorio de este álbum de covers.

|
06 septiembre 2018, 4:59pm

Todas las fotos cortesía de Onda Vaga

Cuando Nacho Rodríguez, Marcelo Blanco, Marcos “El Negro” Orellana, Tomás Justo Gaggero y Germán Cohen pegaron onda en una guitarreada de fogata en las playas uruguayas de Cabo Polonio durante sus vacaciones en el verano austral del 2007, nadie podía imaginar que se trataba del nacimiento de una de las más grandes revelaciones de la música argentina de la década.

Lo que empezó como presentaciones íntimas en lugares semiclandestinos, en poco tiempo se convirtió en recitales que convocaban a miles de personas cada semana en sus memorables ciclos de presentaciones en el patio del Centro Cultural Konex. Rápidamente llegaron los conciertos en las salas más importantes de Buenos Aires, las giras por Europa y Latinoamérica, y su insólito éxito en Japón.

Onda Vaga logró transmitir al público con sus canciones ese espíritu de libertad y hermandad que ellos mismos sintieron en aquella guitarreada en las playas de Cabo Polonio. En sus conciertos el ambiente estaba cargado de emotividad, abrazos colectivos, vasos de cerveza de un litro, porros pasando de una mano a otra y, sobre todo, gente con los ojos cerrados cumpliendo el mandato de cantarle a la luna, al sol y a sus amigos con el corazón que dictaba como un manifiesto “Mambeado”, el primer éxito del grupo.

Este crecimiento vertiginoso de convocatoria llevó a Onda Vaga a amplificarse en vivo y a electrificarse un poco en sus últimos dos discos para ser más fiel al sonido del grupo en concierto. En Nuestras canciones, su recién salido quinto LP, Onda Vaga regresa a ese espíritu acústico y de canción de fogata, a través de un repertorio de versiones a temas que han hecho suyos a lo largo de los años, algunos en sus presentaciones, otros en sus guitarreadas íntimas, canciones que los han marcado y que muestran su amplio abanico de influencias y gustos musicales: rock argentino, Manu Chao, música de Venezuela, de Colombia, de Perú, rock clásico, Devendra Banhart, tropicalismo.

“La idea del disco de covers estaba hace mucho en nuestras cabezas, casi desde el comienzo te diría. Siempre nos preguntábamos cuando lo íbamos a hacer, y de repente fue como que dijimos ,'che, ¿lo hacemos?'”, nos cuenta Nacho Rodríguez por teléfono mientras espera para abordar el Buquebus para viajar a Uruguay. Sobre la producción del LP, Nacho nos contó que “lo hicimos nosotros con Guido Gravano que es nuestro técnico y prácticamente el ángel del disco porque estuvo en todas las decisiones de mezcla y masterización. Grabamos en vivo guitarra, cuatro y cajón, y después grabamos las voces en over dubs. Fue bastante rápido, creo que llevó tres o cuatro meses hacer todo. Un disco muy disfrutable de grabar porque lo hicimos en vivo y muy simple también”.

Sobre como llegaron al repertorio de Nuestras canciones, Nacho nos contó que “en principio, El Negro quería que fuese un disco doble de 40 canciones, cosa que a mí me gustaba mucho, pero después tomamos una manera para elegir los temas que era que todos teníamos que estar de acuerdo. Con uno solo no de los cinco, no se hacía. La mitad del disco son canciones que tocábamos desde hace mucho y la otra mitad son experimentos que hicimos ahora de temas que nos gustaban”. Lee a continuación lo que nos dijo Nacho sobre cada uno de los doce temas.

1. Xuxa Park

Nacho Rodríguez: Es una canción conocida de Xuxa, que Tommy toca hace mucho tiempo y siempre nos gustó. Cuando elegimos los temas dijimos que teníamos que grabarla, nos divertía que fuese un tema de Xuxa. Tiene una muy linda letra, me gusta eso de hacer real un mundo de ilusión.

2. Mariposita del amor

Nacho Rodríguez: A esa canción llegamos a través de un amigo que tiene bastante influencia sobre Onda Vaga, que es Victor Jofré, un músico chileno. Hace muchos años vino a vivir a una casa donde yo vivía con unos amigos, y cuando se fue me dejó el cuatro. A partir de ahí yo nunca dejé de tocar el cuatro, que es algo que definió mucho nuestro sonido, y un poco también mi vida como instrumentista porque de repente me convertí en una persona que toca el cuatro.

Victor en una gira que hicimos nos mostró esa canción, un tema peruano que David Núñez del Prado le compuso a su hija y que aparecía en un programa de TV en Perú que se llamaba Alfabetizando: Aprendiendo a leer y a escribir. La canción nos gustó mucho y después siempre El Negro la cantaba.

3. Minha menina

Nacho Rodríguez: En ese tema colaboramos con la banda brasileña Francisco el Hombre y me gusta mucho como quedó. Yo siempre la conocí por Os Mutantes, pero realmente es de Jorge Ben, un músico brasileño que a mí me gusta mucho pero del cual nunca escuché su versión de ese tema. Desde hace mucho con Marce la tocábamos un montón en guitarreadas con amigos, así que fue muy fácil hacerla. A nosotros nos encanta la música brasileña y hay mucha onda Brasil en nosotros.

4. El Curruco

Nacho Rodríguez: Esa canción llegó a nosotros a través del músico argentino Pablo Dacal y Tabata, su pareja para ese entonces, que es colombiana. Ellos nos habían mostrado un disco del grupo Canalón de Timbiquí, en donde salía esa canción y que después escuchamos un montón. Eso fue en los principios de Onda Vaga. Ese grupo nos encantó, fue la primera vez que escuchábamos música del Pacífico colombiano, y aún nos encanta la fuerza que tienen la percusión y las voces. Fue como nuestro homenaje a eso.

¿Y cómo sale la colaboración con Perotá Chingó?
Con ellas no habíamos hecho nada juntos y fue muy lindo. Nos veníamos cruzando cada tanto y había buena onda, y de verdad que nos daban ganas de hacer algo con ellas. En el tema original de “El Curruco”, solo son mujeres las que cantan y era muy lindo, y pensamos que era el momento de trabajar con ellas y fue muy lindo el intercambio.

5. Sutilmente a Susana

Nacho Rodríguez: Es una canción de Tanguito, que a Marcos le encanta y que me la mostró hace mucho tiempo. Apenas me la mostró me encantó, fue amor a primera vista. Era una canción muy linda que estaba dando vueltas por ahí desde hace tiempo y cuando pensamos en el repertorio del disco dijimos “Sí, ahora sí hagamos esa”. Nosotros sólo conocíamos la grabación de Tanguito en la que la presenta diciendo “Ah, esta es Susana”, y empieza a tocarla y es increíble, es muy hermosa la canción. Me llama mucho la atención como rasguea la guitarra de una forma muy particular y ese acorde que tiene muy insistente todo el tiempo en séptimo mayor que está muy bien.

6. Sunny Afternoon

Está muy interesante está versión de The Kinks. Las voces suenan como si fuera el mismo Ray Davies el que canta.
Nacho Rodríguez: [Ríe locamente]. No sé qué decirte. Casi todo el tema lo canta Marce. Ger y yo hacemos los coros divertidos, y cada tanto la acompañan Tommy y Marcos. No hicimos ninguna canción de los Beatles, ni de Beach Boys, que son bandas que nos encantan de esa época y esa de The Kinks prendió y la quisimos hacer. Fue divertido hacer esa versión, es una de las canciones que más me divierten en el disco.

7. Desfachatados

Nacho Rodríguez: A mí Babasónicos me gusta muchísimo, creo ahora es la gran banda argentina por todos los cambios que hicieron y por toda su curiosidad. Los Babasonicos son como unos grandes amigos de viaje. Yo en un momento escuchaba mucho sobre todo esos discos de la época de Trance Zomba, Dopádromo, Babasónica, Miami, hasta Jessico que en su momento no me gustó. Con el pasar de los años nos hicimos muy amigos con Adrián Dárgelos y eso fue buenísimo también; como poder tener una relación cercana, charlar de música y compartir datos con él.

"Desfachatados" es el segundo tema de Miami, que es un disco buenísimo. Esa canción nos quedaba bien y nos parecía muy fácil de hacerla. En un momento hicimos un show para abrirle a Babasónicos, al que llamamos Onda Baba, y tocamos cinco o seis temas de ellos y uno era “Desfachatados”, que nunca lo habíamos grabado y nos parece una pena no haberlo hecho en su momento. De hecho, Adrián nos había invitado a grabarlo y no lo hicimos.

8. Augusta, Angélica y Consolaçao

Nacho Rodríguez: Una canción de Tom Zé que habíamos tocado en los shows antes de sacar el primer disco. Hay un par de discos de Tom Zé que sacó durante la dictadura y nos encantan, que son Se o Caso É Chorar (1972) y Todos os Olhos (1973). Esta canción aparece en este último, cuya tapa es un ano con una canica pero que parece un ojo, y fue su manera de protestar contra todo. Cuando salió el disco había un culo en todas las calles. ¡Ja ja ja! Esos dos discos están buenísimos, recomiendo mucho escucharlos. Cuando escogimos las canciones para este disco dijimos que teníamos que grabar “Augusta, Angélica y Consolaçao” porque ya la habíamos hecho, era como un clásico para nosotros.

9. Los hijos de la noche

Ustedes son fanáticos de la música de Venezuela y esta es la primera canción venezolana que graban. Es un merengue del compositor Eduardo Serrano, ¿es como su homenaje al cuatro?
Nacho Rodríguez: [Ríe]. A mí eso me da mucha vergüenza porque yo siento que yo no soy alguien que toca el cuatro porque sé como tocan el cuatro los venezolanos. Entonces nunca me presentaría frente a un venezolano como un cuatrista. [Ríe].

Igual supongo que cuando te regalaron el cuatro se te abrió todo ese universo de la música venezolana.
Nacho Rodríguez: Sí, aunque todavía siento que tengo mucho por descubrir porque quedé muy fascinado con Simón Díaz y tengo que investigar más. Queríamos hacer un tema venezolano y este ya lo veníamos tocando desde hace mucho; era un clásico para nosotros que lo conocíamos por Cecilia Todd que nos encanta.

10. Noche de acción

Nacho Rodríguez: Es una canción de Mano Negra que fue de las últimas que elegimos y de los temas que más buscamos. Queríamos homenajear a bandas que nos habían marcado y queríamos hacer un tema de Manu Chao y no lográbamos ponernos de acuerdo, o no le encontrábamos gracia porque creíamos que iba a quedar muy parecido al que hizo Manu. Cuando llegamos a “Noche de acción”, Ger propuso que hiciéramos ese y a todos nos gustó.

11. Quédate luna

Nacho Rodríguez: En esta canción colaboramos con el cantautor español Muerdo, a quien conocimos porque hicimos un par de shows juntos y pegamos buena onda. Nos gusta mucho su voz y lo invitamos a cantar este tema de Devendra, que lo cantamos desde hace mil años.

Es una canción que parece una tonada venezolana y que además Devendra también reconoce cuanto le influyó descubrir la música de Simón Díaz.
Nacho Rodríguez: Sí, tiene re influencia venezolana. Además Devendra tiene madre venezolana y cuando era pequeño vivió en Venezuela. Él cuando canta esa canción también hace algo medio Atahualpa Yupanki, como que al final hace unas “íiiii” que me recuerdan a Atahualpa… y también a Simón Díaz.

12. El Mambo

Nacho Rodríguez: Es la quinta canción del segundo disco de El Salmón de Calamaro, un tema que nos encanta. Teníamos que hacer algo de Calamaro, y esa canción tenemos años tocándola, incluso teníamos una grabación de “El Mambo” de hace más de 10 años en los demos del primer disco.

Conéctate con Noisey en Instagram.