El Turbo EP de Jesse Baez es una carta representativa del R&B latino

Manténlo real escuchando al golden boy de Centroamérica.

|
30 julio 2018, 5:15pm

A dos años de haber lanzado su debut B.A.E.Z., el guatemalteco con más flow del Medio Oeste de Estados Unidos lanzó este viernes un EP cortito, bien armado, con seis tracks sólidos y deliciosos para ambientar el calor del verano.

El “rookie del año”, como se autodenomina en una de sus letras, abre este nuevo EP titulado Turbo, con una canción que homenajea a la voz más sexy de la historia del R&B. “Barry White”, es una balada de desamor sobre una cama de trap bien producido que señala todas las pretensiones de Baez en este nuevo EP.

El punto más alto del disco empieza con “Siempre”, una excelente carta representativa del R&B latino para manejar en una carretera soleada en un descapotable, aunque el momento cúspide llega con una canción que tiene un título muy confuso. “Tema 1 (SWOOSH)”, su colaboración con Fuego, (con quien hizo un también un EP), es otra referencia seria con pretensiones elevadas por parte de Baez. “Tengo unos Reebook y estas perras quieren Nike” podría ser un guiño a esa rola que inaugura el Blonde de Frank Ocean con un larguísimo “These bitches want nikeeeeeeeees”. Señalando a Ocean o no, este es, sin duda, el banger del EP.

“Turbo,” que le da nombre al disco, tiene una melodía en guitarra acústica que acompaña los raps suavecitos de Baez y a momento expone una conversación telefónica con una mujer que parecería ser su mamá. Si la propia identidad de Baez no era suficiente para hacer un statement sobre identidad latina en Estados Unidos, esta canción es fundamental para definir con sutileza el estilo de vida de un latino hijo de migrantes.

La colaboración con C. Tangana se antoja más radical, pero está lo suficientemente caliente como para colocarse como uno de los cortes más sabrosos del EP antes de llegar a “Quiero saber”. Este último, es el track más pop del disco y el primer sencillo que se reveló para promocionarlo. En mi opinión, abarata un poco la calidad del producto. En el resto de las canciones hay mucha idea de lo que ha estado pasando en el R&B y en la electrónica latina en años recientes, pero esta última es un poco floja. Tal vez no está empaquetada para mí, y la muchachada que no ha llegado a sus veintes la va a jammear duro y sin culpa. Tiene mucho sentido esta envoltura comercial que se escucha en el tun-catunca tun-catunca, sobre todo cuando te enteras de que está producida por Dillon Francis.

En resumidas cuentas, el Turbo de Baez está muy bien.

Conéctate con Noisey en Instagram.