Imagen por: Jimmy Palacio |Noisey en Español

ZZK: la primera década de un sueño sudaca

La historia de los ires y venires de uno de los sellos más visionarios del continente contada a través de 10 momentos memorables.

por José E. Plata; ilustración de Jimmy Palacio
|
13 noviembre 2018, 10:06pm

Imagen por: Jimmy Palacio |Noisey en Español

Grant C. Dull es lo que los argentinos llaman un canchero. Una persona con la experiencia y el conocimiento certero en alguna actividad. Y en este caso, este texano se ha curtido en hacer que el mundo conozca los sonidos que el continente viene ofreciendo desde la orilla de lo distinto.

Cumbia digital, mashups criollos, folclore revitalizado; las etiquetas son muchas o incluso pocas; pero el camino viene siendo el mismo: l o hace desde el 2008 con el sello ZZK Records y desde hace dos, con Aya, una impronta que tiene para mostrar aquello que Ecuador tiene para el mundo.

Es un güero (rubio) canchero. Maneja el continente y sus lógicas porque las ha vivido de un modo u otro. Este año, después de mucho tiempo, pudo viajar por el solo gusto. No tuvo que cumplir horarios, citas de negocios o encuentros en mercados culturales y musicales. Pudo detenerse unos días, pudo disfrutar de su familia en pleno verano y pudo pasar por Bogotá, Cusco, Lima y se extendió por dos meses en Ecuador.

Pero este viaje fue también un momento clave para encontrar los motivos para seguir. ZZK cumplió una década y ya algunos de sus alumnos tienen alas en otros sellos como Chancha via Circuito y Mitú o no existen más, como Animal Chuki. Y lo que comenzó como una noche de miércoles para mostrar la música que el under del continente estaba haciendo, se convirtió en la perfecta disculpa para encontrar amigos, armar giras, presentar propuestas gráficas y visuales futuristas; pero sobre todo, mostrar el talento del siglo 21 en esta gran tierra.

Este es un homenaje a uno de los ellos más visionarios del continente en los últimos tiempos, un recuento de los momentos que marcaron su historia contados por el mismísimo Grant C. Dull, el artífice de este sueño sudaca que ha cobijado a una camada de artistas sin los cuáles no existiría un sonido tan propio y una apuesta tan arriesgada, una bandera que se levantó hace una década con el clamor de esta identidad.

Felices 10, ZZK.

***

1. Era Japón, Colombia, Venezuela, Argentina o cualquier lugar para ir. (1999)

A fines de los noventa este estudiante de humanidades en California, estaba decidiendo a dónde ir y qué hacer con su vida. Quería viajar, pero no sabía a dónde. En una tarde cualquiera, al escuchar la radio, un tema con un bandoneón lo hizo “flashear”.

Un amigo le dijo que esa era la música de Astor Piazzolla. A sus 22 años Llevaba tiempo buscando a dónde ir. Japón hubiera sido un lugar para explorar el budismo. Colombia o Venezuela por cualquier otra cosa; pero con Argentina hizo clic. En pleno 1999, a sus 22 años llegó a la Ciudad de la Furia para ser profesor de inglés.

Se quedó en Buenos Aires durante un año. Regresó por tres veces más. Y en el 2004, se instaló allí para hacer algo más que profesor. Abrió la página What´s up Buenos Aires con la cual lugareños y visitantes conocieron a la ciudad de otra manera.

Era salirse de las referencias de La Boca, calle Florida, Palermo, Recoleta o San Telmo. En ella se podía encontrar la información de la presentación de Axel Krieger en un sótano a la dos de la mañana; esto hizo que la ciudad tuviera una mirada distinta y atrayente.

2. Hay que hacer lo que otros no hacen (2004 - 2006)

Antes de Zizek, Grant recuerda haber participado en más de cien fiestas como promotor, organizador o asistente. Se empapó de la ciudad y encontró los reductos musicales de un lugar que no da tregua. Era una manera de promocionar su página y que su página fuera referida.

En una noche, contrató a un amigo (Dj Nim) para un evento y surgió la posibilidad de hacer una fiesta semanal en un local del barrio San Telmo los miércoles. Al principio hubo escepticismo; se llamó a Villa Diamante (Diego Bulacio), un amigo DJ y productor que aceptó con la condición de ser también curador de esas noches. Así un gringo, un porteño y un rasta armaron un equipo para una fiesta semanal con música bastarda.

La ciudad vivía un momento complicado. Después del incidente de Cromagnon del 30 de diciembre de 2004; Buenos Aires vivió momentos difíciles en su movida musical. Locales cerrados, días inciertos y la gente quería salir para conocer otras cosas.

Dj Nim, Villa Diamante y Grant como dj (El-G) tenían ya un público y solo se dieron a la tarea de juntarlo.

3. Crisis del disco, armar un sello (2007)

Las fiestas comenzaron en el 2006 y en el 2007, un simple ejercicio de promoción para los medios, consistió en juntar temas en un CD y repartirlo. Ya con el disco en mano y con algunas fechas realizadas, hubo un encuentro con la industria musical. En Bafim (Buenos Aires Feria Internacional de la Música) diferentes agentes estuvieron presentes y uno de ellos, un texano, recibió el disco. El tipo era uno de los programadores de South by Southwest quien le dijo que para el 2008 los artistas de ZZK tenían que ir al festival a Austin y hacer presentaciones allá.

Una luz se encendió. Se hizo la selección de tracks y Grant recuerda que terminó de armar todo cuando hizo su primera visita a Colombia como turista. Estaba en Cartagena de vacaciones.

En plena época de Myspace, con una crisis de la industria discográfica, aparece un sonido renovado; una propuesta que retoma, proyecta y muestra otro espíritu.

Fueron 16 tracks juntos que fueron una carta de presentación. La primera visita a Estados Unidos de artistas de ZZK como Tremor, El Remolón, Frikstailers y King Coya fue bien recibida por la prensa y un distribuidor en Chicago compró todos los discos para moverlos por el país.

4. Explosión del sello (2008 - 2010)

El regreso se hizo en julio de 2008. Aparecieron ya los discos de Fauna La manita de Fauna y Chancha vía Circuito Rodante. La música comenzó a tener repercusiones en medios especializados en músicas nuevas y de vanguardia como The Wire y XLR8R.

Poco a poco se empezó a generar un interés. El festival barcelonés Sónar sabía ya de ellos. En Berlín, en una fiesta de fin de año de ese 2008, uno de los Modeselektor sacó de su mochila un disco de ZZK y le dice a Grant: Esta es la música que paso en las fiestas de mi casa. Soy fan de El Remolón.

Los primeros cuatro años, fueron con lanzamientos de artistas que tocaron en las fiestas. Frikstailers, La Yegrós, Mati Zundel, King Coya tuvieron discos en ZZK; era muy fácil tenerlos.

5. Vivir y moverse con esto (2011 en adelante)

Ya los tentáculos de ZZK empezaron a expandirse. Empezaron los diálogos con artistas, productores, promotores de Chile, México, Colombia y más. Grant recuerda que en sus sets ponía música de Bomba Estéreo, Pernett, Systema Solar, Nortec, Dick el Demasiado, Surtek Collective y más.

Ya en el segundo disco recopilatorio, hubo artistas de otros países como Uproot Andy (Estados Unidos), Zonora Point (Chile), Meneo (Guatemala), entre otros. Los habían conocido por correo, por Myspace o en persona. Entonces fue posible ver que el fenómeno no era de Argentina únicamente.

De su trabajo previo en What´s up Buenos Aires y luego del trabajo con ZZK, Grant fue apreciando el talento de los diseñadores gráficos, al igual que DJ Nim y Villa Diamante, que también tenían su círculo de amigos con talento.

Los eventos, los discos, los afiches se convirtieron en el espacio para este despliegue visual por el cual fueron apareciendo muchos personajes a quien convocar.. Los músicos se nutrían de los diseñadores gráficos y los diseñadores se nutrían de los músicos.

1542141536881-collage-ZZK

6. Ser parte de la industria (2011 - 2014)

Ya cuando ZZK comenzó como sello, todo lo que vino fue abrir campo. Desde agendar fechas, tomar vuelos a otros lugares, llegar a sitios sin conocer a nadie, sacar dinero para visas, pero todo con el proyecto de seguir adelante. Grant recuerda la primera gira europea con Villa Diamante; hubo noches con pagos de cien euros, pérdida de trenes, tiempo para dormir en espacios pequeños; pero era parte de la experiencia.

Luego un agente los llama y les dice que les consiguió una fecha en Coachella. Pero en principio todo tuvo que hacerse con recursos propios.

Hubo un tiempo en el que Grant pudo financiar ZZK con sus ahorros y negocios. El dinero no venía de vender discos; vino de las giras y actividades relacionadas. Se existió casi como un colectivo; llegaron otros talentos creativos como fotógrafos y diseñadores que apoyaban o que cobraban con tarifas amigables. O también por ejemplo el periodista Mariano “Tito” del Águila, quien en diversas ocasiones hizo reseñas de los artistas.

7. Crowdfunding (2016)

ZZK necesitaba otros fondos para proyectos más grandes. Proyectos que necesitaban otros talentos como camarógrafos, editores, sonidistas y que se enfocaron al mundo audiovisual como con la serie ZZK: The Nu LatAm Sound , pero también poder mantener el talento del sello.

Esas aventuras de supervivencia, sirvieron para fortalecer la idea de un sello capaz de mostrar y mantenerse a flote cuando todo indicaba lo contrario.

Y fue justamente un quiebre grande. La campaña tuvo que ser estratégicamente desarrollada y así se eligió a la plataforma indiegogo. A través de las diferentes donaciones que en total sumaron 24506 dólares (y superaron la meta inicial en un 115%), se realizaron estas grabaciones. Se creó un video de apoyo para la campaña, que buscó convencer así a los aportantes.

Los aportes empezaban con 10 dólares pasando por cifras de 25, 50, 55, 125 y llegaban hasta 5000, 6500, 10000 y 20000 dólares.

Las recompensas fueron un reconocimiento al aporte y claro, a lo logrado por ZZK a través del tiempo. Pasaron por afiches, paquetes de discos y camisetas, créditos en las producciones y hasta invitaciones a la fiesta de aniversario del sello en Buenos Aires.

8. Nicola Cruz (2015)

Aún bajo la dura perspectiva de cómo sobrevivir con un proyecto creativo, Grant no dio su brazo a torcer. No había buenas señales, porque no era un asunto de vender discos. El talento estaba, pero la industria, ese enorme monstruo que puede ser una bestia salvaje o un animal dócil no daba signo alguno de recuperación. Los caminos debían ser explorados y de ese modo, ver hacia dónde se iba a dirigir.

Pero un correo electrónico cambió todo esto.

Un tal Nicola Cruz, envió un mensaje corto diciendo que le gustaba lo que ZZK y adjuntó tres temas. Grant le pidió más canciones. Meses después Nicola le envió Prender el alma como disco completo. Pasaron 18 meses antes de que el disco saliera. Nicola conocía a Chancha y lo respetaba mucho.

Vino así un quiebre gigantesco. Nicola se convirtió en un artista de amplio reconocimiento ya no solo en el continente. Se hizo habitual en escenarios de Europa también. Tiene una presentación en Boiler Room y ha estado en festivales como Mutek, Sónar, Estéreopicnic y una larga lista de lugares que de seguro ya han sido varios los pasaportes que tiene con sellos de entrada y salida llevando su música.

Nicola tiene un vuelo artístico importante. Ha tenido además colaboraciones con Nicolás Jaar y Rodrigo Gallardo (Matanza). Prender el alma ha sido reeditado y ya se anunció el segundo: Siku (saldrá el 25 de enero). ZZK entró a una nueva fase a través de él.

9. Seguir apostando (2013 en adelante)

Desde el quinto año, Grant reconoce que ZZK ya tuvo la experiencia necesaria para estar en algo como una industria. Fue una experiencia que mostró algo que se producía en una ciudad como Buenos Aires con productores nuevos y donde otros talentos en la gráfica también se unieron.

Pero la apuesta no es un asunto de buscar una novedad, lanzarla y hacer así un trabajo de promoción, gira y video. ZZK ha permitido que otras generaciones se acerquen a músicas nativas y se adentren a ellas; situación que unida a la tecnología y la difusión digital, revierte un especial interés para la camada latinoamericana actual.

Cada proyecto que se lleva a cabo, como lo puede ser un disco o una gira es cuidado de principio a fin. Es como un bebé que llega al mundo y al que se debe cuidar.

De los fruity loops y el sampleo de los primeros años que definieron el trabajo; se pasó a ser un proyecto que se financia con presentaciones, sincronizaciones en la industria audiovisual, streaming, venta de discos y venta de objetos de mercadeo. Pero hay actividades que salen a partir de todo esto y que sirven para financiar más cosas como asesorías y curadurías artísticas para escenario o sincronizaciones.

Una de las más destacadas fue la aparición de una canción de Chancha via Circuito en una escena de Breaking Bad.

.

10. AYA: diversificación y futuro (2018 en adelante)

Luego del fichaje de Nicola Cruz en el 2015, Grant viajó a Ecuador. En este país encontró una mina de talento, una calidez y un mundo por explorar que no dudó en estar atento para escuchar todo aquello que le dieron a conocer. Así pudo encontrar no solo electrónica, también otros proyectos donde la raíz está presente y que le llevaron a hacer el trabajo de abrir una nuevo sello: Aya Records.

A través de él, bien puede darse el gusto de fichar a Evha, Mateo Kingman y Río Mira. Tres propuestas contemporáneas que provienen de un país dispuesto a participar de esta fiesta latinoamericana de música alternativa.

Tanto así que en este 2018, canceló un viaje de regreso al sur, para quedarse recorriendo Quito, Guayaquil, Cuenca y más lugares. ¿Puede ser un descanso? ¿Puede ser una nueva jugada? Todo está por verse.

****

Grant siente que llegó a un techo en Buenos Aires. Su próximo destino es Los Ángeles. Es la hora de usar a esta ciudad como plataforma y lugar para dar a conocer todo lo que se ha sembrado en el continente.

Artistas como La Yegros que está en EMI, Chancha vía Circuito que está en Wonderwheel Recordings y otros que han alcanzado otros horizontes, son ya un motivo de orgullo para Grant. Afortunadamente ciudades como Bogotá, Buenos Aires, Sao Paulo o CDMX son capaces de tener espacios para artistas en el mainstream, pero se nutren siempre de propuestas independientes y nuevas que en ocasiones no pasan de pequeños públicos.

Pero la búsqueda no termina. El trabajo que se hizo en Argentina, pasó a llevarse a cabo en Ecuador. En todo el continente hay talento; solo hay que buscarlo y ofrecer la oportunidad. O fuera de él, también lo hay.

De nuevo, feliz cumpleaños y larga vida a ZZK.

Sigue a Noisey en Instagram.