Imagen cortesía del artista.

Las historias detrás de 'Stalker', el esperado álbum debut de Ectomorph

Cthulhus, reinos budistas y constelaciones de techno modular: el mítico dúo de Detroit nos cuenta qué esconde su primer LP en Interdimensional Transmissions.

|
nov. 29 2018, 12:08am

Imagen cortesía del artista.

Esta música, para tomar prestada una frase de Derrick May: es lo que es.

Esta concisa pero fundamental línea se lee en el comunicado de prensa de Stalker, el primer trabajo en largo concebido por el mítico dúo de electro detroitniano, Ectomorph. Gestado en 1994 por Brendan M. Gillen y Gerald Donald de Drexciya, el proyecto ayudó a cimentar las bases del electro parido en la llamada ciudad motor, forjando toda una mística alrededor del género predilecto de la Roland 808 y los universos paralelos al que este podía transbordar. De esta manera nació Interdimensional Transmissions, el sello que desde 1995 ha albergado cada una de las emisiones sónicas de Ectomorph, y desde el que nombres como I-f, Perspects, Carlos Souffront, Derek Plaslaiko y Erika han podido embarcarse hacia territorios desconocidos.

Desde hace más de dos décadas, Ectomorph lo conforman BMG y Erika, y desde entonces sus presentaciones en vivo centradas en la síntesis modular no han parado de sorprender a los más afiebrados por el electro y techno de Detroit. Tal vez por esta razón, por querer presentar un producto tangible de su ideal de sonido, tan orgánico y natural como vívido e improvisado, es que Ectomorph decidió lanzar el 31 de octubre de 2018 su esperado álbum debut. Titulado Stalker, el trabajo nos sumerge en las entrañas de la frondosidad modular y las constelaciones Moog. A través de nueves cortes, Ectomorph incorpora toda la corpulencia de su acto en vivo para introducir al oyente en todo un agujero negro riesgoso y tentador.

Para conocer un poco más las historias detrás de este enigmático y ansiado trabajo, le pedimos a Ectomorph que nos diseccionara, track por track, el componente creativo de Stalker, su álbum debut en Interdimensional Transmissions.

* * *

Beyond the Six Realms

En el budismo hay seis reinos que abarcan todos los posibles estados de existencia. En algún lugar más allá de todos esos reinos, se encuentra este reino donde no existe el concepto de renacimiento. Solo al ser, todas las ideas van y vienen como un océano, chocan y luego encuentran su lugar armónico. Este es el sonido del diálogo modular a través de las dimensiones, y con la modulación del tiempo como herramienta de composición principal, tales efectos extraños suceden cuando las ondas disminuyen y luego se aceleran mucho más allá de nuestra comprensión normal.

“Filthy Demands”

En la calle siempre te topas con todas estas demandas sucias, usamos estos sonidos para superar eso. Este es un rápido intercambio de poder en el que pierden su ventaja depredadora al voltear totalmente los papeles y los eliminamos del plano astral. Extraños trucos de secuenciador se encuentran con la síntesis de la costa oeste, y el Verbos Harmonic Oscillator realmente brilla con sus potentes bajos. Este es el sonido del modular como instrumento, todos los drums y sonidos aquí son del modular.

“Agate”

Esta es una piedra en la que tienes que mirar hacia adentro para encontrar su belleza. Esta canción equilibra el poder con la gracia y realmente resalta la capacidad de Erika para maniobrar su secuenciador Octopus. Eliminando y creando agujeros en la secuencia principal que dan como resultado extraños efectos de audio, y utilizando osciladores para modular la frecuencia entre sí para crear un extraño y sensual sonido, puedes sentir los artefactos a medida que se alejan.

“Crawl of the Cthulu”

Mucho antes de que nuestro mundo retorcido tomara forma, existía otro mundo que había sido subyugado por estas criaturas antiguas, similares a los pulpos, y se debe tener en cuenta que los pulpos son los únicos animales con un ADN absolutamente único, lo que significa que pueden provenir del espacio. El mundo del Cthulhu ahora está sumergido, olvidado, roto, y utiliza su gran energía mental para contactarnos desde su hogar hundido. Esta es la banda sonora de esa búsqueda mental. Un interminable patch Blofeld auto-modulador es la pieza central.

“Mysteries (of The)”

El tipo de equivalente sonoro que brilla desde el interior. Moviéndose musicalmente en una cuerda floja sin red, los sonidos flotan y luego se mueven hacia afuera. Los drums cobran vida y te sientes como si estuvieras en un movimiento cinético perpetuo, las claves rompen los sonidos de la melodía y fluyen y luego desaparecen, con un tono subyacente que mantiene el misterio vivo pero nunca completamente visible.

“Stalker”

En algún lugar de este vasto páramo oxidado, descubres que no estás solo. Tal vez desearías estarlo. Un trueno siniestro viene de arriba y de abajo y escuchas el eco de tus huesos resonando. No hay a dónde ir, no hay escape. Las cuerdas flotan mientras el ritmo se intensifica y el bajo se vuelve cada vez más retorcido, mientras otra línea de bajo se desliza suavemente y los tonos entran desde otra dimensión. Un guiño a Tarkovsky, por supuesto.

“The Alarm”

Has activado la advertencia. Tan simultáneamente liviano como ridículamente pesado, el ritmo vibra y los bajos te envuelven. Cuando los dispositivos de advertencia finalmente te alcancen, ¿a dónde irás? Quizás simplemente se están activando porque hemos encontrado el umbral, la puerta de entrada a una sociedad perdida pero más grandiosa. ¿Seguirá ahí? ¿O solo habrá ruinas? Ahora que sabemos que estamos en el área correcta, encontraremos una forma de entrar. Musicalmente, presenta algunos Moogs flotando uno sobre el otro mientras que el modular crea los drums y el espacio que los rodea, y el Moog 500 Series Delay hace que el latido del obturador entre de la manera perfecta.

“Psychic Downfall”

Cuando todo se vuelve demasiado. Comenzamos a flotar en un mar de campos electromagnéticos. Esta es la primera canción escrita para el formato live de Ectomorph que pasó a convertirse en la fuente desde la cual creció este álbum. Es un experimento con un nuevo secuenciador que controla todo un modular, con los drums moviéndose alrededor de tu cabeza, y el efecto que crea el tono hablante es la razón por la que decidimos no utilizar ninguna forma de sampleo, computadoras o cajas de ritmos en el show en vivo, para que pudieras ver que todo viene del modular. Técnicamente, utiliza un pitch shifting delay basado en una tecnología muy antigua llamada Echophon, con su espacio tonal seleccionado por el joystick de navegación del Planar. El Echophon establece su tiempo de delay en función de los últimos tres toques que recibe, y es alimentado por toques que siempre están a una distancia diferente entre sí, lo que permite que el eco se expanda y se ponga en contacto y suene como si estuviera hablando algo como "trabajo social". Los tonos principales provienen de diferentes osciladores Verbos, el bajo se complementa con dos ecualizadores API 560 que permiten que el kick viva en su propio mundo, mientras que la línea de bajo gruñe y baila alrededor del kick.

“In Dreams”

Para el sonámbulo, el mejor lugar es el espacio que queda entre el despertarse y el soñar. Aquí es exactamente donde vive este tema, en algún lugar entre estar despierto y caer en un estado más profundo de somnolencia donde los sueños se hacen cargo. Mira a tu alrededor, encuentra tus manos, aprende a volar, toma el control de tus sueños, podemos estar en cualquier lugar que queramos, podemos sobrevivir a cualquier cosa con solo nuestra mente. Pensarías que estás solo cuando estás soñando, pero en realidad te has reconectado con una proyección personalizada de la imaginación universal, tócala y permítele que te llene y te guíe a reinos nunca antes vistos. Partes de la música se entrelazan mientras flotan entre mundos. Está dentro de ti, pero debes colaborar con la energía para ver el cuadro completo. Un acercamiento perfecto a la experiencia que comenzó yendo más allá de los seis reinos.

Conéctate con Noisey en Instagram.