Quantcast
ciencia

La ciencia dice que el pop se está volviendo más triste; duh, también nosotros

Un nuevo estudio de 500,000 canciones estrenadas en el Reino Unido entre 1985 y 2015, confirma lo que ya sabías: el pop actual es sad.

Lauren O'Neill

Lauren O'Neill

Image via Pixabay

El pop triste es una de nuestras grandes preocupaciones. No deja de sorprender que un género que es, por definición, el más popular del orbe, pueda expresar sentimientos difíciles con tal franqueza emocional, y todo mientras se mantiene dentro de límites genéricos. Que el pop sea más "triste" se siente como una tendencia que hemos observado a través del surgimiento de artistas como The Weeknd, Charli XCX y la princesa heredera de la tristeza, Lana Del Rey. Ahora la ciencia básicamente ha confirmado esta tendencia.

Un nuevo estudio realizado por investigadores de la Universidad de California en Irvine, y publicado en la revista Royal Society Open Science, confirma que chí: el pop está más triste que tú stalkeando a tu ex. Los investigadores analizaron 500,000 canciones lanzadas en el Reino Unido entre 1985 y 2015, para identificar las tendencias sonoras que han ocurrido a medida que pasa el tiempo. En el abstract de su investigación escriben:

Varias tendencias a lo largo de las décadas fueron descubiertas. Por ejemplo, hay una clara tendencia a la baja en cuanto a "felicidad" y "brillo", así como una ligera tendencia a la alza en cuanto a "tristeza". Además, las canciones cada vez son menos 'masculinas'. Curiosamente, las canciones exitosas exhiben sus propias dinámicas distintivas. En particular, tienden a ser "más felices", más "para la fiesta", menos "relajadas" y más "femeninas" que la mayoría.


También describen su metodología:

Usamos grupos aleatorios para predecir el éxito de las canciones, primero con base en sus características acústicas, y luego agregamos la variable de la 'superestrella' (nos informamos si el artista de la canción había aparecido en las listas de popularidad en un pasado cercano). Esto permitió la cuantificación de cada contribución basándonos en características puramente musicales para medir el éxito de cada tema, y sugirió el impacto que tiene la escala de tiempo de la moda en la música popular.


¡Sí se la compramos oye!

Entre los hallazgos interesantes del estudio, se observa una tendencia a la baja en la popularidad del rock, y confirma que el pop y y los géneros bailables son los géneros más populares. También señala que a pesar de que canciones más "tristes" se lanzan con mayor frecuencia, las canciones "más felices" siguen siendo las más populares. En conversación con la agencia Associated Press, la coautora Natalia L. Komarova dijo: "Parece que, si bien el estado de ánimo general es cada vez menos feliz, la gente quiere olvidarlo todo y bailar".

Es una observación pertinente Natalia, gracias. Y podemos relacionarla con la tristeza como una estética de la cultura de Internet actual (ejemplificada en el tren del mame al que te montas todas las noches a las 3 AM en Twitter, y cuentas como @sosadtoday, que al momento de escribir esto, tiene 655,000 seguidores). Buscamos la música que refleja la época que vivimos y lo que sentimos (ya sea porque nos identificamos o ya sea por catarsis). Y sí está todo bien triste por aquí en estos tiempos, por lo que es lógico que nuestra música pop sea cada vez más sombría. Gracias ciencia.

Este artículo apareció originalmente en Noisey US.