Lee la devastadora carta que escribió Brian Johnson de AC/DC, sobre su retiro de los escenarios

"Los doctores me dejaron claro a mí y a mis compañeros que no tengo otra opción más que dejar los shows en vivo por ahora y durante el mayor tiempo posible".

|
19 abril 2016, 4:10pm


Brian Johnson en Coachella 2015 / Foto por Frank Thomas

Todavía recuerdo la primera vez que escuché “Rock ‘N’ Roll Ain’t Noise Pollution”. Fue justo después de que cumplí 11 años. Mi tío cuenta que pasó más de hora y media parado en la tienda de discos con Back in Black en una mano y The Queen Is Dead en la otra, no podía decidirse cuál de los dos álbums necesitaba más como adolescente. Catorce años después, todavía odio a Morrissey.

Black in Black fue el primer disco que escuché y no me importó una mierda. Era pesado y desagradable y además servía para divertirse. Al final, justo al final, después de todas las maldiciones y gritos, estaba “Rock ‘N’ Roll Ain’t Noise Pollution”. Durante el track hay unos segundos en donde, sobre la guitarra rebelde, se escucha el encendedor antes de que Brian Johnson inhale, exhale y empiece hablar. Es como si estuviera aventando el humo justo en tu cada. "Ok... EY THERE ALL YOU MIDDLEMEN..." podría haber sido el intro. Tal vez lo es.

AC/DC fueron imortales para mí. Eran importales igual que cualquier banda de esa era, hecha a base de piedra y saliva, incapaces de envejecer. Es un daño particularmente disruptivo a nivel psicológico darse cuenta que cualquier rockstar de esa generación realmente no tiene ningún tipo de permanencia inmortal.

Brian Johnson publicó una carta hoy para los fans de AC/DC, en respuesta a los cambios de fechas en la gira y el anuncio de que Axl Rose será quien lo cubra durante la gira. En la carta Brian explica que no puede seguir con los shows en vivo por el riesgo que corre de perder el oído para siempre. Lo intentó durante el tiempo que pudo, pero no está en su mejor momento. "He tenido dificultad en escuchar las guitarras sobre el escenario", escribe, " y como no podía escuchar a los demás de manera clara, tenía miedo que la calidad de mi actuación se viera comprometida".

En la carta, Johnson habla de lo mucho que le gustaría seguir tocando, y la gravedad de las consecuencias si sigue haciéndolo, así como también aclaró que no tiene la mínima intención de retirarse por el momento. Los doctores dicen que aún puede grabar en el estudio, y dice que lo hará. Pero por ahora, los fans tendrán que lidiar con Axl pinche Rose durante los próximos shows de AC/DC.

“Rock ‘N’ Roll Ain’t Noise Pollution” es sobre tocar en niveles altos y no preocuparse por las consecuencias. La mayoría de los adultos hablan de las consecuencias que han sufrido AC/DC por alardear al respecto, pero eso no se supone que sea parte de la narrativa.

Lee la carta completa aquí abajo:

Como muchos de los fans de AC/DC sabrán, los shows que quedan de AC/DC Rock o Bust World Tour, incluyendo los 10 show que fueron post puestos en Estados Unidos, están siendo reprogramados con un vocalista invitado. Quiero explicar personalmente las razones porque no creo que los comunicados de prensa sirvan para aclarar todo lo que queremos decirle a nuestros fans, o la forma en como yo debería ser representado.

El siete de marzo, después de una serie de pruebas hechas por especialistas en el área de perdida auditiva me advirtieron que, si seguía presentándome en venues grandes, corría el riesgo de quedar completamente sordo. Mientras estaba horrorizado por las noticias que acababan de darme, me hice consciente de que la perdida parcial de mis oídos había estado interfiriendo con mi desempeño sobre el escenario.

Me era difícil escuchar las guitarras sobre el escenario y como no me era posible escuchar a los músicos de manera clara, comencé a temer que la calidad de mi actuación se viera comprometida. Con toda honestidad, esto es algo que no puedo permitir conscientemente. Nuestros fans merecen el mejor nivel, y si por cualquier razón no puedo ofrecerles eso durante un show prefiero no decepcionar a nuestros fans o al resto de los miembros de AC/DC. No soy un desertor y me gustaría terminar lo que empecé, sin embargo, los doctores me dejaron claro a mí y a mis compañeros que no tengo otra opción más que dejar los shows en vivo por ahora y durante el mayor tiempo posible. Ese fue el día más oscuro de mi vida profesional.

Desde ese día, he tenido varias consultas con mis dotores y parece que, por lo menos durante el futuro cercano, no seré capaz de dar espetáculos en venues como arenas o estadios, donde el sonido eleva los niveles de mi tolerancia actual, y corro el riesgo potencial de quedar completamente sordo. Traté de dar lo mejor que pude a pesar del dolor y escuchar mucho menos, pero ahora se ha convertido en algo bastante difícil de sorportar y demasiado que arriesgar.

Personalmente, estoy mucho más devastado por esta situación de lo que cualquiera podría imaginar. La experiencia emocional por la que estoy pasando ahora es peor que cualquiera que haya sentido antes. Ser parte de AC/DC, grabar discos y cantar para millones de fans durante los últimos 36 años ha sido el trabajo de mi vida. No puedo imaginar el futuro sin ser parte de eso, pero por ahora no tengo otra opción. Lo que es certero es que, aunque no podré hacerlo en persona, estaré en espíritu con AC/DC durante cada concierto.

Y lo más importante, me siento terrible por haber decepcionado a los fans que compraron boletos para los shows que fueron cancelados y que firmemente me han apoyado a mí y a AC/DC. No hay palabras suficientes para expresar la profunda gratitud que siento por las recientes palabras de aliento y buenos deseos hacia mi persona, si no también por los años de fiel apoyo a AC/DC. También doy las gracias a Angus y Cliff por su apoyo.

Finalmente, quiero asegurarles a mis fans que no me estoy retirando. Los doctores me han dicho que puedo seguir grabando en estudio y pretendo hacerlo. Por el momento, voy a enfocarme por completo en el tratamiento médico para mejorar mi audición. Espero que con el tiempo pueda mejorar y pueda regresar a dar conciertos en vivo. A pesar de que el futuro es incierto, mi actitud es optimista. El tiempo lo dirá.

Otra vez, mi más sinceros deseos y agradecimentos a todos los que lo entienden y nos han apoyado.

Con amor,
Brian