Conmoción en el rock argentino: Buscan a Pity Álvarez por homicidio

El líder de Viejas Locas está acusado de tirotear a un vecino. El hecho ocurrió en la madrugada del miércoles. Hay testigos lo comprometen y un juez ordenó su captura.

|
12 julio 2018, 8:48pm

Al momento de escribir este artículo, el músico Cristian “Pity” Álvarez, líder de la icónica banda del rock barrial argentino Viejas Locas, permanece prófugo acusado de matar a un conocido de su barrio en Villa Lugano, en el sur de la Ciudad de Buenos Aires.

El hecho ocurrió cerca de la 1 del miércoles cuando, según fuentes policiales, Pity le disparó a Cristian Díaz, un hombre que solía visitar a su hija en los monoblocks del mencionado barrio porteño, y se fugó en un vehículo por la Autopista Dellepiane. Un testigo confirmó esta versión ante el juez Martín Yadarola y el funcionario, a cargo del Juzgado de Instrucción N°4 de Buenos Aires, ordenó la captura de Álvarez.

Hasta el momento no están claros los motivos de la agresión y aunque al principio circuló que el músico discutió con la víctima porque ésta se negó a venderle droga, la ex esposa del hombre baleado aclaró que Díaz sólo conocía a Piity de verse casualmente en el barrio y aseguró que no era dealer.

En una entrevista varias horas después del crimen, el abogado de Álvarez, Sebastián Queijeiro, contó que el músico “no tiene tenencia ni portación [legales] de armas”; reconoció que “no está 11 puntos” con respecto a sus adicciones y negó haberse comunicado con él.

“Todo lo que sé lo sé por los medios", aseguró el patrocinador legal. "Él tiene, producto de una drogadicción muy fuerte que tuvo durante mucho tiempo, una lesión pero eso lo dirá mejor un médico o un psicólogo. No está 11 puntos, pero canta, hace poco hizo una canción nueva, ensaya y tiene una vida normal”, expuso Queijeiro, quien dijo haber hablado con Pity por última vez en abril, después de que uno de sus shows terminará con incidentes.

Vida y música arruinadas por las adicciones

El Pity Álvarez escribió parte de la banda sonora de quienes adolecimos durante los 2000 con el rock argentino como espacio de pertenencia. El grupo que lideró en 1989 y 2000, Viejas Locas, fue un ícono de la cultura rollinga de finales de los 90 y la nave de muchos jóvenes de los barrios populares argentinos que encontraban en las letras y su impronta una voz propia. De su discografía se desprenden algunos hits del cancionero popular argentino de esa era, como el que visitamos hace poco en el post al lado.

Tras la disolución de Viejas Locas, Álvarez formó Intoxicados y revalidó su fibra de artista popular: algo más volcado a la canción, a las influencias negras y más tarde a la psicodelia, Intoxicados mostró la versión más completa del Pity como letrista y músico, amplificó su alcance y su reconocimiento, y lo mostró en duetos con artistas como Andrés Calamaro.

Lamentablemente, con ese crecimiento también comenzaron a aparecer “episodios confusos” que se terminaron de concatenar para exponer una hoy conocida adicción al crack, los barbitúricos y la cocaína. Algunas figuras consagradas del rock argentino intentaron colaborar de distintas maneras con él, como cuando Fito Páez lo invitó a cantar “Cable a Tierra”.

También Spinetta supo mostrarle su aprecio durante esos años de exposición fuerte y llegó a pedirle un autógrafo en público, según cuenta el propio Álvarez a continuación.

Otros que se mostraron afectuosos con el cantante fueron los Virus, que lo invitaron a participar de la grabación de su DVD en vivo durante sus shows de 2006 en el Teatro Coliseo.

A su vez, Charly García lo invitó en 2014 a su recital de cierre en el Cosquín Rock y lo definió como “una de las caras del diamante del rock nacional”.

A pesar de recurrentes internaciones en clínicas de rehabilitación y psiquiátricas, Pity no logró superar sus adicciones y en los últimos años era más conocido por sus escándalos que por su música. Desde violencia de género hasta disparos al aire y choques. En escándalo también terminó su último show, cuando en abril pasado llegó 8 horas tarde a presentarse en San Miguel de Tucumán y el concierto se interrumpió por incidentes y el incendio de parte de la estructura sonora y el escenario.

Conéctate con Noisey en Instagram.