Turning Jewels Into Water: El nuevo dúo de bass vudú que sacudirá tus neuronas

Este acto de percusiones está enfocado en los ritmos negros actuales y el mundo post-digital.

|
ago. 21 2018, 3:53pm

Foto: Ed Marshall, vía

En las últimas décadas hemos visto una larga avanzada de bajos proliferar en la electrónica. Desde el IDM ––esa etiqueta de intelligent dance music que refiere a la propuesta sofisticada de fines de los 90––, hasta los ritmos regionales recontextualizados en las pistas de baile, y el dubstep. El bass se ha ganado su lugar en el anaquel de la producción electrónica.

Se dice que estos géneros han vivido su apogeo de una forma dramáticamente rápida y efímera, a comparación de géneros como el jazz, donde este ciclo pudo durar 5 décadas. En el bass quizá lo hemos visto a lo largo de un lustro. La oferta es grande, pero ¿qué más podría ofrecer la música de bajos?

Turning Jewels Into Water es la apuesta de Ravish Momin, quien tras años de búsqueda incesante desde un contexto sincopado, se encontró con Val Jeanty en una residencia el año pasado, misma que desembocó en una dinámica espontánea y especial para crear y producir música en vivo.

Y así como Ravish Momin ha hecho carrera en la música hindú y en el jazz, Val Jeanty (o Val Inc) tiene una trayectoria de al menos 20 años en la ingeniería de sonido, la experimentación, los ritmos percusivos, y presentando performances en los museos más prestigiosos de Nueva York.

Juntos, como Turning Jewels Into Water, crean un microcosmos que le da una bocanada de frescura a los ritmos negros que permean la electrónica actual y el universo post-digital.

Ravish Momin y Val Jeanty nos platicaron de su surgimiento como dúo, algunos futuros planes y hasta nos dieron una pequeña lista de remixers que estarán en su disco de larga duración, tras haber debutado con el EP Which Way is Home? Checa lo que nos dijeron abajo.

NOISEY: ¿Cómo se formó y empezó Turning Jewels Into Water? ¿Es cierto que hubo un evento particular que llevó a la creación del dúo?
Ravish Momin: Este nuevo proyecto con Val Jeanty, compositora, percusionista y tornamesista, surgió gracias a su participación en una sesión de improvisación en el estudio de Pioneer Works en Brooklyn, Nueva York. Estuve haciendo una residencia artística ahí en septiembre del 2017 y había invitado a varios artistas con distintas influencias dentro de lo experimental, la electrónica, el jazz y world music. Algunas colaboraciones fueron exitosas y otras no tanto.

Sin embargo, el jam con Val fue un hit inmediato. Ambos habíamos estado explorando por separado el combinar instrumentos acústicos con electrónicos, y por lo tanto la unión fue muy natural.

Val, sabemos que eres una tornamesista experimentada y también ingeniera sonora. Podrías contarnos un poco de tu origen, de cómo ha influido vivir en Nueva York y de tus proyectos previos.
Val Jeanty: Nací y crecí en Haití. Soy nieta de un sacerdote vudú. Occide Jeanty es mi tío abuelo, por lo que integrar nuestra cultura en el presente, desde lo tradicional hasta lo electrónico, está en mi sangre.

Vivir en Nueva York ha abierto mis ojos y oídos al mundo digital. Algunos de mis proyectos pasados son colaboraciones con diversos artistas: Geri Allen, Katalog One, Dancing The Divine, Terri Lyne Carrington, el trío de Kris Davis y también fui ingeniera de audio de importantes personajes del jazz como Wadada Leo Smith, así como de Anthony Braxton.

Hubo algo de búsqueda para disolver las líneas entre el jazz y dar el paso hacia algo más electrónico. ¿Podrías contarnos un poco de ese proceso? ¿Ha sido satisfactorio a nivel personal?
Ravish Momin: Siendo sinceros, fue un cambio muy orgánico. Le puse mucha energía y trabajo a mi proyecto más jazzy, Tarana, a lo largo de los últimos 14 años y se sentía como un esfuerzo lograr que los promotores llamaran a un proyecto de jazz electrónico. Me sentía simplemente exhausto.

Ahora entiendo que estaba confundiendo a las personas, ya que no sabían que partes eran en vivo, cuales eran sampleadas o repetidas en loop. Además de que aún hay algo de resistencia en el jazz con respecto a los beats electrónicos.

Con Turning Jewels Into Water, todo el proceso fue transparente y como ambos estábamos trabajando con electrónica en su gran mayoría, ese fue un factor que me hizo tocar de forma diferente.

Así que sí, ha sido satisfactorio el hecho de seguir creciendo como artista y progresar con respecto a las experiencias musicales del pasado.

El concepto del proyecto parece ser un gran híbrido musical y cultural. Se perciben influencias desde el afrosoul hasta los sonidos cósmicos y la música electrónica. ¿Consideran que es resultado del contexto actual o algo que pueda impactarlo?
Ravish Momin: El estilo de Val proviene de la religión vudú como una recreación de ritmos antiguos y pulsos haitianos mediante beats digitales; mientras que yo también he desarrollado un enfoque electroacústico inspirado por mis raíces hindúes. Juntos, exploramos las capacidades de las nuevas tecnologías para crear una mezcla entre múltiples instrumentos tanto electrónicos como acústicos.

Este proyecto parece tocar temas distópicos y alquímicos. ¿El nombre Turning Jewels Into Water es alusivo al estado del mundo? ¿Podría convertirse el agua en el nuevo oro?
Ravish Momin: El nombre de la banda surge de la idea de que en el futuro próximo, el agua potable se volverá una comodidad y un lujo por los impactos del cambio climático.

Sí, el agua será el nuevo oro. Ya está sucediendo, pues muchos lugares tienen sequías y carencias de agua; el control por los abastecimientos de agua podría ser un negocio serio y mortal.

¿Cómo te sientes respecto a este primer EP y el ser un nuevo acto? ¿Crees que se puedan seguir empujando fronteras hablando musicalmente?
Ravish Momin: Estoy muy emocionado respecto a este primer EP, que también es mi primer lanzamiento en vinilo.

La música es fuerte y se mantiene apegada de manera muy real a la idea de algo “antiguo para el futuro”. Hemos tenido la bendición de obtener la atención de promotores en Estados Unidos y Europa, lo que nos llevó a tener una gira exitosa por 3 semanas en países como Croacia, Suiza, Eslovenia, la República Checa, Eslovaquia e Italia en mayo.

A la vez, mis grabaciones a lo largo de los últimos 15 años han sido muy variadas: me aburro si me quedo haciendo lo mismo, así que sin duda la idea es seguir buscando nuevas inspiraciones musicales así como no temer a la experimentación con nuevas tecnologías que puedan evolucionar nuestro sonido.


Sabemos que ya trabajan en un nuevo álbum de larga duración. ¿Podrían contarnos un poco respecto a esta nueva música?
Ravish Momin: ¡La información viaja rápido! Tras estar girando, Val y yo tenemos una comprensión más profunda de nuestros respectivos estilos y hemos creado piezas con más capas así como matices.

Yo he plasmado mis inspiraciones sobre la nueva música de forma orgánica, mismas que van desde DJ Lag, Nidia Minaj, Andy Stott, Nihiloxica e Ivy Lab. Además tenemos tracks influídos por el G’com y el kuduro, así como también se escucharán pistas de la música folklórica húngara y rajasthani, el dancehall y más.

También tendremos la fortuna de contar con increíbles remixes de Slikback (Kampala), Nueve Vidas (Ciudad de México), PlayPlay (Nueva York) y Basitengoat (de Oakland), cubriendo un espectro amplio de la música electrónica.

¿Vendrán a México en el futuro próximo?
Ravish Momin: ¡Definitivamente! Hemos visitado con proyectos previos y ahora viene el tiempo de compartir estos nuevos sonidos con el público mexicano, que en general me parece muy abierto y perceptivo, por lo que planeamos hacer una gira a principios de 2019.

Conéctate con Turning Jewels Into Water en Facebook.