¿En verdad necesitamos un tour del holograma de Amy Winehouse?

Aparentemente se está haciendo toda la gestión para que suceda en 2019 y sería un show con banda en vivo.

|
oct. 12 2018, 3:35pm

Image via

Este artículo apareció originalmente en Noisey UK.

Mucha gente no quiere pensar en su propia muerte. Si lo hacen, no es en ninguna medida de manera real. Nos imaginamos flotando y asustando personas que nos hicieron daño, pero ¿eso es todo? Es difícil entender qué sucede cuando no vives más en esa celda de carne que atrapa tu alma (o en lo que sea que creas). Es igual de difícil imaginar cómo la gente celebrará tu existencia cuando ya no estés aquí.

Todo lo anterior es para decir que habrá un tour de Amy Winehouse en 2019. Pero como ya no está entre nosotros (murió de intoxicación etílica siete años atrás, en 2011), su imagen será recreada por un holograma, con una banda en vivo acompañando la voz de sus canciones grabadas. Según su padre, Mitch Winehouse, que habló para Reuters, todo lo que provenga del concierto beneficiará la Fundación Amy Winehouse.

“Los fans han pedido a gritos algo nuevo de Amy, pero realmente no hay nada nuevo”, explicó en las declaraciones. “Creemos que esta puede ser una increíble manera para Amy de acercarse de nuevo a sus fans a través de un holograma, y también recoger fondos para nuestra fundación”.

Es obvio que para los fans es muy bueno acercarse y celebrar la música de su ídolo después de su muerte. También es muy bueno recibir dinero que irá a la caridad, en este caso, en aras de prevenir los efectos del mal uso de drogas y alcohol en la gente joven (ambas cosas: ¡son muy buenas!).

Sin embargo, sus seguidores no han recibido bien el concierto y se han pronunciado en Twitter:

Además, hay algo extraño acerca de hacer eso con un holograma, ¿no? Una de las mejores cosas de estar vivo es: a) la habilidad de tomar decisiones acerca de tu existencia, b) la idea de que eres un ser sintiente que se puede conectar con otros. La idea de volver la imagen de alguien un holograma ––que no puede hacer nada de lo anterior–– se siente como un hueco.

Es más, ¿el punto y el sentido del show en vivo no es tener esa conexión inexplicablemente real con el artista del cual amas sus canciones? Ver un holograma es casi lo mismo que morder algo parecido a una pizza que tiene queso derretido, salsa deliciosa de tomate y pepperoni en su punto, pero que en verdad es una cartulina perfectamente pintada. Lo que cuenta es la idea de que es pizza, ¿no?

Quizá estoy siendo sobre-sentimental aferrándome al presente y evitando el futuro que probablemente no es tan profundo. Quizá no.

Puedes seguir a Daisy en Twitter .